Excursión al Desierto de Merzouga desde Marrakech

El Desierto de Merzouga es una parada obligada si visitas Fez o Marrakech. Si viajas a Marruecos, es imprescindible pasar al menos un día en esta parte del Sáhara. Para nosotros, dormir en el desierto ha sido una experiencia asombrosa, algo que debes hacer una vez en la vida. Tanto nos ha gustado que sin duda repetiremos en cuanto nos surja la oportunidad 🙂

Excursión al Desierto de Merzouga

El Desierto del Sáhara

El Sáhara es el desierto más grande del mundo, extendiéndose por casi todo el Norte de África. Su nombre proviene del árabe ṣaḥārāʾ, el plural de la palabra ṣaḥrāʾ, que significa ‘desierto’. Se extiende por casi una docena de países. 

Todos pensamos en la arena cuando nos hablan del desierto, pero en realidad el Sáhara contiene más mesetas pedregosas (hammadas) y terrenos rocosos (serir) que dunas y mares de arena (ergs). Erg Chebbi es el único erg del Sáhara en Marruecos, y uno de los principales puntos de partida para adentrarse en el, es el pueblo de Merzouga.

Comerciantes árabes de esclavos

Grabado del s. XIX que representa una caravana esclavista árabe atravesando el Sáhara

Sorprende además saber que el Sáhara no siempre fue un desierto. Ríos, grandes mamíferos y una abundante vegetación ocuparon esta zona hace casi ocho milenios. Hace cinco mil años, el Sáhara ya era tan seco como lo es hoy día. Aparentemente en 15.000 años se cambiará de ciclo climático, y puede que el océano rojizo del Sáhara de paso nuevamente a un mar de verdor :O

¿A qué desierto voy?

Pues al Sáhara claro 🙂  , sólo debes decidir cual será tu puerta de entrada. Si visitas el sur de Marruecos hay varias zonas por las que acceder al desierto. Nosotros estábamos alojados en Marrakech y desde esa ciudad tenéis estas opciones:

  • Zagora: Esta ciudad se encuentra a unos 360 kilómetros de Marrakech. Es una zona de desierto pedregoso, pero ideal si dispones de poco tiempo. La excursión más habitual es de dos días y una noche.
  • Merzouga: Deberás hacer 200 kilómetros más para llegar a este pequeño pueblo, pero merece la pena. Es una de las zonas más impresionantes del desierto marroquí, con sus grandes dunas y su mar de arena roja. La excursión más habitual es de tres días y dos noches. Nosotros recomendamos la excursión de cuatro días, para disfrutar más de la experiencia y que el viaje no se haga tan pesado.

Rumbo al desierto de Merzouga

  • Erg Chigaga: El otro gran Erg de Marruecos, a 100 kilómetros de Zagora. No es tan espectacular como Erg Chebbi, pero su acceso es más complicado y está menos explotado turísticamente. Por eso, mucha gente lo considera el mejor lugar para vivir una experiencia de desierto más auténtica. Desde Marrakech deberás dedicar al menos cuatro días para conocer esta zona.
  • Agafay: Si el tiempo es un problema, siempre podéis visitar esta meseta desértica a menos de 50 Km. de Marrakech, aunque no se puede comparar con el Sáhara.

Leímos muchos blogs y opiniones, y decidimos ir a Merzouga en excursión de tres días y dos noches. Ahora sabemos que hay excursiones más largas, y deberíamos haber ido un día más 😥

¿Voy al desierto por libre o contrato una excursión?

La pregunta del millón 🙂  . Después de vivir la experiencia nuestro consejo es: “si te gusta conducir, recorre a tu aire el sur del país”. Por suerte, conducir hacia el desierto de Merzouga no es lo mismo que por el centro de Marrakech. Tan sólo necesitas respetar las normas de circulación, tu pasaporte y un carnet de conducir español en vigor… ¡¡y un coche claro 🙂  !! . Las carreteras no están nada mal (mejor que en algunas zonas rurales de España) pero debéis tener especial cuidado al adelantar, con personas o animales que se crucen y por supuesto en las poblaciones. Ir atento te evitará lamentarte luego.

peligro dromedario

… y por supuesto mucho cuidado con los dromedarios 🙂

¡Ojo! controlan mucho la velocidad y casi en cada población tendrás un policía/gendarme que no se asa de calor a pesar de ir totalmente uniformado con un radar móvil en sus manos. Si te paran, paga tus 30-70 € de multa (según la velocidad), pide el comprobante (un recibo de color verde o azul), y todos tan contentos. Puede darse el caso que te sancionen sin motivo. En ese momento claro, tu le darías hasta la camisa, pero es mejor mantener la calma, y diplomáticamente negociar un pago razonable.

Si te acercas a zonas desérticas, mejor con un 4×4, y cuida que no te entre arena en el motor, o tendrás serias dificultades. Por último, alcohol y drogas ¡al volante NO!. Por si este consejo por si sólo no es suficiente, tenéis hasta 900 € y dos años de prisión (en Marruecos) para quitaros las ganas 🙁

Rumbo al desierto

Alcohol y drogas no, alegría y frutas sí 🙂

Excursiones al desierto de Merzouga ¿con quién?

Empresas tienes a miles, y puedes contratar tanto aquí como en Marruecos. Todas ofrecen las mismas excursiones a precios similares, pero si contratas allí te será bastante más económico. Nosotros elegimos Viajes Marrakech por varios motivos:

  1. Muchas críticas buenas, incluyendo las de algunos compañeros.
  2. Buena atención, puesto que contactamos desde España sin problemas.
  3. 100% en español. Parece una tontería, pero cuando una excursión es bilingüe se pierde muchísimo tiempo y las explicaciones no son tan buenas.

logo Viajes Marrakech

Además, también nos ofrecieron un precio especial, pero sin duda hubiésemos contratado con ellos de todas maneras.

¿Duermo en una jaima con baño privado o compartido?

Esta elección depende de cada uno. Si estás acostumbrado a dormir en saco y tienda de campaña, cualquiera de las dos opciones te parecerá un lujo.

campamento de jaimas

Nuestro campamento

Nosotros elegimos el baño privado (con suplemento de 40 €) porque dimos por hecho que el baño sería un simple retrete y nos interesaba que estuviese dentro de la habitación…

…¡¡pues no!! el baño privado es un baño completo con ducha :O  . Ducharse en el desierto es de esas cosas ilógicas que resulta que se pueden hacer. De haberlo sabido, habríamos llevado ropa para cambiarnos 😥

La diferencia no es solo el baño y que la jaima es más grande. Además, están situadas en campamentos distinto y la cena si eliges una jaima “de lujo” es acorde al alojamiento. Sin duda fue la mejor cena que tomamos en todo nuestro viaje. Una pena no poder aprovechar luego la Cama King Size y su maravillosa ropa de cama de un algodón, porque preferimos tumbarnos en una manta a ver el cielo… pero de eso os hablaremos más adelante 🙂

jaima de lujo

De esta guisa quedé tras pasar por una tormenta de arena…no lo veis, pero en una esquina había una montañita de arena

Qué llevar al desierto

Lo mínimo imprescindible. Había leído que por la noche bajaban bruscamente las temperaturas y hacia mucho frió. Nosotros terminamos paseando la ropa de abrigo. Como mucho necesitarás un chal o chaqueta fina. La ropa debe ser de algodón, amplia, larga y de color claro. Es lo mejor para el calor o si te pilla una tormenta de arena.

No olvidéis llevar un pañuelo bereber para hacerte un turbante y con la tela sobrante protegerte ojos y boca. Si además te pones unas gafas de sol mucho mejor. Nosotros estaremos eternamente agradecidos a Maria y Gloria, nuestras compañeras de viaje en ésta excursión, por prestarnos unos que habían comprado. ¡¡Gracias amigas!!

Pañuelos bereber

Menos el camello…. todos con nuestro pañuelo

Protege la ropa y los artículos que lleves con una bolsa de nailon con cremallera. Aun así, os pasará como a nosotros, que cuando llegamos a Madrid pudimos llenar un frasco con la arena sacamos de los rincones más insospechados. Los aparatos electrónicos es mejor protegerlos con papel film de cocina antes de meterlos en la bolsa. La arena del desierto es muy fina y entra por todas partes. Nos quedamos sin la cámara de fotos, casi la de vídeo, y menos mal que el móvil es estanco que si no…

¡¡Advertencia! Las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de los aficionados a la fotografía

Cámara con arena

Y eso que la cámara estaba en su funda 😥

Pinceladas de nuestra excursión al desierto de Merzouga

En la excursión se indicaba minubus, pero nos fueron a recoger en 4×4, porque sólo venían otras dos personas. Nuestras compañeras eran María y Gloria, de Perú y Colombia respectivamente, y residentes en Miami. Esperamos que nos estén leyendo y que María haya empezado su andadura como bloguera 😉

Bandera bereber

Aquí estamos todos, vestidos para la ocasión y con la bandera bereber

Un 4×4 lleno y en un viaje tan largo se hace muy pesado. José lo llevó bien, pero yo iba incomodísima. Además, como María es propensa a marearse, fue la mayor parte del viaje en el asiento delantero. A la vuelta, a medio camino, cambiamos a una minivan y fuimos mucho más cómodos, aunque la pobre María no pudo evitar sus mareos. Regresar a Marrakech nos llevó 11 horas, y nos parecieron casi el doble.

Nuestro conductor se llamaba Mohamed y había vivido 14 años en España, así que no sólo hablaba un perfecto castellano, sino que entendía bien los giros de nuestro idioma. No sólo conducía genial sino que tenía buenos reflejos y estaba siempre atento. Eso sí, tal como ponía claramente en el folleto es sólo un chofer-acompañante. Nosotros que somos muy preguntones le acribillábamos a preguntas, y muchas no las podía responder. Por otro lado, durante el trayecto si que nos ayudó en todo lo que necesitábamos.

turbante bereber

Hasta me colocó el turbante, que no es tan fácil

Nos llamaron la atención algunos detalles de su actitud, pero resulta que es el “típico” carácter marroquí. Por un lado, aunque le insistimos no quiso comer nunca con nosotros y por otro, alternaba momentos en los que hablaba mucho con largos silencios en los que le molestaba que le hablases. Si el pobre fue un santo por aguantar a tres mujeres tan habladoras. Bueno , José también nos aguantó, pero menos porque no le preguntábamos 🙂  .

Conclusiones

  • Si eres un aventurero y te gustan los roadtrip, alquilate un coche y recorre el Sur de Marruecos a tu aire. Cada poco verás hoteles o Kasbahs (una especie de casa amurallada) dónde alojarte.
  • Si te da respeto conducir por un país no europeo y sudas sólo de pensarlo, lo tuyo es contratar una excursión.
  • Si puedes, dedica más días a este trayecto. Merece mucho la pena hacerlo despacio y disfrutar de todo lo que puede ofrecer.

Ya sabes lo necesario para preparar tu viaje al desierto de Merzouga. Próximamente, te contaremos ¡¡cómo sobrevivimos a una tormenta de arena!! 🙂  

¡¡Hasta pronto!!

amanecer en el desierto de Merzouga

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print