Monasterio de Guadalupe, Patrimonio de la Humanidad

En la provincia de Cáceres, en un hermoso valle rodeado de montañas, se encuentra una joya del arte mudéjar de la Península, el monasterio de Guadalupe. Este importante centro cultural medieval tuvo un papel crucial en la historia peninsular y en la de Hispanoamérica. Además, la devoción a la Virgen de Guadalupe está enormemente extendida y tiene templos hasta en África 😲. Por estos y otros motivos, su santuario extremeño es Patrimonio de la Humanidad. Descubre con nosotros el hogar de la Patrona de Extremadura y Reina de la Hispanidad.

Monasterio de Guadalupe

 

El nombre oficial de este santuario es Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, y a lo largo de sus siete siglos de historia muchas figuras ilustres han peregrinado para venerar a la Virgen. Además de papas y santos, nobles, reyes y emperadores han atravesado las puertas del Real Monasterio, como los Reyes Católicos o Iñigo López de Mendoza, marqués de Santillana. También viajeros, cronistas y grandes literatos, como Miguel de Unamuno o Miguel de Cervantes, que ofreció a la Virgen las cadenas de su cautiverio en Argel.

«Cuatro días se estuvieron los peregrinos en Guadalupe, en los cuales comenzaron á ver las grandezas de aquel santo monasterio; digo comenzaron, porque acabarlas de ver, es imposible.»

Miguel de Cervantes, Los trabajos de Persiles y Seguismunda

Monasterio y Puebla de Guadalupe

Por cierto, entre los peregrinos ilustres que recibió la Patrona de Extremadura también está el que hoy día es el Patrón de los extremeños, San Pedro de Alcántara, cuya casa natal en la villa de Alcántara es hoy día una iglesia en su honor.

La Virgen de Guadalupe y la historia del Real Monasterio

Origen del nombre Guadalupe

El río Guadalupe o Guadalupejo es un pequeño afluente del río Guadiana. Si bien el origen del nombre es evidentemente árabe por el sufijo Guad-, no es tan evidente su significado sobre el que hay muchas teorías. La hipótesis más creíble afirma que Guadalupe deriva el árabe andalusí Wadi l-lubb, y significaría «río del lobo».

La creación de la talla de la Virgen de Guadalupe

Según la leyenda, la imagen de la Virgen de Guadalupe fue tallada por el propio San Lucas en Palestina, y a su muerte fue enterrado con ella. Con el traslado del cuerpo del evangelista a Bizancio, la imagen fue venerada en varios templos, hasta acabar en el oratorio personal del Papa San Gregorio Magno en el s. VI. En esa época en Roma estalló un terrible brote de peste, y el Papa ordenó procesionar la talla. Estando en procesión, apareció un ángel sobre el Castillo de Sant’Angelo y remitió la epidemia.

procesión de San Gregorio Magno

San Gregorio Magno en procesión hacia el Castel Sant’Angelo durante la plaga de Roma del 590, pintado en el s. XVII por Horace Le Blanc. Supuestamente la talla representada sería la Virgen de Guadalupe

Unos años después, San Gregorio envió la talla a San Leandro, arzobispo de Sevilla quien la recibió personalmente a su llegada al puerto de la ciudad hispalense. La imagen fue entronizada en la iglesia principal de la ciudad y venerada con fervor hasta la ocupación musulmana en el s. VIII. Unos clérigos huyeron hacia el norte con la imagen y la enterraron en una zona montañosa cercana a un río. Pasaron los siglos, y todo el mundo olvidó la milagrosa imagen.

El descubrimiento de la Virgen de Guadalupe

En el s. XIV el pastor Gil Cordero estaba con su rebaño cerca del castillo de Alía y perdió una vaca. Tras varios días buscándola, la encontró muerta, pero cuando fue a desollarla para aprovechar su piel el animal resucitó. Entonces se apareció la Virgen y le dijo a Gil Cordero que excavase en ese lugar. El pastor así lo hizo, hallando una caja con la imagen de la Virgen en su interior. Con unas piedras hizo un chozo dónde dejarla y contó su historia, pero nadie le creyó. Al llegar a su casa, Gil Cordero encontró a su hijo muerto. Rezó a la Virgen y el muchacho volvió a la vida. Entonces, todos creyeron su historia y se construyó una ermita dónde se alzaba el humilde chozo.

Casa de Gil Cordero en Guadalupe

Casa de Gil Cordero en Guadalupe. Sus restos descansan en la nave contigua a la Sacristía del Real Monasterio, lugar exacto dónde según la tradición apareció la imagen de la Virgen de Guadalupe

Unos años después, durante una montería, el rey Alfonso XI se encontró con la ermita y ordenó que en su lugar se levantase una iglesia. Alrededor de la misma fue surgiendo una pequeña población, que recibió el nombre de Guadalupe. Posteriormente, en la batalla del Salado, una de las más importantes de la última fase de la Reconquista, el monarca se encomendó a la Virgen de Guadalupe obteniendo la victoria. Por ese motivo, decidió construir un gran templo y un albergue para los peregrinos que visitasen la milagrosa talla.

Guadalupe en la Edad Moderna

A partir de ese momento Guadalupe experimentó un gran crecimiento. En poco tiempo el monasterio se transformó en un importante lugar de peregrinación y un centro cultural de primer orden. En el s. XV ya existía la Facultad de Medicina de Guadalupe y una Escuela de Cirugía. Cristóbal Colón tenía tal devoción por la Virgen de Guadalupe que en sus viajes a América siempre llevaba una réplica de la misma. Incluso cuando llegó a la isla Karukera en las Antillas le dio el nombre de Guadalupe en su honor.

En Guadalupe también fueron bautizados dos nativos americanos que acompañaron a Colón en su segundo viaje. Bajo sus nuevos nombres de Cristóbal y Pedro, se convirtieron en criados y traductores.

Bautismo de nativos americanos en Guadalupe

Cuadro de finales del s. XX del pintor onubense Juan Manuel Núñez Báñez representando el Bautizo de los dos nativos en el Monasterio de Guadalupe

Guadalupe en la Edad Contemporánea

Aunque originariamente Guadalupe pertenecía a las Tierras de Talavera y a la región de Castilla La Nueva, en el s. XIX pasa a formar parte de la provincia de Cáceres. Sin embargo, incluso a día de hoy el Arciprestazgo de Guadalupe pertenece a la Archidiócesis de Toledo, dentro de la Vicaría de Talavera de La Reina. Precisamente la Reconquista provocó esta rareza, que hoy día suena extraña, que la Patrona de Extremadura sea toledana 😜. Aun así, esta curiosidad no ha impedido que con el paso del tiempo, la Virgen de Guadalupe haya llegado a ser una de las advocaciones marianas más extendidas por el mundo.

Características de la talla de la Virgen de Guadalupe

Algunas leyendas tienen parte de verdad y otras leyendas son. La talla venerada actualmente es muy antigua, pero con seguridad no fue realizada por San Lucas. Se trata de una virgen románica en madera de cedro oscuro tallada en el s. XII. La imagen está policromada, y posiblemente tiene origen bizantino.

La Virgen de Guadalupe

La figura que vemos hoy no tiene dos mil años, «sólo» nueve siglos

Es una virgen negra representada en el estilo conocido como Sedes Sapientiae o Trono de la Sabiduría, con el niño Jesús sentado en su regazo. La talla sufrió algunas reformas en el s. XIV para poder vestirla, sólo siendo visibles su rostro y manos. ¡¡Que poco respeto a las antigüedades 😊!!. Aun así, son espectaculares sus distintos mantos, a menudo cosidos con hilo de oro y engastados con gemas preciosas.

Dónde está el Monasterio de Guadalupe

El Real Monasterio se encuentra en la puebla de Guadalupe, en la provincia de Cáceres, en Extremadura, la tierra más allá del Duero. ¿Y que es una puebla? pues básicamente un sinónimo arcaico de pueblo. Guadalupe es uno de los Pueblos más Bonitos de España y tiene un Monasterio Patrimonio de la Humanidad, pero sorprendentemente jamás recibió honores ni de ciudad ni de villa.

puebla de Guadalupe

Un pueblo extremeño con un Patrimonio de la Humanidad que depende de la Archidiócesis de Toledo. Cuanto menos curioso

Guadalupe está a poco más de hora y media de Cáceres tomando la A-58 hasta Trujillo para coger la EX-208 hasta Zorita y de allí la EX-102. La ruta de por sí es bastante interesante y quizás sea buena idea no ir sólo de paso 😜. Desde Cáceres no hay autobuses directos, y deberás ir hasta Miajadas.

Si vas a Guadalupe desde Madrid tardarás casi tres horas tomando primero la autovía A-5 y luego la EX-118 desde Navalmoral de la Mata. Desde la capital recomendamos mejor ir hasta Oropesa por la A-5 y allí tomar la CM-4100 que se transforma en la EX-102 pasado el Puerto de San Vicente, el último pueblo de Toledo. Esta ruta no sólo atraviesa parte del Geoparque Villuercas Ibores Jara, también pasa por la villa de Alía, en cuyo castillo hoy desaparecido, estaba Gil Cordero con su rebaño.

ermita a la Virgen de la Inmaculada en Alía

Ermita-Templete de la Inmaculada Concepción en Alía creada para protección y guía de los peregrinos que van a Guadalupe

Si quieres ir en autobús desde Madrid, tienes servicios directos desde la Estación Sur de autobuses.

El Camino Real de Guadalupe

Si lo tuyo es andar o la bici, puedes hacer alguno de los Caminos Peregrinos. Terminada la Reconquista, Santiago quedaba ya muy lejos para peregrinar buscando gracias e indulgencias. Por ese motivo, hasta el s. XVII, sería un centro de peregrinación de primer orden.

Caminos a Guadalupe, Ermita del Humilladero

La Ermita del Humilladero está en el cerro de las Altamiras y se construyó para que los peregrinos pudiesen rezar al ver por primera vez el santuario de Guadalupe

El Camino Real recibe su nombre sobre todo por los Reyes Católicos, que visitaron Guadalupe en casi una veintena de ocasiones. Discurre desde Madrid y Toledo en 22 y 16 etapas respectivamente (aunque se puede hacer en menos) hasta llegar al Monasterio de Guadalupe. Hay ramales que entroncan con este camino principal que salen desde Ávila, El Tiemblo, San Lorenzo, Segovia, el Castillo de Castilnovo y Guadalajara. Si te animas a realizarlo, te dejamos este mapa del Camino Real de Guadalupe. y este enlace a la Asociación Camino Real de Guadalupe dónde podrás encontrar más información.

El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

El complejo del Monasterio de Guadalupe ocupa algo más de una hectárea. Debido a que siempre ha estado en uso, se encuentra en un excelente estado de conservación. Afortunadamente, las sucesivas restauraciones y reconstrucciones han ido manteniendo en su mayor parte su aspecto original.

templete en el claustro mudéjar

templete con un lavatorio en el claustro del Real Monasterio, frente a la puerta que lo conecta con la Hospedería

Por ello, aunque hay una cierta mezcolanza de estilos arquitectónicos, el dominante sigue siendo el mudéjar de los siglos XIV al XV. Durante cuatro siglos ha sido casa de la Orden de San Jerónimo. Actualmente está habitado por una comunidad franciscana que ha realizado una interesante labor cultural estudiando y publicando los archivos del Real Monasterio y creando una gran biblioteca para su uso por parte de estudiosos e investigadores.

Fachada principal

Situada en la zona sur del monasterio, la fachada principal del santuario es una joya del estilo gótico con elementos mudéjares. En sus extremos presenta dos torres, una de ellas almenada, dándole carácter de fortaleza. La Torre de Santa Ana tiene un reloj, mientras que en la Torre de la Portería se pueden ver los vestigios del antiguo pórtico de la portería. En el centro de la plaza presidida por la fachada del Real Monasterio se encuentra la antigua pila bautismal del monasterio, reconvertida en fuente. Y si te lo preguntas, en efecto esa fue la pila bautismal dónde fueron bautizados los dos nativos americanos. Las puertas de acceso en bronce son una copia de las repujadas por Pablo de Colonia en el s. XIV y que se encuentran en el Auditorio.

fachada gótica del Monasterio de Guadalupe

La Iglesia de la Virgen de Guadalupe

Nada queda de la primitiva ermita de la época de Gil Cordero. De la segunda iglesia, de estilo mudéjar, queda un ábside. El templo actual fue construido en el s. XV en estilo gótico y tiene tres naves. Del interior destacan sus bellas bóvedas de crucería.

Una hermosa verja de hierro forjado antecede al retablo mayor, construido en roble y cedro. Fue realizado en el s. XVII en estilo barroco por el arquitecto Juan Gómez de Mora, quien también fue el responsable de finalizar las obras de la Plaza Mayor de Madrid. Las esculturas son obras entre otros del hijo de El Greco, mientras que de los autores de las pinturas destaca Eugenio Cajés, maestro del naturalismo madrileño. El sagrario de la parte inferior del retablo está realizado en madera de cedro y fue escritorio del rey Felipe II.

iglesia del Real Monasterio

Normalmente la talla de la Virgen de Guadalupe se encuentra en el camarín, en un cubículo que puede girarse para mostrársela a los fieles. La imagen es sacada del camarín el 6 de septiembre, para la tradicional ofrenda floral antes del día de Extremadura (8 de septiembre). Normalmente, no regresa al camarín hasta pasado el 12 de octubre, día de la Hispanidad. Ese día se produce la Procesión de los Caballeros de Santa María de Guadalupe.

A los pies de la iglesia se encuentra el coro alto, con sillería barroca hecha en nogal en el s. XVIII. También hay cuatro órganos, los dos más grandes en estilo barroco y los dos más pequeños en estilo rococó.

coro alto de la iglesia del Real Monasterio

Dentro de la iglesia también hay varias obras pictóricas de gran nivel, así como tumbas de personajes ilustres.

El interior del Monasterio de Guadalupe

Estas dependencias sólo son visitables mediante una visita guiada. Nosotros hemos hecho el recorrido tres veces y este sufre ligeras variaciones. Por ejemplo, si la Virgen de Guadalupe no está en el camarín, este no se visita. Para que te hagas una idea de lo que vas a ver, te dejamos este mapa del real Monasterio y una breve descripción de cada elemento.

La Sacristía

Fue construida en el s. XVII como una especie de mini-iglesia, y está ricamente decorada. La antesala es de estilo gótico y tiene una fuente de mármol, la nave de la sacristía presenta una bóveda de medio cañón y al fondo está la Capilla de San Jerónimo. Las obras más sobresalientes de la Sacristía son ocho lienzos de Francisco de Zurbarán y la denominada «perla de Zurbarán», el cuadro de La Apoteosis de San Jerónimo, que corona el retablo de la capilla.

Sacristía del Real Monasterio

También la llaman la Capilla Sixtina de Extremadura

Por cierto, fíjate en la lámpara de bronce situada en la capilla. Esta lámpara estaba situada en la nave capitana de los otomanos en la Batalla de Lepanto ¡¡hasta puedes ver algún agujero de bala!!. Según la leyenda, la Virgen de Guadalupe se le apareció en sueños a don Juan de Austria garantizándole la victoria.

Capilla de Santa Catalina de Alejandría

Tiene planta cuadrada cubierta con una bóveda de crucería y une la Sacristía con la Capilla de los Relicarios. Alberga varias obras escultóricas y pictóricas, así como dos retablos barrocos.

Capilla de los Relicarios

También llamada Capilla de San José, en ella se albergan las numerosas reliquias del Real Monasterio. Tiene planta octogonal y una maravillosa cúpula ornamentada. Se exponen varios de los mantos y la corona de la Virgen de Guadalupe, así como finas piezas de orfebrería como la Arqueta de los Esmaltes, realizada por Juan de Segovia en el s. XV.

Capilla de los Relicarios

El Camarín de la Virgen

Esta sala se encuentra detrás del altar mayor de la iglesia. Fue construido en dos cuerpos en estilo rococó en el s. XVII. En su interior puedes ver nueve grandes lienzos de Luca Giordano sobre episodios de la vida de la Virgen.

🎶 Tiene Guadalupe hermoso lo que no tiene Madrid, las ocho mujeres fuertes, arriba en el Camarín 🎶

Jota de Guadalupe

Si alguna vez has oído esta jota te preguntarás que son las «ocho mujeres fuertes». En la Biblia son llamadas así María la Profetisa, Débora, Jael, Sara, Ruth, Abigail, Esther y Judit. En el camarín de la Virgen de Guadalupe están representadas en ocho esculturas atribuidas al escultor del s. XVII Marcelino Roldán.

El Claustro de los Milagros

Recibe ese nombre porque en el se encuentran una serie de lienzos del s. XVII con la historia y milagros de la Virgen de Guadalupe, aunque lo realmente milagroso es no quedarse embobado admirando su belleza 😉.

Claustro de los MilagrosAdemás de su belleza destaca por su gran tamaño. Esta construido en ladrillo en estilo mudéjar con algunos elementos góticos y es uno de los mejores de su género. En su centro se alza un pequeño templete de tres alturas realizado en cantería y ladrillo y decorado con azulejos y yeserías.
Por desgracia, no se puede acceder a la zona central del claustro mudéjar para poder admirarlo mejor. También por suerte, porque sería un foco para el postureo 😜.

claustro mudéjar

Desde el claustro mudéjar también se puede ver uno de los dos rosetones del crucero de la iglesia y la torre de las campanas del s. XIV rematada con unas almenas y una pequeña espadaña

Además de la belleza de la arquería del claustro mudéjar, es posible observar muchos de los detalles constructivos del real Monasterio. Como es habitual, en nuestro recorrido por el claustro hallaremos varios sepulcros, incluidos los de algunos priores del Monasterio.

En el lado suroeste del claustro mudéjar hay un templete menos vistoso pero de gran belleza. Tiene cuatro arcos de herradura, planta cuadrada y una bóveda de crucería. En su interior hay una réplica de la fuente del lavabo o Lavatorium del s. XV que puede verse en la Capilla de Santa Ana.
templete en el claustro mudéjar

Museos del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

Efectivamente hablamos de museos en plural, porque el Monasterio de Guadalupe alberga tres de ellos situados en las salas alrededor del claustro mudéjar. El Museo de Libros Miniados, el Museo de Pintura y Escultura y el Museo de Bordados.

En el Museo de Pintura y escultura hay lienzos de El Greco y Goya, así como un crucifijo de marfil atribuido a Miguel Ángel 😲. El Museo de Libros Miniados contiene una excepcional colección de libros iluminados realizados durante tres siglos en el propio Real Monasterio. La calidad artística de algunos de ellos es realmente excepcional. Respecto al Museo de Bordados, además de algunas vestiduras sacerdotales excepcionales, como la Casulla de los Reyes Católicos, también se exponen varios frontales de altar.

museos del real Monasterio

Coronación de la Virgen de El Greco (arriba a la izquierda),el Libro de horas del Prior uno de los primeros realizados en el monasterio (arriba a la derecha) y Frontal Rico, bordado por fray Diego de Toledo en el s. XV (abajo)

La visita al Monasterio de Guadalupe

La iglesia se puede ver libremente. Sin embargo, para ver el resto de dependencias del Monasterio deberás hacer una visita guiada. Debido a la situación sanitaria actual se ha reducido tanto el número de visitantes como el tiempo de visita. Actualmente sólo pueden acceder 25 personas en cada visita y esta dura 45 minutos. Para nosotros la visita es algo apresurada, y las explicaciones algo «de carrerilla». Quizás sería más manejable un grupo menor y con algo más de duración, pero eso no depende de nosotros 😉. Eso sí, peor era antes cuando las visitas eran de 60 personas 😲.

Horarios del Monasterio de Guadalupe

El real Monasterio abre todos los días para visitas de 9:00 a 14:00 y de 15:00 a 19:00. Las visitas guiadas no tienen un horario fijo, sino que van saliendo según se van formando grupos, aunque es posible reservar.

Consejo: Nada más llegar a Guadalupe ve al centro de recepción de visitantes del Monasterio y compra tu entrada para garantizar tu visita y te informaran de las horas disponibles

. Si no lo haces, puede que cuando quieras ver el Monasterio de Guadalupe no puedas hacerlo porque no quedan entradas.

detalle del rosetón
Entradas al Monasterio de Guadalupe

La entrada general cuesta 5 €. Los menores de 14 años pagan la mitad y los jubilados 1 € menos. La entrada incluye la visita guiada. Por cierto, al lado de dónde se compran las entradas hay una puerta que da acceso a un pequeño patio llamado claustro de la mayordomía.

Otros edificios del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

La Iglesia de la Santísima Trinidad

También llamada la Iglesia Nueva, la encontramos subiendo la cuesta de la calle Marqués de la Romana desde la fachada principal del Monasterio. Fue ordenada construir en el s. XVIII por un descendiente de Cristóbal Colón, Pedro Nuño Florentín y proyectada en estilo barroco por Manuel de Lara Churriguera.

Fue abandonada tras la Desamortización, siendo restaurada hace unas décadas para su utilización como salón de actos y exposiciones y auditorio del monasterio de Guadalupe.

iglesia de la Santísima Trinidad en Guadalupe

La Hospedería del Monasterio de Guadalupe

Si quieres alojarte como un rey puedes dormir en esta antigua Hospedería Real, construida en el s. XV por los Reyes Católicos para su alojamiento. Por desgracia, gran parte de la construcción original fue destruida, despareciendo en el s. XX para ¡¡hacer una carretera!! 😡.

Hoy día es un hotel de dos estrellas gestionado por los franciscanos y también cuenta con restaurante. Ocupa una tercera parte de la superficie total del Monasterio, y aunque es parte de este, su acceso se encuentra por la fachada oeste. Alojarse en la Hospedería del Monasterio es más económico de lo que pensábamos, como puedes ver en el enlace que te dejamos. Aunque no te alojes en él ni vayas a comer, sin duda debes visitarlo.

Las dependencias se articulan alrededor del Claustro Gótico, también llamado de la enfermería o de la botica, realizado en el s. XVI. Su estilo es una mezcolanza de estilos, con elementos góticos, clásicos y mudéjares. La ampliación del comedor es obra del célebre arquitecto Rafael Moneo.

claustro gótico de la Hospedería del Real Monasterio

Ermita del Humilladero

También es conocida como la ermita de la Santa Cruz. Fue construida en el s. XV en la ladera de la sierra de Altamira, a 4 Km. al norte del Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe. De estilo gótico, guarda cierta semejanza con el templete del claustro del Monasterio, pues se construyó basándose en él. Ofrece unas maravillosas vistas de la Puebla y del Monasterio, y se sabe que en ella oró Miguel de Cervantes antes de llegar a Guadalupe.

Ya sabes todo lo necesario para visitar el Monasterio de Guadalupe, un cercano Patrimonio de la Humanidad. ¿A qué estás esperando? ¡¡Hasta pronto!!

mapaymochila en el claustro gótico

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas un alojamiento siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

6 comentarios

  • Maruxaina Bóveda

    Hola chic@s,
    Es la primera vez que leo algo sobre el Monasterio de Guadalupe…Y estoy alucinada con la historia (viajera) de la talla y con lo bonito que es el monasterio.
    La cara de la virgen confirma lo poco que me gusta las esculturas románicas, siempre trágicas, no dan buen rollito para nada 😉
    La fachada es impresionante, me encanta con los colores de las banderas, los rosetones y el claustro una buena muestra de lo bonito que es el gótico.
    Anotada queda la idea de hacer algún tramo del Camino Peregrino, tiene que ser súper tranquilo. Y terminar el día durmiendo en la Hospedería, algo que nunca he hecho y me apetece un montón.
    Un abrazo y a seguir descubriendo lugares como Guadalupe.

    • Nosotros somos más de gótico, y Noelia está enamorada de la fachada de este monasterio. Por cierto, un recuerdo de mi niñez es ver a los jareños atravesar el pueblo de mis padres camino del Monasterio de Guadalupe. Estos peregrinos provenían de La Jara, y se les habilitaba la piscina municipal para poder asearse antes de llegar a su destino. ¡¡Gracias por comentar!!

  • Rafael Pérez

    Cuando visitamos Extremadura teníamos un día dedicado en exclusiva a Guadalupe, pero por «circunstancias» tuvimos que cancelar la visita. La pena ahora lo es menos gracias a la visitas que nos acabáis de brindar. Hay varias cosas que nos parecen muy curiosas, como que la isla de Guadalupe se llamase así por esta población. También que se conserve la pila bautismal como una fuente. Nos parece espectacular la sacristía. Y por último, solo por ver el cuadro de «La coronación de la virgen» ya merece la pena la visita.

  • Kris

    Este monasterio la verdad es que lo tiene todo. Desde su ubicación hasta una Virgen, que cómo no, encontró un pastor. Es un lugar de visita imprescindible en Extremadura, y al igual que vosotros, pienso que el tema de la visita guiada es demasiado apresurado, el guía que nos acompañó parecía saber todo de carrerilla, cero emoción en sus explicaciones. Cuando nosotros fuimos, en el mes de octubre, la verdad es que había muy poca gente. Ni en la iglesia, ni para hacer la visita guiada. Y nos insistieron mucho en la prohibición de hacer fotos en el interior. ¿A vosotros nos os pusieron pegas?

    • Sin duda el Monasterio de Guadalupe es una parada obligada. Antes las visitas guiadas eran demasiado multitudinarias, y ahora son demasiado apresuradas, todo un problema para disfrutar de este maravilloso lugar. En cuanto a las fotos, hemos visitado el monasterio varias veces, y antes no eran tan estrictos. Así de memoria las fotos del artículo son de tres ocasiones distintas. Noelia está contentísima, porque eso quiere decir que apenas la has visto cambiada entre dos fotos en las que aparece y entre las que han pasado ¡¡ocho años!! . La última vez es cierto que insistieron mucho con el tema de la fotografía. ¡¡Gracias por comentar!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.