Nijar, mucho más que el Cabo de Gata

Si has leído nuestros post Parque Natural y playas y Ruta de los Piratas y Ruta del Cine ya sabrás que el Parque Natural de Cabo de Gata ocupa el 71% del territorio de Níjar, así que hoy hablaremos de la pintoresca villa que da nombre el municipio.

Cabo-de-gata

No todo es playa en Cabo de Gata

Con un término municipal casi tan grande como Madrid y una población como la de Calpe o Rota, el extenso municipio de Níjar se encuentra en la zona central de la provincia de Almería, entre el desierto de Tabernas y el Mar Mediterráneo.

Pinceladas de la historia de Níjar

En la zona existió presencia humana hace más de diez milenios, como evidencian los restos de talla en piedra encontrados en los Escullos, pero los primeros asentamientos no llegarían hasta cinco mil años después.

Nijar-escullos

Los Escullos, a unos 28 Km. de Níjar

Fenicios, griegos, cartaginenses, íberos, romanos, árabes, incursiones de piratas bizantinos… ¿hay algún pueblo que no haya arribado a sus costas? 1, 2, 3 responda otra vez 🙂  A día de hoy “sufren” una terrible invasión bárbara… ¡¡los turistas!!

Nijar-calle La villa de Níjar surgió como plaza fortificada en el s. X, después de que la hasta entonces independiente República de Pechina jurase vasallaje a Córdoba a cambio de protección. Los siglos siguientes verían alternativamente años de esplendor y de decadencia hasta su capitulación ante los Reyes Católicos en el s. XV.

Nijar-torreLa convivencia entre los cristianos y los moriscos (musulmanes reconvertidos al cristianismo) fue especialmente difícil, sucediéndose varias revueltas hasta la expulsión definitiva de estos últimos a finales del s. XVI. Entraría entonces toda la comarca en un período de decadencia, agudizado por los asaltos de piratas desde la costa, plagas, la peste e incluso terremotos.

A mediados del s. XVIII se reforzaron las defensas de la costa y se construyeron nuevas fortificaciones, consolidándose los núcleos de población, que aumentarían su tamaño durante el siglo siguiente con la reapertura de minas.

El cierre de las minas a mediados del s. XX por su falta de rentabilidad hizo que la economía de la comarca pivotase hacia el turismo.

D:DCIM100DICAMDSCI0147.JPG

La villa de Níjar

Níjar no sólo es el Cabo de Gata, sino también sus callejuelas blancas adornadas de flores y sus tiendas con jarapas, alfarería y mimbre. Una visita a esta cautivadora villa encalada en las faldas de la sierra Alhamilla merece mucho la pena.

Nijar-panoramica

Níjar está todo en cuesta, pero tranquilo, que la subirás casi sin darte cuenta. Una mochila no os daremos, pero sí este mapa para ubicaros durante vuestra visita 🙂  Hay un parking entre la calle Caño Capitán y Camino Campo. Nosotros aconsejamos aparcar en la Avda. Federico Garcia Lorca, pues suele haber sitio y podrás subir al centro de Níjar tranquilamente viendo las tiendas repletas de productos típicos.

Nijar-artesania-jarapa

Por experiencia propia si ves algo que te gusta y no lo compras en el momento apunta el nombre de la tienda, porque hay tantas que luego no podrás localizarla 😀

La Artesanía de Níjar

Muchas tiendas tienen productos “industriales”, pero unas pocas todavía ofrecen auténticos productos artesanales a buen precio, como alfarería decorada con alegres colores, jarapas de todos los tamaños y colores y esparto que da forma tanto a objetos cotidianos como a burros y cactus.

Nijar-alfareria-esparto-jarapa

Por supuesto, tampoco faltan objetos de estilo árabe en un ambiente que te transporta a los orígenes de Níjar.

Nijar-arabe

A la izquierda de esta zona comercial se abre el barrio alfarero de las Eras, donde todavía hay talleres que siguen fabricando piezas de forma artesanal, ¡¡pero con modernos tornos eléctricos!! 🙂

Nijar-artesania

En este barrio también se encuentra el Centro de Artes Escénicas de Níjar, cuyo exterior y a título particular nos parece totalmente fuera de lugar en esta pintoresca villa, pero para gustos…

Nijar-centro-artes-escenicas

La estatua de Don Quijote fue lo que más nos gustó del Centro de Artes Escénicas.

El Corazón de la Villa de Níjar

Dejaremos atrás la zona de tiendas, artesanos, bares y restaurantes y nos encontraremos con la Oficina de Turismo, donde también venden productos de la zona justo enfrente del lateral del Ayuntamiento de la Villa.

Nijar-ayuntamiento

El Ayuntamiento de Níjar

Subimos un poco más y llegamos hasta la Plaza la Glorieta, rodeada de árboles y en la que se encuentran el Ayuntamiento y la Iglesia de Santa María de la Anunciación (s. XVI), que tiene carácter defensivo.

Nijar-iglesia

La torre-campanario perteneció a una fortaleza cristiana ya desaparecida y conserva un escudo del Emperador Carlos I justo debajo del reloj.

Nijar-iglesia-torreon

Aquí podemos apreciar las distintas fases constructivas del campanario

El reloj se añadió en el s. XIX, y es el original. Sobre la entrada principal de la iglesia está el escudo del obispo de Almería Antonio Corrionero, que fue quien la mandó construir. El que ahora vemos es una copia, ya que en 2008 un terremoto hizo caer el original, que ahora se encuentra en el baptisterio.

El interior del templo consta de una nave central separada de las naves laterales por arcos de medio punto sobre pilares octogonales. Lo más destacable es el artesonado y armadura mudéjar del techo y el retablo del s. XVIII de la escuela de Alonso Cano.

Nijar-iglesia-interiores

En la foto izquierda vemos como la reciente restauración ha descubierto un fresco y parte de la cantería original

Salimos de la Iglesia hacia la Plaza Granero y la Plaza del Mercado e iremos viendo laberínticas y estrechas callejuelas y casas blancas adornadas con flores que nos trasportarán al origen árabe de Níjar y a su pasado andalusí.

En la Plaza del Mercado podemos ver varios Olmos de gran tamaño, debido a que sus raíces beben de la misma acequia subterránea que surte la fuente de tres caños que podemos ver en una de sus esquinas.

Níjar-fuente

Justo al lado de la fuente tenemos la entrada al Museo memoria del agua, que permite conocer como se gestiona este recurso fundamental en la zona, aunque no pudimos verlo por estar cerrado.

Seguiremos subiendo y atravesaremos el Portillo, que en su día fue la entrada al recinto amurallado de la Villa y que actualmente da nombre a este barrio. En este lugar encontraremos la Casa Museo del Portillo, que suele hacer exposiciones de artistas locales.

Nijar-portillo

La Atalaya

Nuestra intención era subir hasta la Atalaya que corona la villa y que es símbolo de Níjar, pero fue imposible 🙁  La señalización es escasa, y aunque nos encontramos con varios visitantes y turistas que buscaban lo mismo, ninguno pudimos descubrir cómo acceder a la torre (ni encontramos ningún lugareño que nos indicase… cosas de la calor)

Nijar-atalaya

Esta Atalaya está declarada Bien de Interés Cultural y es el único resto de la fortaleza árabe que originariamente se alzaba en la parte más alta de la villa de Níjar.

Leyendas de Níjar: El túnel árabe

Cuentan los viejos del lugar que existe una galería subterránea que recorre durante 3 km. el subsuelo de Níjar desde la atalaya.

Nada se sabe de ello, aunque si es cierto de la existencia de la acequia subterránea bajo la Plaza del Mercado que según los lugareños también estaría conectada a esta galería.

Si existe ¿cual era su utilidad? ¿era una vía de escape oculta? ¿o se escondieron en ella documentos y tesoros antes de la expulsión de los moriscos? Nadie lo sabe 😯  

Nijar-mar-de-plastico

No encontramos cómo llegar a la Atalaya, pero sí pudimos apreciar el famoso “mar de plástico” de Níjar

Pantano de Isabel II

Nijar-Pantano-Isabel-IIEfectivamente, Níjar con su clima mediterráneo subdesértico y sus escasas precipitaciones tiene un embalse… pero sin agua 🙂  a unos 5 Km. de la villa por la carretera Al-103.

A mediados del s. XIX y llevados por un furor constructivo más propio de épocas recientes, se proyectó esta increíble obra hidráulica con un coste de 2,5 millones de pesetas (unos 200 millones de euros actuales)… sin detenerse un segundo a estudiar ni las precipitaciones, ni la ubicación… Conclusión: Una curiosa presa sin agua que nos permitirá conducir e incluso andar por el lecho de un pantano. Cuando nosotros fuimos el terreno no estaba ni húmedo, aunque el GPS hacía varios kilómetros que nos decía que estábamos sumergidos en agua.

Dónde comer

Si vuestro recorrido por la Villa de Níjar os ha dado hambre, nuestra recomendación busquéis un lugar tranquilo, lejos del centro de la ciudad y os sentéis a tapear. Hay muchos sitios económicos, frecuentados por lugareños y con un buen género que os permitirán reponer fuerzas antes de continuar vuestro camino.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print