Vuelo Madrid Toulouse, el comienzo del viaje a la ciudad rosa

Fue la casualidad la que nos hizo coger un vuelo Madrid Toulouse, o más bien la economía 😊, aunque al final fue todo un acierto. Acompañadnos en el inicio de nuestro viaje de cuatro días en Toulouse, la ciudad rosa. Eso sí, el vuelo era con Ryanair, era evidente que algo tenia que pasar😥.

Vuelo Madrid Toulouse

Normalmente volar por la tarde nos da pereza, pero después de un día de trabajo, se coge un avión con muchas más ganas 😊. Pero claro, un viernes 29 de diciembre, hay mucho tráfico, y llegamos a comer a casa muy justos. Después de engullir como los pavos, salimos en coche hacia la T1 del Aeropuerto de Barajas.

Maqueta de un aeropuerto

Servicio de Parking del Aeropuerto

Reservamos un servicio de recogida y entrega de vehículo en la Terminal a través de la web italiana myparking. Aun así, la web está completamente en español. Este portal es simplemente un comparador de servicios de parking en el aeropuerto (tanto tradicionales, como con recogida y entrega).

MyParking logo

En nuestro caso, para el servicio que queríamos la opción más económica era Park Sansecar. Esta compañía es muy “analógica”. No tienen App, no usan Whatsapp, etc. pero es barata.

Llamamos un poco antes de llegar y al final del área de salidas de la Terminal había un muchacho con chaleco verde esperando. Recogió el vehículo y nos dio una copia del contrato. Las condiciones de Park Sansecar son de las más draconianas que nos hemos encontrado, incluso alguna roza lo abusivo, pero claro, por el precio que pagamos no podíamos pedir más.

La Odisea de volar con Ryanair

Llegamos al Aeropuerto casi dos horas antes, y fuimos directos al control. Como no volamos mucho en invierno, no caímos en las botas, y tuvimos que descalzarnos 😠. Por cierto, ¿Cuándo van a hacer calzas para personas con el pie grande?

Pasado el control vemos que nuestra puerta es la C31, justo al lado. Tenemos tiempo de sobra para ir al servicio a coger agua y dar una vuelta por las tiendas.

Aeropuerto Madrid Adolfo Suarez en Navidad

Una hora antes del vuelo, vamos a sentarnos a la puerta. Poco después viene una familia francesa pero nadie más, así que nos imaginamos que ya nos han cambiado de puerta… como siempre que volamos con Ryanair 😠. Cuando la familia francesa se levanta y se va, corro hacia las pantallas y veo que la puerta ahora es la C36Aviso a Noelia y al llegar a la nueva puerta de embarque… ¡¡Nos encontramos la cola del siglo!

Las políticas de Ryanair, el beneficio antes que la seguridad

Esperando la cola, un empleado de Ryanair se pasea por ella, poniendo pegatinas a las maletas para bajarlas a bodega. Nos dice que el avión va lleno y nuestras maletas no pueden ir en cabina. Explico que como artículo de mano llevo un pequeño maletín con un portátil. En él no caben las cámaras, baterías y material fotográfico de las maletas. No os penséis que es un cuento, llevaba un total de 6 baterías, unos artículos que por normativa no pueden ir en bodega.

baterías

Además, me dicen que al no tener prioridad de embarque, si me niego me prohibirían viajar. Obviamente, yo no me niego a que bajen la maleta, pero he informado de que es contenido prohibido. Si lo bajasen, Ryanair estaría pasándose la normativa por el arco del triunfo. Si me pidiesen “abandonar” la maleta, podría hacerlo siempre que me dijesen dónde y me la garantizasen. Al final, acordamos meter todo el material en una sola maleta y subirla a bordo, facturando la otra.

En 2013, 8 cláusulas de las condiciones de Ryanair se declararon abusivas. Lejos de aprender, siguen incluyendo cláusulas abusivas. Seamos claros, si el vuelo me hubiese costado un 20% más lo habría reservado igual. Sin embargo, una vez reservado, me niego a que me intenten colar extras o a que mercadeen con la seguridad del vuelo.

vuelo a Toulouse con Ryanair

Por cierto, con la excusa de acelerar el embarque, desde enero de 2018 con Ryanair no podréis llevar una maleta en cabina sin coger el embarque prioritario, y por supuesto pagar más. Veremos a ver los resultados que les da esta política.

El vuelo Madrid Toulouse con Ryanair

Como no pagamos para poder elegir asiento, Ryanair nos separa para intentar que paguemos más por el billete. Es “curiosa” la política de asignación de asientos de Ryanair. Aunque haya dos asientos juntos y tengan medio pasaje sin asignar asiento, os sentarán separados para obligarte a pagar el dinero de elegir asiento. Una estupidez por su parte, porque al subir, un amable caballero nos oyó despedirnos, y cambió el asiento con nosotros. Al final volamos juntos. ¡¡La educación puede más que las burdas artimañas mercantilistas de Ryanair 😊!!

Volamos a Toulouse

El avión despega puntual, aunque se recorre media pista. Un poco más y en lugar de despegar desde Madrid, salimos desde Burgos 😊. Durante el vuelo ya os podéis imaginar, rifas, venta de artículos Duty Free, etc. Menos mal que el vuelo a Toulouse dura poco más de una hora. Eso sí, nunca pensé que este tipo de cosas tuviesen éxito y resulta que la señora del asiento de al lado quería comprar una colonia de marca ¡¡vivir para ver 😲!! Sobre todo porque al final no se la compró, aunque probó casi todas ¡¡vaya mezcla de olores!!

Llegamos al Aeropuerto de Toulouse-Blagnac

Aterrizamos puntuales, pero como hay que esperar la maleta que nos han obligado facturar ¡¡vaya lata perder 30 minutos!!. Salimos y pasamos por Información Turística del Aeropuerto (tiene un horario de 5:30 a 24:00), donde hablan un perfecto castellano.

Aeropuerto de Toulouse

Nos dan un mapa de la ciudad y de la red de transporte. Por desgracia, allí no podéis comprar la tarjeta Pass Tourisme. Por eso, en lugar de coger el autobús, como teníamos pensado para ahorrar tiempo, cogimos el tranvía.

mapa para salir del aeropuerto de Toulouse

En este práctico mapa podéis ver cómo salir del aeropuerto

Las maquinas para sacar billetes del tranvía son muy curiosas. Tienen una una especie de rodillo central para moverte por las distintas opciones, un botón de aceptar y otro de cancelar.

maquinas Tisseo

Compramos dos billetes de tranvía al centro por ¡¡3,20 € los dos!! Encima, estos billetes te permiten hacer trasbordo con la red de metro. Nosotros hacemos trasbordo en Arenes con la Línea A de metro. Luego seguimos hasta la estación Jean-Jaurès.

Cuando llegamos al centro de Toulouse, nos sorprende que una ciudad francesa esté tan animada a pesar de ser más de las diez de la noche. Andamos un poco (pero con el cansancio del viaje y las maletas se nos hace eterno 😊). Por el camino vemos que nuestro apartamento está justo en una zona de ocio… ideal para salir alguna noche.

Allée Jean Jaurès en Toulouse de noche

Appart’Hôtel Odalys Colombélie, nuestro alojamiento en Toulouse

Limpísimo y monísimo. Nos dieron la habitación 4 en la 1ª planta, que es la de recepción. Nos llamó mucho la atención la cocina… oculta en un armario. La habitación era muy amplia y estaba decorada con mucho gusto. De momento ¡¡todo un acierto!!

cama Appart'Hôtel Odalys Colombélie

Información práctica: A partir de 70 € la noche (SA). Te dan pastillita de jabón muy mona con forma de hoja, un botecito de gel para dos, toalla de manos y dos de ducha. Las toallas como siempre, ¿será que son pequeñas o nosotros muy grandes?. Ducha muy grande, agua caliente de calentador sale muy rápido y dura bastante. Buena iluminación, muchos enchufes, secador de pelo y toallero radiador. ¡¡i hasta te ponen tisúes en el baño!!

Lo bueno: El wifi funciona bien en la habitación. Si estás 4 noches o menos, te la limpian todos los días.

Lo no tan bueno: La cocina tiene un cargo si no la dejas limpia. Cuando sales no hay un interruptor general para apagar todas las luces.

Cansados, cenamos de nuestras provisiones y nos duchamos para relajarnos antes de ir a dormir ¡¡hasta pronto!!

cocina Appart'Hôtel Odalys Colombélie

Nuestra cocina, pequeña pero más que suficiente

Compartir es maravilloso...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page