Qué ver en Bergen utilizando la Bergencard

Sólo 3 horas de sueño ¡¡a levantarse!! ya tendremos tiempo de dormir cuando volvamos a España… Siguiendo la tónica habitual en Noruega, el desayuno era todo “orgánico”: mermeladas, leche, yogures etc. y por supuesto, el rey, ¡¡SALMÓN!! Buenísimo, prácticamente sólo desayunábamos eso…

Una vez dejamos la llave de la suite para que cambiasen nuestro equipaje de habitación, nos dirigimos al punto de información por excelencia en cualquier viaje, la oficina de turismo.

De construcción reciente, la oficina de turismo destaca demasiado. En una placa que hay debajo de las escaleras leímos que está fabricado con materiales naturales y que el color se inspira en las casas hanseáticas. Ya podrían haberse inspirado en el aspecto de las casas en general, pero para gustos…

IMG_7976

Para gustos…los colores, por eso tiene tantos

La oficina se encuentra en la parte de arriba, es enorme y hay que coger número. Hay un stand con guías de la ciudad en varios idiomas y actualizadas. En ningún sitio que hemos estado hemos visto una oficina tan bien preparada y con tanta información. Además de información podéis reservar alojamiento, actividades, excursiones, billetes de tren, la BergenCard, cambiar divisas, etc. También hay un stand de Fjordtours que ofrece excursiones.

mapa del centro de Bergen

Con este mapa del centro os podréis ubicar mejor

Provistos de toda la información posible de Bergen, los horarios del bybanen (tranvia) para ir a la la Iglesia de madera Fantoft y un par de mapas (en Francia ya nos pasó que un día de viento se nos volaron dos) ¡¡comenzamos a turistear!!. Si queréis conocer algo más sobre Bergen, podéis consultar aquí.

Normal que sea Patrimonio de la Humanidad

Normal que sea Patrimonio de la Humanidad

En la parte de abajo de la oficina se encuentra el Torghallen, el mercado nuevo de pescado donde tenéis disponibles baños por 10 NOK (aprovechad si sois varios porque las puertas del fondo dan acceso a unos baños grandes, no a baños individuales).

Desde la parte exterior se tiene la primera vista del Bryggen con sus famosas casas Hanseaticas. Al final es lo que más ves, porque cuando no sabes que hacer o terminas el día, siempre vas a verlas, son como un imán…:) .

mercado

Os recordamos que la ballena es una especie protegida 🙁  

Enfrente de Turismo se encuentra el mercado de pescado al aire libre, el Fisketorget (7:00-20:00), el más famoso y visitado de Noruega y totalmente turístico. Se puede comprar y comer todo tipo de pescados y mariscos, hasta puedes comer ballena ya que en Noruega todavía se permite su caza porque es parte de su cultura. El mercado es una “trampa para turistas” y debe verse, pero evitad en lo posible comer nada en el, porque acabareis pagando la “turistada”. Eso sí, en cuanto os oigan hablar intentarán atraeros hablándoos en español, ¡¡corred por el bien de vuestros bolsillos!!…si queréis gastaros el dinero en daros un homenaje hay sitios en los que por el mismo precio comeréis como reyes.

museo

Al Museo se entra por el edificio amarillo, pero en realidad es el rojo de al lado

Enfrente se encuentra el Museo Hanseático (No vale la BergenCard, cuesta 70 NOK y te permite acceder también al Museo Schotstuene, que cuando fuimos nosotros estaba cerrado por mejoras), un edificio de origen antiguo pero muy bien restaurado. En su interior te muestra como vivían los mercaderes alemanes de la liga hanseática. Conservan documentos y enseres de la época y explican cosas muy interesantes, como por ejemplo los productos con los que comerciaban, como se organizaban los navíos, que no podían mezclarse con mujeres de allí, etc. Llama la atención que no te dan ni un triste folleto (te lo venden por 40 NOK), y los carteles explicativos son inexistentes en algunas salas y en otras muy extensos (en inglés), por lo que la visita no es todo lo fluida que debiera.

IMG_7075

El pobre tiene cara de mala leche 🙂  

Como hemos dicho, con la entrada del Museo Hanseático puedes acceder también al Schøtstuene, que eran las salas donde se reunían los mercaderes hanseáticos en invierno. Para ir debes atravesar las casas hanseáticas, donde descubrimos esta curiosa escultura de un “stockfish” (pescado seco típico noruego)…¡¡que chulo!!

Aprovechamos la mayor altura de la parte trasera del Bryggen para poder hacer esta foto panorámica de las casas, que obviando algunas zonas que estaban restaurando también tiene mucho encanto.IMG_7088

IMG_7089Por desgracia cuando llegamos al Schøtstuene descubrimos que estaba cerrado hasta diciembre….¡¡ohhhh!!. Aprovechamos que al lado se encuentra la Iglesia de Santa María (Mariakirken) que, como ya sabréis si habéis leído nuestras pinceladas de historia, es el edificio más antiguo de todo Bergen (s. XII) y uno de los mejores ejemplos de la arquitectura románica de Noruega. Estuvo cerrada por reformas hasta 2015.

IMG_7091Enfrente se han descubierto los restos de un antiguo hospital que ocupan los bajos de un edificio y que han dejado al descubierto. Resulta curioso ver unos cimientos antiguos al lado de un portal moderno.

Muy cerquita está el complejo-fortaleza Bergenhus, cuyas atracciones más interesantes son el Häkonshallen, la Torre Rosenkrantz y el Museo de la Fortaleza Begenhus.

El recinto amurallado en forma de estrella de siete puntas consta de dos puertas, siendo la principal (Hovedporten) la más imponente. Esta fortaleza es la más antigua y mejor conservada de Noruega, aunque sufrió terribles daños en la Segunda Guerra Mundial y tuvo que reconstruirse. El complejo en sí se puede visitar libremente y aquí os dejamos un mapa para que no os perdáis.

Tras dar un paseo por el mismo fuimos directos al Häkonshallen, que justo ese día estaba cerrado (no estábamos teniendo mucha suerte hasta ahora), por lo que decidimos volver el lunes.

torreFuimos a la Torre de Rosenkrantz (gratis con la BergenCard), que toma su nombre del gobernador del s. XVI Erik Rosenkrantz, quien le dio su estructura y forma actual.

Nos dieron un folleto en español y disfrutamos viendo las mazmorras de la parte inferior, así como las habitaciones residenciales, etc. Lo interesante de la visita es puramente arquitectónico, ya que no se conserva nada del mobiliario de la época, y por supuesto las vistas del Bryggen y del puerto desde lo altoIMG_7135

Al salir, nos tomamos un refresco en la cafetería para recuperar fuerzas por 25 NOK (3,12 €). Aprovechamos para decir que normalmente en el blog omitimos las marcas comerciales. Esto es así porque no estamos aquí para hacer publicidad de nadie, sino para ayudar a aquellos que quieran hacer un viaje, y dar consejos útiles basándonos en nuestra experiencia.

Para finalizar la visita, hicimos una parada rápida en el Museo de la Fortaleza Bergenhus,  dedicado a la Resistencia noruega durante la Segunda Guerra Mundial, al papel de la mujer en las guerras (desde las escuderas vikingas hasta la actualidad), a la evolución y la historia de la Fortaleza, etc. Es totalmente gratuito y bastante interesante.

IMG_7195

Fortaleza Bergenhus en el s. XIII

Como seguía haciendo buen día (¡¡NO LLOVIA!! 🙂  ) subimos al mirador en lo alto de Sverresborg, que mereció la pena por las magníficas vistas tanto de la fortaleza como de Skutevkken y los almacenes de madera de la zona.

IMG_7199Nuestra idea era ese día dedicarlo a ver museos, ya que Bergen tiene mucho que ofrecer en ese aspecto y en nuestra anterior visita en 2009 no vimos ninguno. Así nuestro siguiente destino fue el Museo Bryggens (gratis con BergenCard).

Este museo se creó a raíz del incendio de 1955, cuando las excavaciones arqueológicas en la zona afectada permitieron descubrir los restos de edificios más antiguos de la ciudad (s. XII), proporcionando una invaluable información acerca de la vida en Bergen en la Edad media.IMG_7225

Alrededor de los vestigios se levantó este museo, siendo los mismos el núcleo de la colección permanente. Este museo no es muy grande, pero si es muy interesante para conocer la historia de Bryggen. Tiene taquillas (10 NOK, que devuelve) que hacen más cómoda la visita al no tener que cargar con bártulos. Además te dan esta información (en inglés).

De nuevo pasamos por las casitas, pero no nos detuvimos porque los museos nos llamaban.

IMG_7237Nuestro próximo destino era el museo más pequeño de Noruega, el Thetamuseet, dedicado a la Resistencia durante la ocupación alemana de Bergen en la Segunda Guerra Mundial.

Tiene unos horarios muy reducidos (es privado) y es difícil de encontrar, pero gracias a Jose, que tiene un sentido de la orientación excelente (el es el mapa y yo cargo con la mochila, 🙂  ) lo localizamos.

En algunas guías decían que en la puerta tiene un unicornio (algunas guías parecen traducidas con Googl… ¡¡perdón!!), pero en realidad el unicornio está en edificio que hay a la entrada del callejón (casa número 7 empezando dirección desde el puerto al Museo Hanseático). El museo está al fondo del callejón a la derecha (¡¡ni que fuese un baño!!), subiendo unas escaleras. Con este mapa es más fácil de encontrar.

Ese día teníamos suerte y abría, pero faltaba una hora, así que en lugar de esperar decidimos continuar con nuestra ruta, pues íbamos muy bien de tiempo, porque no habíamos podido ver ni el Schotstuene ni el Häkonshallen.

Nuestra próxima parada fue el Bergens Sjøfartsmuseum (el Museo Marítimo, vaya, gratis con BergenCard), que se encuentra en la Universidad de Bergen cerca de otros museos. Justo cuando íbamos a entrar se puso a llover.. ¡¡ya tardaba!!

mapa del complejo universitario de Bergen

Aquí tenéis un mapa del complejo universitario de Bergen, la tercera institución educativa más importante de Noruega con más de 16.000 estudiantes

Mascarones de navíos

Mascarones de navíos

Este museo es muy cómodo y recorre la historia de la navegación en Noruega desde la época vikinga hasta la actualidad a través de numerosos objetos y maquetas. Tiene incluso una terraza que imita la cubierta de un barco y reproducciones de barcos vikingos.

El mapa de la exposición en pdf lo tenéis aquí. La parte vikinga esta bien, pero nosotros habíamos visto ya el museo de los barcos vikingos de Oslo, y claro, se queda un poco cojo.

Al lado de los baños y la consigna hay una sala donde puedes ver un documental en noruego muy interesante del viaje entre Noruega y Estados Unidos que en 1991 hizo el aventurero noruego Ragnar Thorseth en una réplica exacta del barco Gokstad (que se encuentra en Oslo) … realmente entretenido ¡¡y eso que no entendemos ni papa de Noruego!! 🙂  

IMG_7254

Reproducción a escala del barco de Oseberg (Oslo)

Teníamos pensado comer cuando termináramos (por culpa del generoso buffet del hotel no estábamos cumpliendo el horario europeo), pero ahora no llovía ¡¡DILUVIABA!!  Aprovechando que el edificio de al lado era el Universitetsmuseet i Bergen (el Museo de la Universidad de Bergen, también gratuito con la BergenCard) corrimos bajo la lluvia para verlo. El área de historia natural se encuentra cerrada…¡¡hasta 2018!!, pero el área de historia cultural está totalmente abierta y nos sorprendió muy gratamente. En el sótano hay taquillas, percheros donde dejar las cazadoras/chubasqueros y baños.

Os dejamos este mapa en pdf con la estructura de las exposiciones.

armasEn la planta baja lo más destacable es la zona vikinga (para eso hemos venido a Noruega ¿no?). Eso sí, yo buscando a Ragnar Lodbrok y voy y me encuentro con un vikingo barbilampiño y bien peinado…¡¡que daño ha hecho la serie Vikings!!

IMG_7280En la primera planta dedicada sobre todo a arte religioso medieval, destacan los restos de una Stavkirke.

En las puertas y paneles grabados en madera se podía admirar la gran habilidad artesana de sus constructores y el uso que hacían de simbología pagana (runas, dragones, etc.) dentro de una construcción cristiana (así era más fácil cristianizar la zona)

IMG_7287En el segundo piso se pueden ver los orígenes del museo y destaca una magnífica maqueta del Bryggen histórico dentro del área folclórica.

En el tercer piso, destaca el área egipcia, pequeña pero muy currada. Si habéis estado en Egipto no os llamará especialmente la atención, pero para todos los demás merece la pena.

Salimos del museo poco después de las 15:00 y ¡¡hacía sol!!. Así es el tiempo en esta época en Bergen, llueve siempre, pero realmente, hace buen tiempo.

Bajamos por Olav Kyrres Gate hacia el Lago Lungegardsvann, donde tomaríamos el bybanen (tranvía) que nos llevaría a Fantoft para ver su stavkirke (¡¡parece un trabalenguas!!).

En el 45 de esa calle nos topamos en el lado izquierdo con un establecimiento de kebab (llamado Ihlas), ¡¡a comer!!. Por 100 NOK (12,50 €) cogimos un par de kebabs que nos fuimos comiendo y partimos ¡¡rumbo a Fantoft!!

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print