Quinta de los Molinos, el Jardín Histórico de la calle Alcalá

En Madrid hay muchos lugares mágicos, y en la castiza calle Alcalá podemos encontrar uno de los parques más románticos de la capital, la Quinta de los Molinos. Además, si la visitas entre febrero y marzo disfrutarás de un bello espectáculo natural, la floración de los más de 1.500 almendros que hay en su interior. ¿Te vienes?

Quinta de los Molinos, el Jardín Histórico de la calle Alcalá

Madrid parece todo asfalto, pero en realidad es la tercera ciudad de España con más zonas verdes por habitante 😜. Además es la ciudad con mayor superficie total de parques del país. Entre estas numerosas zonas verdes, algunas destacan por su historia, su riqueza botánica o su belleza estética y por eso son declaradas Jardines Históricos. Esta categoría de Bien de Interés Cultural surgió no sólo para protegerlos y preservarlos, sino para mostrarlos al público.

floración del almendro

Pinceladas de historia de la Quinta de los Molinos

Fundada en el s. XIII, Canillejas era uno de las poblaciones más antiguas de la región de Madrid. En el s. XVI Felipe II estableció de forma permanente la corte en Madrid, y algunos nobles y miembros de la alta burguesía se establecieron en fincas rústicas en los alrededores de la ciudad. Poco a poco, estas «Quintas» fueron perdiendo su carácter agrícola para adquirir un carácter más lúdico y de recreo.

La creación de la Quinta de los Molinos

A principios del s. XX el Conde de Torre Arias encargó al arquitecto valenciano César Cort Botí la construcción de un palacete en Madrid. En pago, le entregó una pequeña finca que poseía en Canillejas. César Cort adquirió varias parcelas colindantes y diseño la actual Quinta con reminiscencias de su mediterráneo natal. En ella aplicó muchas de sus teorías sobre el urbanismo y la relación campo-ciudad. Por ese motivo la zona norte tiene un carácter urbano mientras que en la mitad sur se la dotó de un carácter agrícola. En esta última zona plantó distintas variedades de almendros, protegidos por frondosas, que son especies de hoja ancha y coníferas, con hojas en forma de escama o aguja.

Almendros en flor en la Quinta de la Calle Alcalá

Durante la creación de la Quinta de los Molinos, se descubrieron varios pozos y manantiales. Ese agua se utilizó para el riego y para el suministro de albercas y fuentes ornamentales. Para extraer el agua del subsuelo se instalaron molinos de viento, que dieron nombre a la finca.

La Quinta de los Molinos como parque público

Canillejas pasó a formar parte de Madrid a mediados del s. XX. En 1978 falleció César Cort y la Quinta de los Molinos queda semiabandonada. Pocos años después, sus herederos ceden a la ciudad 25 hectáreas, construyéndose en las casi 4 hectáreas restantes viviendas de lujo. El Ayuntamiento rehabilitó la Quinta y la abrió como parque público para disfrute de madrileños y visitantes. Entre los Jardines Históricos de Madrid hay otras Quintas además de la de Los Molinos, cómo la Quinta de Torre Arrias, la Quinta de Fuente del Berro o la Quinta de Vista Alegre.

Jardín Histórico de la Quinta de Vista Alegre

Quinta de Vista Alegre

La última actuación del Ayuntamiento consistió en la creación del Espacio Abierto Quinta de los Molinos, un centro cultural para jóvenes de todas las edades. Actualmente, también se está rehabilitando la llamada Casa del Reloj, que nunca fue abierta al público.

El Parque Quinta de los Molinos en la actualidad

Descubrir el parque y sus edificios no te llevará más de una mañana. Por supuesto, si quieres relajarte y descansar seguro que te tomará bastante más tiempo. El Camino de Trancos separa la parte agrícola de la parte más urbana de la finca. Si sigues este sendero es evidente como poco a poco nos vamos adentrando en un área diferente, con veredas sinuosas y escondidas con ciertos tintes románticos. Para orientarte en la visita te dejamos este mapa de la Quinta de los Molinos.

La zona agrícola

Esta es el área más grande de toda la finca. Destaca sobre todo por los almendros, un cultivo típicamente mediterráneo importado por César Cort. Con las almendras en Alicante y Valencia se producían dulces, y en Baleares sobre todo aceite. Por su acogida, a principios del s. XX en las pequeñas explotaciones agrícolas la almendra asumió el papel comercial que anteriormente tenía la viña. La Quinta de los Molinos además de tener la mayor extensión de almendros de todos los parques de Madrid, también tiene zonas con olivos e higueras.

zona agrícola de la Quinta de los Molinos

En la entrada a la zona agrícola por la Calle Alcalá hay una zona de mayores, y a medio camino hacia la zona urbana de la finca hay un circuito saludable para jóvenes y adultos.

Los Jardines de la Quinta de los Molinos

En la parte urbana se crearon jardines de estilo inglés y francés, pero adaptados al racionalismo y la funcionalidad de principios del s. XX. Pasear por la finca es maravilloso, pero nos queda la sensación de que el cuidado de la vegetación no es todo lo bueno que cabría esperar. Desconocemos si se debe a la falta de medios o a la excesiva afluencia de público.

Las Cuevas

En los jardines de la Quinta de los Molinos se encuentran dos cuevas, una en el lateral norte y otra en el lateral oeste. Estas pequeñas grutas de carácter tardo-romántico eran muy habituales en los jardines de tipo inglés, que se implantaron en España de forma tardía.

cueva lateral oeste de la Quinta de los Molinos

La Rosaleda

Está situada junto al Palacio principal de la Quinta. Consta de varios parterres de estilo francés dispuestos en cuadrícula y varios arcos con enredaderas. Los canalillos del suelo desembocan en láminas de agua tipo árabe.

Los Edificios de la Quinta de los Molinos

El estanque

Este lago circular cuenta con un embarcadero y en el centro tiene una pequeña fuente. En su entorno, el agua es la protagonista, existiendo también dos albercas llenas de agua y una fuente.

Estanque

Invernadero

Aunque esta zona ya no se usa, los invernaderos de madera y cristal han sido restaurados. Destacan sobre todo los coloridos parterres y la columna jónica de piedra entre los mismos. Se cree que este resto arqueológico puede ser del s. XVI y en su día formaba parte de un muro pues sólo conserva dos de sus cuatro esquinas.

Los Molinos

En la finca hay dos molinos que le dan su nombre a la Quinta, el Molino de la Casa del Reloj y el Molino de la Rosaleda de Palacio. Al lado de este último hay una especie de cenador que en realidad es un depósito de presión para suministrar agua a las casas de la Quinta de los Molinos. Por cierto, estos artefactos conocidos por su forma y uso cómo «molinos de granja» en realidad son bombas de agua eólicas, puesto que no muelen nada 😜. Los molinos de granja se desarrollaron en Estados Unidos a finales del s. XIX y eran utilizados a pequeña escala para abastecer de agua potable a pequeñas comunidades.

Molino de la Rosaleda de Palacio

Antiguamente la Quinta de los Molinos se regaba con el agua dos pozos y de dos pequeños arroyuelos. Además de los molinos, se construyó una compleja red de canalizaciones para nutrir de agua a toda la finca.

Obviamente, hoy día los molinos de la Quinta de los Molinos están en desuso, y el parque se riega por goteo o con aspersores con agua del Canal de Isabel II.

Casa del Reloj

Esta edificación era la residencia de verano de la familia Cort y en los últimos años del arquitecto se transformó en su residencia habitual. Esto fue debido a que sufrió una aparatosa caída por las escaleras del Palacio. La Casa del Reloj destaca por su color rojo y por el reloj de la torre central que le da nombre. Después de algún tiempo de reformas, la Casa del Reloj abrirá pronto al público por primera vez transformada en un centro cultural para el estudio y formación del patrimonio.

Pista de tenis

En los años 20 del siglo pasado el tenis estaba de moda, sobre todo debido a los éxitos deportivos de la escritora y periodista Lilí Álvarez. Además, en 1920 se produjo la primera participación española en un Grand Slam y al año siguiente un español estuvo a punto de disputar la final de Wimbledon.

Entre las clases acomodadas era habitual practicar este deporte, aunque con el tiempo se fue democratizando. En la Quinta de los Molinos hay una gran pista de tenis ovalada con gradas. Los vestuarios se encuentran al fondo y hoy día en lugar de eventos deportivos es normal encontrar a familias disfrutando de la tranquilidad de este lugar.

Pista de tenis

Casa Palacio

Cesar Cort construyó este original palacete en estilo racionalista. Destaca por su ausencia de ornamentación unida al cuidado de los detalles. Tiene tres plantas y la torre central está conformada por cubos dispuestos de forma piramidal.

Espacio Abierto Quinta de los Molinos

En 2018 el Ayuntamiento decidió convertir el Palacete de La Quinta de Los Molinos en un espacio cultural diseñado para la juventud madrileña. Las distintas actividades que se realizan están orientadas a un público de 0 a 16 años y buscan potenciar la creatividad de la juventud. Además, hay un coqueto café-jardín en el patio central de la casa dónde relajarse y disfrutar. El personal de la cafetería son alumnos de la escuela de hostelería Quinta Cocina para jóvenes en situación de vulnerabilidad.

café jardín Espacio Abierto Quinta de los Molinos

Otros servicios de Espacio Abierto Quinta de los Molinos

Junto con la cafetería, está la Urbanoteca, un enorme espacio para que los niños de 0 a 12 años puedan disfrutar del juego libre y espontáneo. Ubicada en las antiguas cocheras del Palacete, actualmente en esta zona se hacen turnos de 50 minutos y luego se ventila y desinfecta.

Los más mayores, entre 13 y 18 años, pueden disfrutar del espacio #Playquinta, dónde además de juegos y actividades espontáneas  también hay propuestas artísticas y actividades programadas elegidas entre las sugerencias de los jóvenes. Por su parte, el Auditorio es un espacio escénico dónde tiene cabida el cine, el teatro, la danza y la música. Por último, el centro dispone de otras tres salas que albergan talleres enfocados a temáticas o edades concretas.

Urbanoteca Espacio Abierto Quinta de los Molinos

La Urbanoteca está instalada en las antiguas cocheras del Palacio

Puedes consultar toda la programación del Espacio Abierto Quinta de los Molinos por fechas, edades y por categoría en el siguiente enlace.

Horario del Espacio Abierto Quinta de los Molinos

El centro abre de miércoles a domingos de 10 a 20 horas. No abre ningún festivo.

Los Almendros en Flor de la Quinta de los Molinos

Si hay algo por lo que es famoso este Jardín Histórico es por sus almendros en flor. Puedes encontrar estos árboles por toda la Quinta, aunque la mayoría de visitantes se concentran en los situados junto a la entrada secundaria de la calle Alcalá y los de la calle Miami. La mejor fecha para disfrutarlos es durante su floración, alrededor de los meses de febrero y marzo. Por su temprana floración, se dice que el almendro es el árbol que anuncia la primavera.

Los Almendros en Flor de la Quinta de los Molinos

Con todo, el árbol más numeroso en la finca es el pino, de los que encontrarás varias especies. Respecto a las flores, destacan sobre todo las rosas y las lilas. En 2021 la borrasca Filomena causó bastantes daños en la Quinta de los Molinos, y decenas de almendros tuvieron que ser replantados.

Consejos prácticos para visitar la Quinta de los Molinos

La Quinta abre todos los días de 6:30 a 22:00. La visita es gratuita y además de visitarla durante la floración del almendro, es recomendable visitarla en primavera. Todo el recinto se encuentra cerrado y cuenta con cinco puertas. Además de los accesos por la Calle Juan Ignacio Luca de Tena, por la Avda. 25 de Septiembre y por la Calle Miami, en la Calle Alcalá se abren dos entradas. El acceso principal se encuentra en la Calle Alcalá 527. Esta entrada se reformó después de la Guerra Civil con la construcción de la vivienda de los guardeses de la finca a ambos lados de la misma.

Metro Suances y acceso principal por la Calle Alcalá

En metro la parada Suances de la Línea 5 deja justo en la entrada principal. En autobús puedes llegar a la Quinta de los Molinos en las líneas 77, 104, 105, 114 y 146.

Antes de visitar la Quinta es aconsejable comprobar si hay alguna zona cerrada temporalmente en aplicación del protocolo de alerta por condiciones meteorológicas del Ayuntamiento de Madrid. Los avisos los dan a través de su cuenta oficial de Twitter @MADRID.

Ya sabes todo lo necesario para visitar la Quinta de los Molinos, sus almendros en flor y el Espacio Abierto Quinta de los Molinos. Y tú ¿a qué estás esperando para conocerlos? ¡¡Hasta pronto!!

mapaymochila con almendros en flor

Organiza tu viaje a Madrid

✈️ Reserva tu vuelo 

🛌 Reserva tu alojamiento en Madrid

🛡️ Viaja tranquilo con un seguro de viaje con cobertura COVID-19

🎭 Reserva un tour gratuito de hora y media por la Quinta

Los enlaces anteriores son enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas un alojamiento, actividad, seguro de viaje o vehículo siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

2 comentarios

  • Ester

    La verdad que es un paisaje precioso. Nos encantan las zonas rurales y somos partidarios de las escapadas a sitios así. Aunque también es cierto que nos gusta más hacer deporte, como barranquismo, en las escapadas que hacemos.
    ¡Nos apuntamos el lugar y recomendaciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.