Consejos para viajar a Lisboa

Lisboa es un destino ideal, pues es “Bueno, Bonito y Barato” (y además a los españoles nos pilla muy cerca). ¡¡Basta de ir a Portugal a comprar sábanas y toallas!! La desembocadura del Tajo (el Tejo para los portugueses) es sin duda un bello lugar por descubrir.

D:DCIM100DICAMDSCI0729.JPG

Rosa de los vientos desde lo alto del Padrão dos Descobrimentos

“Como pasa el tiempo”, y además de verdad. Hace ya años que visitamos la ciudad, y podemos afirmar que hay miles de razones para ir. Por aquel entonces nuestro blog no era ni una ínfima idea en nuestra cabeza, pero hacíamos cuadernos de viaje, donde íbamos anotando nuestras andanzas y así os las podemos contar. Además, tampoco usábamos tanto internet, así que tirábamos de guías de viajes, de amigos, ¡¡ay que ver como cambian las cosas!!

Por supuesto, lo primero que debéis conocer son unas pinceladas de su historia, tampoco muchas, sólo las suficientes para entender los sucesos más importantes que han configurado esta bella ciudad.

Por ejmplo, debéis saber que La Alfama, con su nombre de raíces árabes, fue el origen del nombre actual de la ciudad

Para preparar nuestro viaje, acudimos a la página oficial de Turismo de Portugal.

logo

En España actualmente sólo está operativa la Oficina de Turismo de Madrid:

C/ Lagasca, 88. Planta 4ª

28001 Madrid, España

Tel: +34 91 761 72 30

info@visitportugal.com

Además, a día de hoy la oficina no está abierta al público, sólo ofrece información turística por correo electrónico, webchat (días laborables de 9:00 a 17:00 h (GMT), en portugués, inglés, español, alemán, francés e italiano) y a través de las redes sociales.

La web oficial de turismo de Portugal tiene mucha información, pero cometen el típico error de la era multimedia, muy vistoso ofreciendo más envoltorio que contenido.

También tenéis estas dos páginas con información muy interesante que ojalá hubiésemos conocido cuando visitamos Lisboa: www.voyalisboa.com  y www.lisboando.com. Ambas páginas contienen mucha información de rutas, hoteles, transporte, horarios, etc.

En nuestro viaje nosotros utilizamos una pequeña guía de viaje de 96 páginas con tapa blanda, que compramos en oferta por 1 € y que por lo que sabemos ya no se edita (Depósito legal: B 24610-2005; ISBN: 84-9820-071-7). Trae información muy concisa de todos los sitios, es muy manejable y tiene mapas muy completos.

20150124_170710Bueno, según dicen todo está en internet, así que si no podéis conseguir una guía decente en la biblioteca siempre podéis buscar información adicional en la red, y por supuesto en nuestro blog 🙂  Para orientaros mejor por Lisboa, os dejamos este mapa (ojito que son 3 MB, no apto para verlo en el móvil).

Cómo llegar

Para una visita corta, el avión es lo más recomendable, excepto si eres de Badajoz, que te plantas en dos horitas 🙂  Sin embargo, si quieres hacerte una gran ruta es imprescindible ir en coche. No deja de ser curioso que entre que el vuelo es corto y la diferencia horaria (una hora menos), llegas más o menos a la misma hora que sales.

planeHay muchas compañías para elegir, y nosotros en su momento viajamos con Vueling, no teníamos que pegarnos un madrugón y los horarios tanto de llegada como de partida nos permitían disponer de esos dos días casi completos.

El aeropuerto de Lisboa es casi urbano y para ir al centro podéis coger el aerobus (3,50 € incluyendo 24 horas de transporte gratis en la ciudad y bastante rápido). En algunas páginas indican que también se puede coger el autocarro 745 (1,85 € pero más lento porque tiene más paradas) y si llegáis muy tarde, el nocturno 208.

Dónde dormir

Como capital que es, tiene alojamientos para todos los bolsillos. Entre que queríamos un alojamiento céntrico y que no andábamos muy boyantes (ni ahora tampoco) elegimos un Hostal situado en Rua Vitória 41. Nuestra sorpresa ha sido ver que ahora es un hotel:

hotellogo_gc-1a4dd5608643b6b6
Está bastante reformado, pero sigue manteniendo unos precios muy asequibles. Nuestra habitación estaba en la buhardilla (como oímos el otro día, se llama así porque sólo caben o un búho o una ardilla, no dos personas 🙂 ) y aunque pequeña, tenía todo lo necesario (cama grande, baño completo, aire acondicionado, televisor de pantalla plana que prácticamente jamás usamos cuando vamos de viaje y que en 2.009 no era tan común, etc.) aunque eso sí, de imposible acceso para personas de movilidad reducida.

No tenemos fotos posteriores a la reforma, y según hemos leído en Tripadvisor todavía hay partes sin reformar. Para evitar sorpresas desagradables, pedid la habitación en la parte reformada. El desayuno era continental, sencillo, poco variado y con posibilidad de repetir. Parece ser que ahora es un buffet pero de similares características. Lo mejor de este alojamiento es la ubicación y el precio. Como es lógico no se ha movido de sitio y los precios siguen siendo bastante asequibles así que excepto para amantes de lujos asiáticos, está está más que recomendado.

Transporte

Dice la leyenda popular que Lisboa fue fundada como Roma, rodeada de siete colinas (mencionadas por primera vez en el s. XVII por Fray Nicolau de Oliveira en el Libro de las Grandezas de Lisboa). Una pena que el buen fraile no se diese cuenta que lo que había debajo del castillo también era una colina, con lo que le darían ocho en lugar de las siete que menciona, pero claro, entonces no podría comparar a Lisboa con Roma…

Pues sí, para Fray Nicolau de Oliveira esto no es una colina

Al margen de esta anécdota, Lisboa esté llena de cuestas grandes y empinadas, por lo que para moverse por según que zonas son imprescindibles los elevadores (ascensores gigantes) y los tranvías. Por supuesto también están los clásicos autobuses, metro y tren. Por cierto, nos chocó bastante que allí ya se usaba la tarjeta transporte estilo tarjeta de crédito que se pasaba al entrar y al salir… !!nos pareció tan moderno¡¡ Los que critican Portugal deberían saber que en algunas cosas nos han llevado bastante adelanto.

Sin lugar a dudas el medio de transporte estrella es el tranvía, hacen mucho ruido y parece que se caen a trozos (a mi me daba la sensación de que el conductor sacaba el pie y frenaba como los picapiedra), pero son muy seguros, muy prácticos y tienen muchísimo encanto. Actualmente sólo hay en funcionamiento cinco líneas, pero es fundamental coger el tranvía 28 y hacerse la línea entera. Es más de una hora pero te permite ver muchísimos puntos de interés de la ciudad.

Ya sabéis, a coger el “eléctrico” 28

Nosotros para movernos nos sacamos la Lisboa Card, muy necesaria en una ciudad con tanta cuesta. Os dejamos además este mapa de la red de transportes.

lisboa-card

Para los  Lisboetas coger los elevadores es de lo más normal aunque para los turistas es lo más, por eso cuando coges uno los locales intercambian sonrisas y te sueltan frases del estilo “tranquilos que no se cae” cada vez que se oye un chirrido… hay que tener en cuenta que son más antiguos todavía que el tranvía. Por supuesto destaca el elevador de Santa Justa (o elevador do Carmo), cuyo diseño nos recuerda a la torre Eiffel de París.

Barios de Lisboa

 Aunque lo de las siete colinas no sea del todo cierto, para planificar la visita si que debemos tener en cuenta que hay siete zonas o barrios que debemos conocer:
  • Alfama: El barrio más antiguo de calles estrechas e intrincadas.
  • Area da Expo/Parque das Naçoes: Símbolo de la nueva Lisboa de arquitectura futurista.
  • Bairro Alto: Que sobrevivió casi sin daños al gran terremoto de 1755.
  • Baixa: La gran hazaña del marqués de Pombal después del gran terremoto, pasar de la mesa de dibujo a la realidad las calles trazadas a cordel.
  • Belém: Antigua aldea de pescadores que conserva inumerables edificios históricos pues apenas fue afectado por el terremoto.
  • Chiado: Zona bohemia de tiendas elegantes.
  • Mouraria: La antigua morería.

Dónde comer

Nosotros somos viajeros tardíos, y cuando fuimos éramos muy inexpertos, por eso no nos adaptamos a los horarios locales. En Lisboa se come alrededor de las 13:00 y cenan sobre las 19:30. Seguíamos los horarios españoles y teníamos hambre a las 15:00, sin más opciones que un bocadillo o hamburguesa ¡¡un delito en Lisboa!!

Arrepentidos, nos desquitamos bien cuando fuimos a Oporto 🙂  El plato por excelencia es el Bacalhau, y lo preparan de todas las maneras imaginables y a buen precio. ¡¡Ojo!!, antes de comer ponen un pequeño aperitivo de aceitunas, pan con mantequilla, etc. No es un detalle de la casa, sino que te lo cobran.

Pastelerías y cafeterías

En Lisboa son típicas las pastelerías donde también puedes tomar café (a nosotros nos chocó, porque aquí por lo general o es una pastelería o es una cafetería).

La bollería es muy buena, natural y barata (aquí es un pecado comer bollería industrial), así que casi todas las tardes caía algo… El dulce por excelencia es el “pastéis de Belém“, que está riquísimo. Por otro lado recordaros que según los portugueses, “en España no se toma café”. Esta frase es totalmente cierta, probad un café en prácticamente cualquier sitio de Lisboa y descubriréis a lo que sabe realmente el café.

coffee-171653_1280 El Fado

Es difícil explicar exactamente lo que es el Fado. Para que los no avezados en la música se hagan una idea, os diremos que es una especie de flamenco (por la pasión con la que lo cantan) cantado por un gallego (por la morriña o “saudade” como ellos lo llaman, con la que lo hacen). Es un canto que sale del alma y triste, muy triste.

Hay muchísimos sitios en el centro dónde escuchar Fado. Suele costar 10 € por persona con 2 copas. Vamos, si te quieres emborrachar está muy bien, pero si quieres escuchar un poco de Fado e irte a dormir es complicado. Yo si me tomo un par de copas, termino cantando con ellos y a la mañana siguiente con dolor de cabeza 😥

statue-295690_1280Una noche que fuimos a Belem para verlo iluminado aprovechamos para entrar en una tasca donde cantaban. Éramos los únicos turistas y la verdad, entre los locales daba gusto escuchar Fado y se te ponían los pelos de punta.

Los lisboetas

La verdad es que en Lisboa la gente está en forma, y no porque practique deporte, sino por subir tanta cuesta. Os prometemos que no vimos un solo gordo (estilo estadounidense), todos los gordos eran turistas… de verdad. Por otro lado, son gente muy hospitalaria y amable, la verdad es que te hacen sentir como en casa.

Clima

Lisboa tiene un clima muy cálido, pero sin temperaturas extremas. En invierno la temperatura está entre 8 y 14 grados, y en verano entre 15 y 28.

clima

Excursiones desde Lisboa

  • Sintra: hay tren directo, en un día no te da tiempo a ver absolutamente todo. Nosotros nos decantamos por el Palacio Nacional, la Quinta da Regaleira, el Castillo dos Mouros y el Palacio da Pena. En este último es más espectacular el exterior que el interior.

D:DCIM100DICAMDSCI0475.JPG

  • Cascais, Estoril y Cabo da Roca (el punto más occidental de Europa): Esta excursión si se puede hacer bien en un solo día.
  • Queluz: nosotros no hicimos esta excursión. Si os animáis podréis ver el palacio rococó de Queluz.
  • Mafra: tampoco hicimos esta excursión en la que destaca el palacio monacal de Mafra.

Museos

Como en toda capital europea que se precie hay multitud de museos, a nosotros nos gustan mucho, pero obviamente no podemos verlos todos, así que intentamos seleccionar aquellos que tienen una temática que nos gusta o que nos ofrecen algo realmente único e interesante. Nosotros nos decantamos por el Museo de Carruajes de Belem, el Museo Nacional de Arte Antiga (Museo das Janelas Verdes para los locales), el Museo Antoniano (dedicado a San Antonio … de Lisboa que no de Padua) y el Museo del Azulejo.

Miradores

Con tanta colina hay muchos miradores que ofrecen muy buenas vistas de la ciudad. Destaca el del Castelo de Sao Jorge, el Miradouro de Santa Catarina, el bello Miradouro de Santa Luzia (o Portas do sol) y por supuesto, la Terraço do Parque Eduardo VII.

Jardim Júlio de Castilho, donde se encuentra el Miradouro de santa Luzia, uno de los más bonitos

Iglesias

En Portugal el 84,5% de la población es católica, y por eso hay en Lisboa 96 iglesias y 180 capillas, muchas de gran interés artístico o cultural. Destaca la Catedral Sé (de sedes episcopalis), la Igreja-Panteao de Santa Engrácia, la Igreja Sao Roque, la Igreja de Sao Vicente de Fora y el Mosteiro dos Jerónimos.

En el Panteón se recuerda a los grandes hijos de Portugal, como la Rainha do Fado, Amália Rodrigues

Parques y Jardines

Hay muchos parque interesantes, como el Jardím Guerra Junqueiro (llamado popularmente parque Estrela), pero de entre todos destacaremos el Parque Eduardo VII con su mirador, que nos gustó tanto que fuimos dos veces y desde el que se ve el mar.

Plazas

Tuvimos la mala suerte de encontrarnos la Praça do Comércio (para los locales Terreiro do Paço) en obras… ya tenemos excusa para volver, aunque en todos estos años no lo hemos hecho. Nos desquitamos viendo la Plaza do Rossio, que es el auténtico corazón de Lisboa.

Esperamos que esta información os sea de utilidad a la hora de preparar una escapada a Lisboa. Os seguiremos contando cosas de la capital portuguesa. ¡¡Hasta pronto!!

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print