Hammam Madrid, desconecta en el corazón de la ciudad

En un principio hammam Madrid parecen dos términos contrapuestos. ¿Realmente hay unos baños turcos tradicionales en una ciudad moderna y cosmopolita?. No hay un hammam en Madrid, pero si un lugar inspirado en estos baños. Acompáñanos a descubrir esta reinterpretación de un hammam andalusí en el corazón de Madrid.

Hammam Madrid

Artículo actualizado julio 2020

¿Qué es un hammam tradicional?

El hammam, también llamado baño turco, es heredero de la sauna romana. En el mundo árabe se utilizan para la higiene del cuerpo y la purificación del alma. Además, sirven como lugar de reunión social, sobre todo para las mujeres.

Su uso se extendió por todo el Imperio Otomano hasta al-Ándalus. Prueba de ello son los distintos municipios llamados «Alhama» o «Alfama» (derivados de al-ḥamma) diseminados por España y Portugal. Algunos de los viejos hammam que podemos encontrar en la Península fueron construidos sobre antiguas termas romanas, como los que se conservan en el Palacio de Villardompardo en Jaén.

Cerrados en España por orden de Isabel la Católica, su uso decayó por toda Europa. Una pena que en el mundo árabe se mantuviesen estos hábitos de limpieza mientras en Europa se estilaba el «mucho perfume, pero poco jabón» 😂. En el s. XIX la fascinación por el exótico mundo oriental provocó su resurgimiento.

¿Cómo funciona un hammam?

Antiguamente, en estos baños o bien se aprovechaba el agua termal natural o bien esta se calentaba con fuego. Existen distintas variantes, pero todos funcionas esencialmente igual. Durante toda la experiencia se va totalmente desnudo, a excepción de una futa, una tela de algodón con la que te tapas a modo de pareo y que también se usa como toalla.

Al-bayt al-wastani

La habitación cálida o templada sirve para hacer una higiene preliminar. Allí es posible encontrar cubos de agua fría o tibia.

Al-bayt al-sajum

De la anterior se pasa a la sala caliente, saturada con vapor para abrir los poros. Una vez abiertos los poros, se vuelve a la sala anterior para una limpieza más profunda con una manopla de kessa y jabón. La kessa es un tejido que conserva su elasticidad aunque esté mojado, y permite exfoliar en profundidad la piel. El jabón suele ser negro, hecho de aceite de oliva y eucalipto.

Al-bayt al-barid

Esta es la sala fría. Además de contraste sirve para relajarse.

En todos los hammam las instalaciones de los hombres y de las mujeres están completamente separadas. En algunos hammam, sobre todo los que tienen acceso a agua termal, las salas se sustituyen por piscinas con agua.

El proyecto Hammam Al Ándalus

Sobre las ruinas de un antiguo baño árabe se abrió Hammam Al Ándalus Granada a los pies de la Alhambra, en estilo Nazarí (s. XIII-XV). Su inspiración fueron los Baños Reales del Palacio de Comares de Granada, el único baño medieval islámico que se conserva casi íntegro en Occidente. La idea original era ofrecer la experiencia de un balneario urbano, pero inspirándose en los hammam tradicionales.

el Bañuelo en Granada

En Granada hay más hammam espectaculares, como ḥammān al-Ŷawza o baño del Nogal, hoy conocido como «El Bañuelo»

Años después se inauguraría Hammam Al Ándalus Córdoba con un estilo característico del califato Omeya (s. X-XI), cerca de la Mezquita. En estos baños la sala principal está rodeada de arcos de herradura bicolores como los de la propia Mezquita. Hace ya muchos años que estuvimos en Córdoba y aprovechamos para disfrutar de estos baños. ¡¡Quedamos enamorados de esos preciosos arcos!!

Luego vendría Hammam Al  Ándalus Madrid, de estilo mudejar. Es quizá el más «austero» de los Hammam, pero no por eso menos bello.

El último en abrir sus puertas es Hammam Al Ándalus Málaga, de estilo Califal. Situado cerca de los restos de la muralla árabe, es el más espectacular. Su cúpula central recuerda al histórico Baño Termal Rudas de Budapest. ¡¡Habrá que visitarlo!!

En todos ellos se intenta buscar que te relajes y disfrutes de la experiencia con todos tus sentidos, así que la frase que más oyes es: «¡Silencio, por favor, silencio!«. De todas maneras, el ambiente y el entorno pronto te hace bajar la voz de forma natural y disfrutar de la paz y evasión a la que invitan las instalaciones.

velas en Hammam

Servicios disponibles en Hammam Al Ándalus

Hammam al Ándalus ha dividido sus circuitos en Miyah y Mistiq. El circuito Miyah más básico es emerge, que da acceso a todas las instalaciones durante hora y media. Si sumamos un masaje relajante o profundo será un circuito mimma, y si además incluimos una limpieza con espuma sobre piedra caliente será un circuito midra. Para que vuestro bolsillo no se resienta si eres estudiante o pensionista tendrás un 10% de descuento.

Las experiencias estrella son Mistiq, una sorprendente mezcla de circuito termal y lujo, en el que acompañado de la figura del anfitrión te sumergirás en una forma distinta de vivir la experiencia Hammam.

El Madrid árabe

Granada, Córdoba, Málaga… nos transportan al esplendor de Al-Ándalus… ¿y Madrid? ¿árabe? 😲. El avance de los reinos cristianos durante la Reconquista hizo que Muhammad I de Córdoba levantase en el s. IX una alcazaba en las inmediaciones del actual Palacio Real. El objetivo del emir era defender el camino fluvial existente junto al río que llamaban Guadarrama y nosotros llamamos Manzanares.

Mapa del Madrid árabe

Recinto árabe original en azul, ampliación posterior en verde y muralla cristiana del s. XIII en rojo discontinuo (mapa de Google Maps)

Los árabes llamaban a esta zona «Mayrit», que significa «tierra rica en agua», y los cristianos Magerit. Posteriormente se amplió el recinto amurallado hacia el este, llegando hasta la Plaza de la Villa. Después de la caída de Toledo en el s. XI, la fortaleza se rindió sin lucha.

Durante muchos años, se creyó que Mayrit había sido una auténtica ciudad, una medina. Sin embargo, estudios recientes revelaron que más bien fue una ciudadela, que llegaba hasta la zona de la actual Catedral de la Almudena (Al-Mudayna). Así, su población hasta la ocupación cristiana estaría únicamente formada por los soldados de la guarnición.

Hammam Al-Ándalus Madrid

La zona donde se ubica Hammam Al Ándalus Madrid nunca perteneció al recinto árabe de Mayrit. Sin embargo, el edificio donde se encuentra tiene más de tres siglos y es uno de los más antiguos de Madrid. Según parece, el establecimiento comprende los restos de un aljibe abovedado del s. XVIII.

Aun así, este balneario urbano en pleno centro de Madrid es un plan perfecto para terminar un día de turismo o de trabajo. En él podrás sumergirte no sólo en el agua, sino en un ambiente de relajación dónde el reloj se detiene. Un marco incomparable donde disfrutar con los cinco sentidos.

Entrada a Hammam al Ándalus Madrid

Nosotros hemos disfrutado de sus instalaciones dos veces, pero para trabajar. Por eso y cómo excepción ¡¡pudimos hacer fotos!!. Hay que tener en cuenta que aquí vienes a relajarte, no a hacer un reportaje 😅.

Medidas Hammam Madrid frente al COVID-19

Parece complicado adaptar un SPA o unos baños a la situación sanitaria actual, pero es posible. Hammam Madrid ha instalado lámparas de radiación Ultravioleta en los vestuarios para desinfectar la zona de taquillas y lavabos. Asimismo, cuentan con equipos de desinfección en los sistemas de ventilación y alfombrillas especiales a la entrada para desinfectar las suelas de los zapatos. Por si esto fuese poco cada hora se limpian las superficies de mayor contacto en las instalaciones.

A nivel usuario, puede que te midan la temperatura antes de acceder. Además, tienes a tu disposición gel hidroalcólico, mascarillas y patucos de tela higienizados. El aforo se ha limitado a 22 personas y deberás guardar una distancia de seguridad de 1 metro respetando la señalización existente. Debes ser muy puntual tanto al entrar como al salir para garantizar que Hammam Madrid tiene tiempo de desinfectar las instalaciones para el siguiente grupo.

La experiencia Hammam Madrid
Recepción

Cuando llegas te reciben con un frío o caliente y algún pequeño aperitivo. Luego te dan una toalla y unos cubre zapatos de plástico como los de los hospitales. Todo está esterilizado y desinfectado, así que relájate y disfruta.

Las chicas tenemos dos vestuarios, uno justo a mano izquierda y el otro de frente bajando unos peldaños. A los chicos les toca subir a otra planta. Las taquillas son grandes y tienes hasta perchas. La pulsera con la llave es muy cómoda de llevar y difícil de perder.

Descalzo y con tu toalla ¡¡pero con bañador, no como en un hammam árabe!! 😉 bajas por una cómoda escalera hasta los baños propiamente dichos. A lo largo de los baños encontrarás muchos colgadores donde dejar la toalla.

Los baños de hammam Madrid

Pasillo Hammam

Lo primero ¡¡darse una ducha!! para librarte de desodorantes, colonias… y por higiene. Eso sí, gradúa la temperatura primero no sea que el último se haya dado una ducha helada 😲.

Nada más entrar en los baños, notas el vapor y un aroma que te transporta a otro tiempo.
Al lado de las duchas está el baño turco que al estar saturado de vapor de agua es un poco agobiante al principio, aunque luego te relaja enormemente.

Baño turco

A continuación te encuentras con el pasillo central. Al lado derecho está la piscina de agua fría, recomendable siempre que salgas del baño turco o del agua caliente para evitar una bajada de tensión.

Enfrente, tras una arcada, encontrarás la piscina de agua caliente, separada de la piscina de agua templada por una pasarela de piedra negra.

La piscina de agua templada es la más grande y se divide en dos zonas. Todo el techo es abovedado, con claraboyas que iluminan las distintas salas.

A medio camino del pasillo encontrarás una fuente de agua por si necesitas reponer líquidos. Al fondo del pasillo hay una estancia con ¡¡una fuente de té!! En esta sala esperas para los masajes tomándote un té o jugando al ajedrez mientras eliges una esencia concreta para decírselo al masajista.

La señal de aviso para abandonar las instalaciones es un gong. El primero es para que vayas terminando, y el segundo para que subas a los vestuarios.

Conclusiones de la experiencia Hammam Madrid
  • Desconectas del bullicio de la ciudad. Parece mentira que estés en el corazón de Madrid.
  • Sales relajado y fresco a pesar de beber té caliente y del calor que pasas  😲. Puedes ir en cualquier época del año ya que, aunque haga mucho calor la inmersión en agua es fantástica. Ya nos pasó en Budapest en los históricos Baños Rudas.
  • Son más intimistas que el resto de Hammam, aunque no tienen nada que envidiarles.

Nos ha encantado la experiencia Hammam Al Ándalus Madrid 😍.

Consejos para tu visita a Hammam Madrid
  • Imprescindible reservar antes 😜.
  • Lleva sólo un bañador.
  • Te dan una toalla y te proporcionan productos de higiene: gel, cremas, champú, desodorante, peine…
  • No es necesario llevar chanclas… vas descalzo. El suelo está limpio, caliente y no resbala. Nosotros somos muy escrupulosos y en la era pre-COVID lo vimos todo reluciente.

¡¡Hasta pronto!!

mapaymochila en Hammam

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de una entrada o experiencia siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

9 comentarios

  • Un Blog de Palo

    Bañador y euro, oído cocina, ajajjaja ¿has visto que soy muy obediente? Gracias por el post chicos.

  • Pingback: Estamos de aniversario, mapa y mochila cumple tres años

  • Kris

    Me ha encantado la frase «mucho perfume, poco jabón». A fecha de hoy no entendemos esa decisión de la reina católica, la de cerrar los hammam. Está claro que aunque un baño turco es algo más que higiene, pero es que de esta última los europeos andábamos escasos cuando para los musulmanes el agua era parte de su vida diaria. Yo no conozco el hammam de Madrid y pesar de todas las garantías que se puedan ofrecer ante el Covid de momento creo que me lo salto. La experiencia baño turco la viví en Estambul y tengo un grato recuerdo de ella, aunque lo cierto es que aquel hammam, uno de los más antiguos de la ciudad, era diferente a lo que describís. Allí solamente había una gran sala llena de vapor, de agua fría y caliente. En el centro una zona elevada en la que se daban los masajes. Pero desde luego, piscinas, no había.
    Un saludo y buen final de semana.

    • Obviamente, estamos hablando más de un SPA temático que de un auténtico hammam. Las experiencias son totalmente distintas, aunque el objetivo que se busca es el mismo. ¡Gracias por comentar!

  • Maruxaina Bóveda

    Hola pareja,
    Qué relax me ha dado leeros…Me vendría súper ahora pasar unas horitas en un Hammam. No conozco éste de Madrid, pero sí he oído hablar de los de Andalucía muy bien.
    Yo no tengo perdón porque tras más de diez viajes a Marruecos aún no he ido a ninguno. Lo voy dejando porque sé que siempre volveremos al país 😉
    Me ha gustado mucho la introducción histórica que habéis hecho. No sabía que Isabel la Católica los había prohibido, Supongo que los vería como algo pecaminoso…
    Cuando vuelva por ahí visitaré esos lugares del Madrid Árabe y como decís, para escapar del bullicio de la ciudad, ir al Hammam esun plan genial.
    Un abrazo y ¡feliz fin de semana!

    • Pues un poco de delito si que tienes por no haber visitado un hammam . Los de Andalucia son espectaculares, pero el de Madrid es algo así como más íntimo. Además, todo el mundo habla del Madrid de los Austrias, pero cada vez más se están recuperando partes del Madrid Árabe, como su muralla. ¡Gracias por comentar!

  • Viajar y Otras Pasiones

    ¡Hola chicos!
    Wow, ¡menudo descubrimiento! No teníamos ni idea de que hubiera un hammam en pleno centro de Madrid, así que nos habéis abierto un mundo.
    Andrea era muy aficionado cuando vivía en Italia. Allí hay mucha tradición de spas y demás justamente heredados de la tradición romana. El proceso no es 100% como comentáis sobre los baños turcos pero sí es muy parecido.
    Intentamos darnos unos en Marruecos pero nos anularon la visita, y en Estambul la verdad es que no se nos ocurrió, pero molaría!

    Aun así, si podemos, nos ha atraído aún más la idea de ir al de Granada, por ello de que está basado en los Baños Reales del Palacio de Comares. Tiene que ser precioso.

    Nos ha sorprendido la cantidad de medidas anti A bote pronto, un spa no parece un sitio seguro, pero por lo que contáis sí que da confianza.

    Por cierto, siempre nos llamó la atención que se cerraran los hammams y tomáramos la deriva menos higiénica… Vaya decisión la de Isabel!

    ¡Ya os contaremos qué tal cuando probemos!

    • A nosotros también nos encantan los SPAs, pero un hammam es algo más. Tiene ese punto de «misticismo» y «exotismo» (al menos para nosotros) que le falta a un SPA tradicional. El Hammmam de Granada es ciertamente maravilloso Nosotros fue el primero que probamos y nos encantó. Hasta nos dimos un masaje relajante. El tema de las medidas sanitarias lo considerábamos muy importante, sobre todo dada la situación actual y el tipo de servicio que ofrece, y la verdad nos ha sorprendido la seriedad y eficiencia con la que se han adoptado. ¡Gracias por comentar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.