Gran Canaria, una gran desconocida

Si piensas en Gran Canaria te viene a la mente la playa, el Carnaval… pero este “continente en miniatura” como la llamó el académico Domingo Doreste es también Reserva Mundial de la Biosfera y tiene un rico patrimonio histórico y monumental. Por eso el 80% de sus visitantes repiten ¡¡Nosotros también queremos repetir!!

Gran Canaria, una gran desconocida

Nuestra segunda visita a las Islas Afortunadas fue fruto precisamente de la fortuna. José debía ir por trabajo y yo me acoplé para que no estuviese solito 😉  Hace 14 años visitamos Lanzarote ¡como pasa el tiempo! si esas fotos todavía eran de carrete :O

Lanzarote

En el imperio romano…

Curiosidades: Las Islas Afortunadas

En la mitología griega, el paraíso después de la muerte eran unas islas de difícil acceso en el Océano Atlántico más allá de África. Se llamaban Islas Afortunadas o Islas de los Bienaventurados y estaban gobernadas por Macaria, la hija de Hades, rey del inframundo.

En época romana ya se identificaron islas concretas, mencionando entre otras a Canaria, así llamada por la abundancia de perros (canes) de gran tamaño y la cercana isla de Nivaria (Tenerife).

 

San Brandán

San Brandán el Navegante (s. VI) estaba en aguas de las Islas Canarias y celebró una misa en lo que el pensaba era otra isla, pero resulto ser una enorme ballena

De Gran Canaria solo habíamos oído hablar de los Carnavales y de los alemanes que van a sus playas… pero cuando empecé a buscar información ¡flipé! :O  . Cada día le iba a contando a José todo lo que teníamos que ver, totalmente imposible en sólo 6 días… y el me decía “tranquila, Gran Canaria no está a 10.000 kilómetros y siempre podemos volver”.

No éramos los únicos en pensar así, nuestros propios compañeros de trabajo nos decían “a disfrutar a la playita” y cuando comentábamos que íbamos a ver cosas la respuesta era“¿cuales? Si allí sólo hay playas” o “es una isla, no tiene nada” 🙁

Ya veis, sólo hay playas y no tiene nada:

Barranco de los TabuquillosPara movernos alquilamos un Citroen Cactus ¡claro, como Gran Canaria tiene tantos cactus! 🙂  Sólo recorrimos las zonas centro y sur de la isla y la capital, Las Palmas de Gran Canaria. Nos quedamos con muchas ganas de conocer el norte, ¡ya tenemos excusa para volver 😉  !

Día 1

Llegamos a Gran Canaria, recogemos el coche en el aeropuerto y vamos al apartamento en Vecindario dónde estaríamos los tres primeros días para dejar las maletas. De allí ponemos rumbo al corazón de Gran Canaria para ver la Caldera de los Marteles, el Pozo de nieve Grande y el de los Canónigos.

Mirador del Pozo de Nieve Grande

Desde el Mirador del Pico de los Pozos de las Nieves disfrutamos de una de las mejores panorámicas de la isla y después dejamos el coche en el aparcamiento de la Degollada de la Goleta para hacer una ruta de media hora hasta el Mirador del Roque Nublo, símbolo de la isla.

Roque Nublo

Nos desviamos hacia la Presa de las Niñas y terminamos el día en el Roque Bentayga y disfrutando de atardecer en Tejeda, uno de los pueblos más bonitos de España.

Atardecer en Tejeda

Día 2

Vamos en coche hasta La aldea de San Nicolás y al mirador de Balcón. No pudimos seguir más al norte al estar la carretera cortada, así que retrocedemos a Mogán gozando de unas vistas maravillosas.

Mirador de Balcón

Atravesamos el barranco de Tocodoman para entrar en el Barranco de Veneguera, disfrutando de un paisaje espectacular y parando a cada momento. Antes de llegar a Mogán nos detenemos en los Azulejos de Veguenera, unas formaciones naturales de caprichosos colores en el lateral de la montaña.

Azulejos de Veguenera

Paseamos por Mogán pueblo y visitamos El Molino de Viento, un típico molino canario rodeado de objetos cotidianos de tamaño gigante que proceden de la carrozas de la romería de San Antonio El Chico.

Molino de Viento y objetos de la romería de San Antonio El Chico

En Puerto Mogán, llamada la Pequeña Venecia, nos sumergimos en la Gran Canaria prehispánica en La Cañada de Los Gatos, una grata sorpresa en un lugar tan turístico. Finalizamos el día en Puerto Rico, viendo atardecer.

Atardecer en Puerto Rico, Gran Canaria

Día 3

Empezamos el día en el Faro de Arinaga y en el paseo marítimo admiramos el precioso mar embravecido. Nuestra siguiente parada fue Ingenio dónde vimos la palmera de Paquesito, la más alta de toda España.

Palmera de Paquesito

Nuestra siguiente parada fue el Barranco de Guayadeque, un Monumento Natural que fue uno de los asentamientos más importantes de los aborígenes canarios. Sus yacimientos arqueológicos están declarados Bien de Interés Cultural y tiene dos núcleos de población, llamados Cueva BermejaMontaña de las Tierras, muy visitados por los grancanarios los fines de semana.

Barranco de Guayadeque

Dejamos las montañas para conocer Agüimes, uno de los pueblos más bonitos de Gran Canaria con sus coloridas casas y sus estatuas callejeras. De allí fuimos hasta el Centro de Interpretación La Fortaleza para conocer como vivían los antiguos aborígenes canarios. El broche de oro de este fantástico día fue ver el paisaje de película de la zona desde el Mirador El Guriete y finalmente disfrutar del atardecer en Las Dunas de Maspalomas.

Dunas de Maspalomas

Día 4

Madrugamos un montón para ver amanecer en las Dunas de Maspalomas. Después andamos por el paseo marítimo junto a miles de turistas hasta llegar al Faro de Meloneras y al cercano Yacimiento de Punta Mujeres.

De allí fuimos al sitio más turístico de los alrededores, la Playa del Inglés, y por fin me mojé los pies en el Océano Atlántico.

Playa del Inglés

Dejamos el apartamento para ir a Las Palmas de Gran Canaria, pero antes hicimos una parada en Telde para conocer el centro histórico y su costa.

Día 5

José tenía que trabajar hasta el mediodía y yo me dediqué a recorrer la Playa de Las Canteras hasta llegar al Auditorio Alfredo Kraus y al Centro Comercial Las Arenas con sus magníficas vistas.

Playa de Las Canteras en Las Palmas de Gran Canaria

Una vez ya juntos de nuevo, comimos y fuimos al Parque de Santa Catalina para después tomar la guagua (autobús) 12 para ir a Vegueta, el corazón de Las Palmas de Gran Canaria. Además de conocer el barrio fundacional de la ciudad, visitamos la Catedral de Santa Ana y la Casa Colón. No vimos más cosas porque fuimos corriendo a ver atardecer en la Playa de las Canteras, con Tenerife y el Teide al fondo.

Atardecer en Playa de las Canteras

Día 6

Nuestro último día que teníamos que exprimir al máximo. Volvimos a Vegueta para ver la parte más al sur del barrio y luego subimos hasta Triana, otro barrio histórico muy popular y centro comercial de la ciudad y al Parque de San Telmo.

Nos despedimos de la capital de Gran Canaria visitando el Castillo de la Luz, una antigua fortificación hoy convertida en centro de exposiciones. No entramos a verlo porque nos habían hablado maravillas de la ciudad de Arucas, su catedral y su famosa Fábrica de Ron,  y no queríamos irnos de la isla sin verla. Sin embargo, fue un colofón algo decepcionante a un viaje maravilloso que ya os contaremos con más detalle.

Arucas

Llegamos al aeropuerto, dejamos el coche y cogimos nuestro vuelo rumbo a Madrid, aterrizando en plena ola de frío con 0º cuando habíamos pasado la mayoría de días a 20º…. ¡¡friooooooo!!

Sólo llegamos a conocer un poquito de esta desconocida isla, aunque en próximas entradas os ofreceremos mucha más información y consejos. ¡Hasta pronto amigos!

Regreso desde Gran Canaria

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print