Castillos de Guadalajara, ruta por la tierra de frontera

Te proponemos una ruta por varios castillos de Guadalajara recorriendo esta antigua tierra de frontera. Porque no hay que olvidar que Guadalajara es Castilla, y por tanto fortalezas, atalayas, torreones y por supuesto ¡castillos 🏰! todavía jalonan sus altos. Descubre estos mudos vigilantes, testigos de una época pasada.

Castillos de Guadalajara

Ruta de un día por los Castillos de Guadalajara

La ruta que te proponemos recorre algunos castillos de renombre y otros más desconocidos, pero también interesantes. Son poco más de 60 Km. que en coche se recorren en menos de hora y media. Un día intenso visitando seis fortificaciones que recomendamos transformar en una escapada de fin de semana. La riqueza de la naturaleza, la cultura, la historia y la gastronomía de esta zona bien merece que te alojes en ella al menos una noche. Te dejamos un mapa de esta ruta, que comienza en la carretera nacional II.

Obviamente hay muchos más castillos, fortalezas y atalayas en la provincia de Guadalajara, pero cada uno de los elegidos tiene alguna característica o historia peculiar e interesante.

El Castillo de Torresaviñán, el vigía de la Nacional II

Viajando por la nacional II, en las proximidades del Km. 118 verás los restos de un antiguo castillo que dominaba este entorno.

Historia del Castillo de Torresaviñán

Fue edificado en el s. XII, sobre una antigua atalaya musulmana por Don Manrique de Lara, el primer señor de Molina. Ubicado en los límites de su señorío, su objetivo era luchar contra la invasión musulmana. El castillo de Torresaviñán era más bien una torre-fortaleza con funciones puramente militares. Por eso, su construcción es sobria y sencilla, sin espacio para ornamentos.

Castillo de Torresaviñán

Vendida o donada posteriormente al obispado de Sigüenza, perteneció al mismo hasta el s. XIX. En el s. XVIII, durante la Guerra de Sucesión Española, el bando de los Austrias voló el castillo durante su retirada, dejándolo en su estado actual.

Características del Castillo de Torresaviñán

Aunque muy deteriorada, esta fortaleza se conserva tal cual se construyó, sin haber sido modificada por el devenir de la historia. Tenía planta cuadrada y dos torres, sigue en pie una de ellas y parte del lienzo de la muralla. A la torre que sigue en pie, se accedía por una puerta elevada, de forma que en caso de ataque se podía cortar el acceso y aislarse del enemigo en ese último bastión de defensa.

Cómo llegar al Castillo de Torresaviñán

Para llegar al castillo debes tomar una senda que parte desde el lavadero de La Torresaviñán. Puedes aprovechar para coger agua en una fuente que hay al lado del mismo, porque el sendero no tiene sombras. El acceso es libre a la zona de las ruinas, pero no se puede subir a la torre que queda en pie. Desde el castillo tendrás una magnífica panorámica de toda la región, incluyendo los territorios de Sigüenza al oeste, Alcolea del Pinar al norte y por supuesto del propio Torresaviñán.

Torresaviñán

Castillo de Pelegrina, el Castel Gandolfo de los obispos de Sigüenza

En lo alto de un promontorio se alza este castillo roquero (que no rockero 😜). Su ubicación ofrece una magnifica visibilidad de los alrededores. Si sumamos la excepcional belleza del valle del río Dulce entenderemos el nombre de Pelegrina. Deriva del latín pellus grinae, y quiere decir bella vista.

Además, el castillo de Pelegrina tenía gran importancia estratégica, pues dominaba la importante Vía XXV romana, llamada Caesaraugusta. Esta calzada unía las ciudades de Augusta Emerita (Mérida), y Caesaraugusta (Zaragoza), y con el paso del tiempo daría lugar a la carretera nacional II.

Castillo de Pelegrina

Historia del Castillo de Pelegrina

La fortaleza se construyó en el s. XII por orden de los arzobispos de Sigüenza como lugar de descanso y para cazar en sus tierras. El castillo fue reforzado en el s. XIV por Pedro I el Cruel de Castilla para apoyar su lucha contra el Rey de Aragón, debido a su posición en la frontera entre el reino castellano y el aragonés. En el s. XV sería saqueado por los navarros y recuperado por las tropas del obispado. Ya sé que suena raro, pero antes los obispos tenían ejércitos y algunos hasta batallaban personalmente 😲.

Al igual que con el Castillo de Torresaviñán, el declive del castillo de Pelegrina vendría con la Guerra de Sucesión Española, al ser quemado por el bando de los Austrias. Por si eso fuese poco, durante la Guerra de la Independencia fue desmantelado por las tropas francesas para que no fuese utilizado por los guerrilleros de Juan Martin Díez «El Empecinado».

Características del Castillo de Pelegrina

La fortaleza está construida en piedra sillar o sillarejo. Tiene planta alargada con torreones cilíndricos sin saeteras, pues la defensa se realizaba desde las almenas. En la zona norte, la puerta principal con arco de herradura está defendida por la torre del homenaje. En la zona sur hay otro acceso más pequeño, con un arco de medio punto, protegido por dos torreones. Este es hoy día el acceso principal a las ruinas.

Pelegrina

Desde el castillo, se tiene una vista privilegiada tanto del valle como del pueblo.

Cómo llegar al Castillo de Pelegrina

A la entrada de la población hay una pequeña explanada a modo de parking. Al pueblo sólo pueden acceder vecinos y alojados en las casas rurales. Para ascender al castillo deberás atravesar las bonitas calles de Pelegrina. Puedes hacer una parada en la Iglesia de la Santísima Trinidad o en el Centro de Interpretación del Parque Natural del Barranco del Río Dulce de Pelegrina antes de llegar a los pies del castillo. El acceso es libre pues sólo se conservan los muros exteriores del mismo.

Castillo de Sigüenza, el hogar de los obispos guerreros

Sin duda, es la fortaleza más famosa de todos los castillos de Guadalajara que mencionamos en el artículo. No sólo su estado de conservación es excepcional, también puedes alojarte en él, porque ha sido convertido en Parador Nacional.

Sigüenza

Historia del Castillo de Sigüenza

Fue construido sobre una fortaleza árabe en el s. XII por el obispo guerrero Bernardo de Agén. ¿Ves cómo antes también había obispos que combatían? Ha sido hogar de los Obispos de Sigüenza hasta el s. XIX y por supuesto ha conocido muchas vicisitudes históricas.

El ya mencionado Pedro I el Cruel encerró a su esposa Blanca de Borbón para que ésta no apoyara a os nobles que querían quitarle del trono. Está claro que el apodo se lo tenía más que merecido 😡, aunque en realidad no fue ni más ni menos cruel que otros monarcas de su época. Ya en el s. XV, un obispo elegido sin la bendición papal se atrincheró en él durante tres años, hasta que la traición de un criado provocó su caída.

Durante la Guerra de Sucesión Española no sufrió daños, pues tanto Austrias como Borbones se alternaron en la posesión del castillo. No corrió la misma suerte durante la Guerra de la Independencia, sufriendo grandes daños y siendo expoliadas todas sus riquezas por las tropas francesas. Durante las guerras carlistas sufrió nuevos daños y fue abandonado, cayendo en el abandono más absoluto hasta los años 70, cuando se reconstruyó y se unió a la Red de Paradores.

Plaza Mayor de Sigüenza

Un lugar tan bello como Sigüenza sin duda se merecía un Parador Nacional

Características del Castillo de Sigüenza

Entre su construcción y su definitivo abandono la fortaleza sufrió numerosas remodelaciones y ampliaciones. Cuando se reconstruyó para convertirlo en Parador Nacional se decidió seguir los planos y documentos originales. Entre los elementos conservados están la Capilla Románica, la Portada y Torres, la barbacana, las dos portadas del Patio de Armas y el Salón del Trono. Las habitaciones y el resto de dependencias para adecuarlo como alojamiento son totalmente nuevas, aunque están decoradas con elementos medievales para recrear su ilustre y antiguo pasado.

Cómo llegar al Castillo de Sigüenza

Una visita a Sigüenza es muy recomendable, pero si sólo quieres ver el castillo, puedes subir hasta la misma puerta en coche. Antes de la entrada hay una gran explanada para aparcar. El acceso es libre para visitar las zonas exteriores y las interiores, exceptuando las habitaciones y otras estancias privadas.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Guijosa, de fortaleza a residencia

Está ubicado en el pequeño pueblo de Guijosa, a pocos kilómetros de Sigüenza. Este castillo es un claro ejemplo de «fortaleza de transición» entre los austeros castillos medievales y los palacios.

Historia del Castillo de Guijosa

Esta fortaleza fue erigida en el s. XIV por un poderoso terrateniente, Don Iñigo López de Orozco, cuya enseña todavía puede verse sobre el portón de entrada. Don Íñigo tomó la mala decisión de apoyar a Enrique de Trastámara durante la primera guerra civil castellana. Por eso fue asesinado por Pedro I el Cruel y el castillo pasó a manos de la casa de Medinaceli.

Varias generaciones después, esta misma casa nobiliaria lo donó al pueblo de Guijosa. Sin embargo, posteriormente el Estado subastó el castillo debido a que el Ayuntamiento de Guijosa no quiso hacerse cargo del pago de la contribución. Cuarenta mil pesetas (unos 240 € para las generaciones más jóvenes) fueron las responsables de que el castillo de Guijosa pasase a ser una propiedad particular.

Fachada septentrional del Castillo de Guijosa

Características del Castillo de Guijosa

La fortificación destaca por su gran Torre del homenaje con ventanas y balcones en forma de matacán. Está rodeada por un recinto amurallado y almenado de forma cuadrada con torres redondeadas en sus esquinas. Estuvo rodeado en su día por un foso, pero no tenía puente levadizo. La puerta principal está medio oculta por una casa y el acceso actual no tiene ningún valor histórico ni escultórico.

El castillo de Guijosa sólo se puede ver por fuera, ya que se encuentra en obras. El proyecto era convertirlo en un hotel, pero la crisis de principios del s. XX acabó con el proyecto.

Cómo llegar al Castillo de Guijosa

Sorprendentemente esta fortaleza no está en lo alto, sino prácticamente «a pie de calle» en el propio pueblo. Para ver bien su estructura recomendamos bordear los terrenos del castillo siguiendo un camino que surge entre unos pajares anexos y que lleva al cementerio.

Castillo de Guijosa

El Castillo de Palazuelos y su villa amurallada

La villa de Palazuelos es uno de los pocos conjuntos medievales bien conservados de España y nos gustó tanto 😍, que en el enlace de arriba puedes encontrar el artículo exclusivo que le dedicamos. A día de hoy conserva la mayoría de sus puertas y casi dos kilómetros de muralla. Aprovecha para descubrir esta joyita congelada en el tiempo y que muy pocos conocen.

Historia del Castillo de Palazuelos

Don Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, ordenó la construcción de esta fortaleza en el s. XIV para guardar el paso entre los ríos Salado y Henares. Las tropas francesas provocaron importantes daños durante la Guerra de la Independencia hasta que los guerrilleros de «El Empecinado» recuperaron la plaza. Los siglos siguientes sufrió el abandono y la ruina hasta pasar a manos privadas.

Torre del Homenaje del Castillo de Palazuelos

Características del Castillo de Palazuelos

La fortaleza es pequeña, de planta cuadrada y estructura simple en sillarejo. En su interior destaca la gran torre el homenaje adosada al muro oeste. La defensa se complementaba con el paseo de ronda y torres cilíndricas en los ángulos. En tiempos también estaba protegido por un foso, al que se accedía por un puente levadizo.

La fortificación está muy reconstruida, con evidente mal gusto y ningún respeto histórico. Para nosotros hasta daña la vista 😡.

Cómo llegar al Castillo de Palazuelos

La fortaleza se encuentra en uno de los extremos del conjunto amurallado de la villa. Las mejores vistas se obtienen desde el exterior del recinto amurallado.

Castillo de Palazuelos

Castillo de Riba de Santiuste, una fortaleza en la cumbre

Al norte de Sigüenza encontramos en lo alto de un cerro un antiguo castillo que domina la pedanía de la que recibe su nombre.

Historia del Castillo de Riba de Santiuste

Esta fortaleza es la más antigua de cuantas visitarás en esta ruta por los castillos de Guadalajara. Aparentemente, durante la época andalusí los árabes construyeron un alcázar, como atestiguan los restos cerámicos del s. IX. Muchas batallas se libraron en las tierras circundantes, alguna de ellas protagonizada por el mismísimo Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador y en un momento indeterminado este alcázar pasaría a manos castellanas.

El primer documento que nos habla de esta fortaleza está datado siglos después de su construcción. En el s. XII el Rey Alfonso VII donó el castillo y las salinas de Santiuste al obispo de Sigüenza, Bernardo de Agén, quien la reconstruyó y mejoró sus defensas. Aun así, los navarros conquistaron el castillo de Riba de Santiuste en el s. XV, durante la guerra civil de Navarra, utilizándolo como base para hostigar Sigüenza.

Vistas del Castillo de Riba de Santiuste

Como muchos otros castillos de Guadalajara, la fortaleza de Riba de Santiuste fue destruida por tropas francesas durante la Guerra de la Independencia para evitar que fuese tomado por los guerrilleros. En los años 70 el estado subastó el castillo pasando a manos privadas. Reformado por el nuevo propietario, hoy día permanece cerrado y no está abierto al público.

Características del Castillo de Riba de Santiuste

Esta fortaleza es prácticamente inexpugnable, pues se alza en lo alto de un peñasco, dominando el valle del río Salado. Realizado en sillarejo, el recinto amurallado se adapta perfectamente a la irregularidad y estrechura del terreno.

Tiene planta alargada, de 90 metros de largo por 14 de ancho y torreones en los extremos. Las murallas almenadas se intercalan con torreones mas pequeños. Su acceso principal es una gran puerta de estilo andalusí que da paso a un pequeño patio de armas. Atravesando un cuerpo de cuatro torres y varias estancias se accede a otro patio que termina en un torreón de planta pentagonal en forma de espolón que protege la fortaleza por ese lado de la pendiente.

Castillo de Riba de Santiuste

Como llegar al castillo de Riba de Santiuste

El acceso al castillo se tiene que hacer a pie. Atraviesa la población y deja el coche antes del Puente del s XVI. Luego sigue el camino que asciende por el lado norte del castillo hacia la misma puerta. No hay sombra en todo el sendero y si vas en verano prepárate para un sofocante calor.

Dónde dormir si haces esta Ruta por los Castillos de Guadalajara

El centro neurálgico de la zona es Sigüenza, dónde encontraras una oferta de alojamiento variada y acorde a todos los bolsillos. El resto de los pueblos que visitamos tienen única y exclusivamente alojamientos rurales. Decide si prefieres alojarte en el Parador y sentirte como un Señor importante o una tranquila casita rural y despertar con el sonido de los pájaros. Tienes opciones para todos los gustos (y todos los bolsillos 😂) en el siguiente enlace.

Dónde comer en la Ruta por los Castillos de Guadalajara

Esta ruta pasa por localidades muy pequeñas, normalmente sin bares ni restaurantes. Otras poseen un bar, pero tendrás dificultades para encontrar un sitio donde sirvan comidas. Si quieres degustar la buena gastronomía alcarreña encontrarás varias opciones tanto en Pelegrina como en Sigüenza.

Esperamos que ésta ruta por los Castillos de Guadalajara haya sido de tu agrado y pronto la visites para sentir toda la historia que atesoran estas viejas piedras. ¡¡Hasta pronto!!

mapaymochila de ruta por los Castillos de Guadalajara

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas un alojamiento siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

6 comentarios

  • Carmen Viakes y Rutas

    Con lo que a mi me gustan los castillos y lo poco explorada que tengo la provincia de Guadalajara. Me los apunto porque solo conozco el de Sigüenza. Buena recopilación.

  • Maruxaina Bóveda

    Ohhhh…Me ha encantado esta ruta de castillos por Guadalajara. Además no conocemos nada de la zona y esas «piedras» son la excusa perfecta para organizar una escapada.
    Qué pena no habernos enterado de la venta de Guijosa lo hubiésemos comprado para nosotros 😛
    El recorrido es genial para conocer un poco más la historia de España, me parece súper bonito el castillo de Santiuste sobre ese promotorio pero ¡los visitaría todos!
    Gracias por acercarnos lugares menos conocidos del país y por los datos históricos de cada castillo 🙂
    ¡Abrazos guapos!

    • 40.000 pesetas tuvieron la culpa de que el castillo de Guijosa saliese a subasta, pero al final la adjudicación fue por 1.100.000 pesetas. La ultima vez que cambió de manos fue en 1988 (creo) por 1.600.000 pesetas de la época, lo que serían menos de 30.000 € de hoy día. Y ahora lo venden de nuevo por 2 millones de euros. Demasiado para nuestro ajustado presupuesto. ¡¡Gracias por comentar!!

  • Viajar y Otras Pasiones

    ¡Hola chicos!
    Tengo que confesar que no sabía que hubiera tantos castillos en la provincia de Guadalajara. Solo me sonaba el de Sigüenza, pero no hemos estado (y tampoco sabía que ahora es un Parador).
    La ruta tiene pintaza, y hacerla en un día nos parece factible si se madruga… pero nosotros nos liamos taaaaanto cuando viajamos que mejor seguiríamos vuestro consejo de dedicarle un finde.
    Me han gustado mucho los castillos de Ribas de Santiuste y de Pelegrina, y qué curioso que un simple turista no pueda acceder a este segundo pueblo en coche.
    Muy interesante que en todos los castillos hayáis incluido una referencia histórica, que nunca sobra. ¡Por cierto! El castillo de Guijosa, por 40.000 pelas (ya no soy de las generaciones jóvenes jaja), lo habríamos comprado nosotros, que le veo con potencial 😛

    • Pues nos hemos dejado un montón de castillos de Guadalajara en el tintero . Prometemos una segunda parte. Nosotros también somos de viajar tranquilos y disfrutar, no hace falta tocar piedra y salir corriendo. Si queréis comprar el castillo de Guijosa, mirad un conocido portal inmobiliario y lo veréis a la venta. Eso sí, por unos módicos 2 millones de euros . A nosotros se nos va del presupuesto. ¡Gracias por comentar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.