País Cátaro: Un poquito de historia

¿Quienes eran los Cátaros?

El catarismo es un movimiento religioso que se propagó durante el s. X por el Occidente de Europa, logrando su mayor expansión en el s. XII antre los habitantes del Midi (Mediodía) francés, especialmente en la zona de Languedoc, gracias a la protección de algunos señores feudales, vasallos de la Corona de Aragón.

Cataros_bandera_Midi

Bandera de la región de Mediodía-Pirineos, con la cruz cátara (también llamada cruz occitana o cruz de Languedoc)

Los cátaros afirmaban que existía una dualidad creadora (Dios y Satanás) y rechazaban el mundo material, que consideraban fruto de la obra demoníaca.

La Cruzada contra la herejía cátara

La Iglesia Católica les declaró herejes, y tras una tentativa misionera por parte de Santo Domingo de Guzmán, el papa Inocencio III solicitó el apoyo de la corona de Francia, para lograr su erradicación mediante la cruzada albigense (1209-1244).

Cataros_cruzada_albigiense

A la izquierda, el Papa Inocencio III excomulgando a los albigenses, a la derecha, masacre de albigenses durante la cruzada

Cataros_batalla_de_muret


La batalla de Muret (1.213): Ilustración de “Grandes Chroniques de France”

La Cruzada albigense (nombre derivado de la ciudad francesa de Albi) se desarrolló en varias fases, iniciándose con el enfrentamiento entre los ejércitos de los súbditos del rey Felipe Augusto de Francia con las fuerzas de los condes de Tolosa y sus vasallos. Este hecho provocó la intervención de la Corona de Aragón. Esta primera fase culminó en la Batalla de Muret, que terminó con la victoria de los cruzados al mando de Simon de Monfort.

Durante la segunda fase, en la que inicialmente los tolosanos alcanzaron ciertos éxitos, la intervención de Luis VIII (apodado El León) provocó la sumisión del Condado certificada por el Tratado de París.

En la fase final, las operaciones militares y las actividades de la recién creada Inquisición suprimieron los focos de resistencia cátara, que, desprovistos de sus apoyos políticos, terminaron por ser reducidos, considerándose que su derrota definitiva se produjo con la caída del Castillo de Queribús en 1.255.

Painting. Expulsion of the Cathars

Cátaros siendo expulsados de Carcasona, en 1209.

El País Cátaro y los Castillos Cátaros

Pais Cataro

Castillos cátaros, País Cátaro, etc. son términos puramente turísticos, pues no tiene base histórica. No existió un País Cátaro, ni los monumentos que se ven fueron construidos por cátaros (la mayoría o ya existían o fueron reconstruidos tras ser destruidos por los cruzados). El concepto se usa para agrupar de forma arbitraria ciertos monumentos históricos que poseen alguna relación con el catarismo y crear una ruta similar a la “Ruta del Cid” en España.

Escudo Cataro

En Languedoc, los únicos auténticos “castillos cátaros” fueron los núcleos fortificados (castrum): Laurac, Fanjeaux, Mas-Saintes-Puelles, etc. Otros lugares, como Lastours, Montségur, Termes o Puilaurens fueron arrasados y reconstruidos por los vencedores como ciudadelas reales. Los únicos castillos que podrían ser candidatos al calificativo de «cátaros» son pequeños castillos totalmente desconocidos y cuyos vestigios están al margen de las rutas turísticas.

Las Ciudadelas Reales

Tras el fracaso del intento de reconquista de Carcasona por Ramón Trencavel II en 1240, esta fue considerablemente reforzada por el poder real francés, que erige ciudadelas para vigilar y proteger la frontera con la Corona de Aragón. En esta época los castillos de Aguilar, Peyrepertuse, Puilaurens, Queribús y Termes, conformaban un poderoso centro logístico y se denominaron los cinco hijos de Carcasona.los cinco hijos de Carcassonne

Además, se dispusieron otros castillos dispersos sobre la zona fronteriza ocupando las líneas de cresta que ya habían sido ocupadas por los cátaros por su situación estratégica.

El abandono de las Ciudadelas

El Tratádo de los Pirineos (1659) modifica las fronteras al ceder a Francia el Condado del Rosellón. Así, la frontera retrocede hacia la línea de cresta de los Pirineos, la frontera actual, perdiendo las distintas fortalezas su importancia estratégica. Algunas conservaron una minúscula guarnición, pero la mayoría cayeron lentamente en el olvido, convirtiéndose en refugio de pastores o en guaridas de bandoleros.

Fuentes: 

Artículo de Wikipedia Catarismo, creado por “Abc 1”, disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0 posteriormente editado por “Urdangaray”.

Artículo de Wikipedia Castillos Cátaros, creado por “Manuel Trujillo Berges“, disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0 posteriormente editado por “Urdangaray”.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print