Ollantaytambo, la ciudad inca viviente de Perú

Sin duda Perú es un país fascinante, repleto de lugares mágicos cargados de historia. Todo el mundo conoce la ciudad perdida de Machu Picchu, las líneas de Nasca, Cusco, el Valle del Colca o el Lago Titicaca. Sin embargo, entre tanta maravilla, hay joyas escondidas en las que no siempre nos fijamos. Uno de estos tesoros es Ollantaytambo, la ciudad inca viviente de la región andina. Acompáñanos a descubrir uno de los mejores pueblos turísticos según la Organización Mundial del Turismo.

Ollantaytambo, la ciudad inca viviente de Perú

Siempre tuvimos el sueño de conocer Machu Picchu, pero cuando preparamos nuestro viaje de 23 días por Perú descubrimos que había mucho más por descubrir. Pero también había lugares muy poco apreciados por los viajeros, cómo Ollantaytambo. A algunos incluso les molestaba que fuese una parada casi obligatoria antes de partir rumbo a Machu Picchu. Al principio llegamos a plantearnos no visitar Ollantaytambo, pero después empezamos a investigar y nos picó la curiosidad por la denominada «ciudad inca viviente de la región andina». Fue un gran acierto, porque gracias a eso descubrimos la ciudad inca más auténtica de todo Perú dónde sus habitantes conservan las tradiciones de sus antepasados.

La ciudad inca viviente

Pinceladas de la historia de Ollantaytambo

Período preinca y la llegada del Imperio

El Imperio Inca fue el más extenso de la América precolombina y su territorio se denominó Tahuantinsuyo, que significa cuatro «suyos» o regiones. Los orígenes de este imperio se remontan al s. XV, con la victoria del Inca Pachacútec sobre la confederación chanca en la batalla de Yahuarpampa. Después de esta victoria, Pachacútec reorganizó el reino o curacazgo del Cuzco e inició una etapa expansiva.

En la región de Ollantaytambo había un asentamiento preinca de la cultura aymara, que llamaban al lugar Ullanwtawi, que significa «ver hacia abajo» o «mirador». Sus habitantes se negaron a pagar tributo a Cusco y por eso Pachacútec conquistó Ullanwtawi y ejecutó a sus habitantes. Pachacútec construyó el camino del Inca (Qhapaq Ñan) entre Cusco y Machu Picchu con Tampus o «alojamientos temporales» a una jornada de distancia entre ellos. En Ullanwtawi creó uno de estos Tampus, con espléndidos edificios. En quechua, Ullanwtawi es Ullantay, y con el tiempo Ullantay Tampu derivó en Ollantaytambo.

Ollantaytambo desde la fortaleza

El drama de Ollantay, el origen legendario de Ollantaytambo

Hay varias versiones de esta leyenda. Nuestra preferida es la que cuenta cómo por sus méritos y su valor, el guerrero Ollantay u Ollanta fue ascendido a general del ejército inca. Durante un acto de homenaje por sus numerosas hazañas, Ollantay se enamoró de Kusi Qoyllur (Lucero alegre), una de las hijas de Pachacútec. Este amor prohibido fue mantenido en secreto hasta que Ollantay osó pedir la mano de la princesa a Pachacútec. Por su atrevimiento, el gobernante encerró a su hija, que dio a luz a una niña llamada Imac Sumac (Bella Niña).

Pensando que su amada ha muerto, Ollantay se retiró a una fortaleza que con el tiempo sería llamada Ollantaytambo en su honor. Desde allí se enfrentó durante diez años a Pachacútec. A la muerte del gobernante, su sucesor Túpac Yupanqui lograría por fin derrotar a Ollantay.

Túpac Yupanqui

Cuando va a juzgar al general rebelde, una niña les interrumpe pidiendo clemencia para su madre, encerrada hace años. Esa niña es Imac Sumac, y Túpac Yupanqui descubre estupefacto que la mujer encerrada es su hermana cuando le cuenta su triste historia. Ollantay por fin se reencuentra con Kusi Qoyllur y con su hija, y el Inca decide perdonarlos a ambos y permitir su matrimonio.

Sobre el origen del drama de Ollantay hay muchas teorías, siendo la más aceptada la que indica un origen prehispánico. La historia habría sido transmitida oralmente hasta que en el s. XVI fue adaptada por autores hispanos para su escenificación según los parámetros del teatro español. Por sus características, se considera que esta leyenda tiene una base histórica, pero los detalles se han perdido en el tiempo. Si es así, ¿En realidad el nombre del legendario Ollantay era Ullanwtawi?¿O quizás este general era originario de Ullantay Tampu y su auténtico nombre se ha perdido?🤔

fortaleza de Ollantaytambo

Todos los años a finales de junio/principios de julio se celebra el Ollantayraymi en la fortaleza de Ollantaytambo. En el se representa la historia de Ollantay y Kusi Qoyllur

Símbolo de la lucha contra los conquistadores

El primer encuentro de los incas con los europeos, probablemente portugueses, se produjo alrededor del año 1525. Pocos años después se inició la guerra civil incaica que propició la conquista del imperio por parte de los españoles liderados por Francisco Pizarro. Estos nombraron cómo rey títere a Manco Inca, pero se rebeló e inició una guerra para restaurar el incanato. Manco Inca estableció su cuartel general en Ollantaytambo, y asedió Cusco causando grandes bajas a los españoles.

Hernando Pizarro, hermano de Francisco, dirigió una expedición de cerca de 30.000 hombres contra Ollataytambo. Aunque contaba con una fuerza similar, Manco Inca no podía hacer frente a la superior caballería española y decidió aprovechar el terreno en su provecho. El ejército inca canalizó el río Urubamba, también llamado Vilcanota, para formar dos «fosos» y atacaron a los españoles desde lo alto de las terrazas agrícolas. Vencido, Hernando Pizarro tuvo que retirase a Cusco.

Estatua de Kura Oqllo

Estatua de la hermana y esposa de Manco Inca, Kura Oqllo, en Ollantaytambo. Se dice que uno de los hermanos Pizarro, Gonzalo Pizarro, estaba obsesionado con ella y por eso se produjo el alzamiento de Manco Inca

A pesar de esta victoria, finalmente Manco Inca tuvo que abandonar Ollantaytambo y refugiarse en la selva. Esta población se transformó en una encomienda de Hernando Pizarro y fue muy importante para el asentamiento español en el Valle Sagrado. Ollantaytambo vio pasar los siglos con pocos cambios, incluso después de la Independencia del Perú.

Ollantaytambo y Machu Picchu

En el s. XIX el estadounidense Hiram Bingham III estableció en Ollantaytambo su base de operaciones. Este explorador buscaba la ciudad perdida de Machu Picchu, descubierta por el agricultor peruano Agustín Lizárraga unos años antes.

Una vez que Hiram Bingham divulgó la existencia de Machu Picchu, Ollantaytambo poco a poco se convirtió en la parada previa para todos los visitantes antes de partir hacia la ciudad perdida de los incas. Sin embargo, estos mismos visitantes de la ciudad perdida apenas se detienen en el único pueblo inca que continúa habitado.

tren de Ollantaytambo a Machu Picchu

Trenes de Ollantaytambo a Machu Picchu

Que ver en Ollantaytambo

En el margen izquierdo del río Patacancha está el sector residencial de Qosqo Ayllu. Sobre la montaña Pinkuylluna se encuentran los antiguos almacenes de grano incas. Finalmente, al otro lado del río Patacancha está el antiguo centro urbano, la Plaza Manya Raqui además de las ruinas de la impresionante fortaleza inca de Ollantaytambo. Para ubicarte mejor te dejamos este mapa del pueblo inca de Ollantaytambo.

La Oficina de Turismo se encuentra en la esquina de la Plaza de Armas con la Calle Principal y su horario es de 8 a 17. Te proporcionan una buena información tanto del pueblo como de actividades y distintas rutas que puedes realizar según el tiempo del que dispongas. Como siempre mucho ojo, porque hay muchos sitios dónde ponen el cartel de información turística pero en realidad son agencias que buscan venderte excursiones.

También encontrarás muchos carteles que te indican «museo». En realidad, el único museo como tal de toda la ciudad es el pequeño Museo Catcco en Patacalle s/n. Consta de cinco salas en el segundo piso de una casona sobre una antigua edificación inca.

Museo Catcco

Abre de 9 a 18 y cuesta sólo 5 soles, pero nosotros no tuvimos tiempo de verlo

En el museo puedes ver varias piezas históricas, culturales y etnográficas bastante interesantes. Además, podrás conocer más acerca de la historia, arquitectura, artesanía y creencias de los habitantes de Ollantaytambo.

Qosco Ayllu

Pasear por el antiguo pueblo de Ollantaytambo es toda una delicia. Llama la atención el preciso diseño de este área, una perfecta cuadrícula con casas construidas con inmensas rocas labradas. Cada una de ellas es una auténtica obra de arte, encajando de forma perfecta a pesar de sus diversos tamaños y formas. Toda la zona cuenta con canales que distribuyen el agua a través de las calles empedradas.

Calles de Ollantaytambo

Vagabundea un poco por las distintas calles y da un paseo por la orilla del río Patacancha para poder sumergirte en el día a día de una auténtica ciudad inca.

Ruta circular desde la Plaza de Armas

Es interesante hacer un pequeño paseo de media hora desde la Plaza de Armas hasta algunos de los restos arqueológicos de la ciudad más alejados del centro. Obviamente, tardarás bastante dependiendo de lo que te entretengas en hacer fotos y observar los distintos puntos de interés.

ruta circular por Ollantaytambo

Camina por la Calle Principal observando varios ejemplos más de los antiguos canales de la ciudad. Al final de la misma, sigue por la Alameda de las Cien Ventanas, llamada así por los pequeños nichos que verás al lado derecho al nivel del suelo.

Puerta Punku Punku

La alameda termina (o empieza según se mire) en la puerta inca Punku Punku, que significa «puerta de puertas». Esta portada formaba parte de la muralla de Ollantaytambo y también era llamada Llaqta Punku, «puerta del pueblo» o de la ciudad. Mide más de dos metros y medio de alto y tiene forma trapezoidal, con dobles jambas por ambos lados. También se pueden ver dos nichos, dónde probablemente se encontraban los guerreros que protegían la ciudad.

Puente Inka

Desde allí, bajaremos dirección suroeste hacia el Río Vilcanota para ver el puente Inka. En realidad, lo interesante de ir hacia la orilla del río es poder disfrutar de las vistas, porque del puente colgante original sólo se pueden ver los cimientos 😭. El puente actual es una construcción relativamente reciente.

Puente Inka

Camina ahora un poco por la orilla del río por un camino de tierra junto a las vías del tren admirando los sistemas de andenes incas. Aunque vayas mirando el paisaje, ten cuidado tanto con el tren cómo con los vehículos que te puedas encontrar 😉. Regresa luego sobre tus pasos y sube por las terrazas junto al puente Inka para regresar hacia el pueblo por la Calle Ollantay. De nuevo en la Plaza de Armas puedes dar por terminada tu ruta o tomar la Avenida Estudiante hacia Quello Raqay.

Quello Raqay

Este conjunto ha sido bautizado de forma bastante romántica cómo El Palacio de Ollantay. Su nombre en realidad significa «fortaleza amarilla» debido al color del mortero que se utilizó en su construcción. Por su ubicación quizás fuese un centro ceremonial, pero poco se sabe a ciencia cierta de estos restos.

Pinkuylluna

Aparentemente, su nombre deriva de una especie de flauta de origen inca llamada Pinkuyllo. Así, Pinkuylluna sería «donde se toca el Pinkuyllu». En este área se han encontrado restos preincas de las culturas preincas Wari y Killke. Sobre la montaña hay varias Qolcas, antiguos almacenes agrícolas incas.

Almacenes incas en Pinkuylluna

Estas Qolcas son construcciones rectangulares en piedra con barro como mortero y cubiertas de arcilla. Contaban con varias aberturas para que entrase el aire frío de las cumbres de la cordillera del Vilcanota. Para una mayor refrigeración, por el medio cruzaba una pequeña acequia. En las Qolcas con forma rectangular normalmente se almacenaban tubérculos deshidratados, carne seca y productos no agrícolas, cómo lana, algodón, herramientas y armas. El inventario de estos almacenes se registraba mediante un sistema de cuerdas anudadas llamadas quipus.

Además de ver las Qolcas incas, merece la pena ascender por el Pinkuylluna por las estupendas vistas tanto del pueblo cómo del valle y la fortaleza. Si puedes, intenta ver el atardecer desde Pinkuylluna, porque es magico.

Atardecer desde Qolcas de Pinkuylluna

El acceso es gratuito a través de una puerta situada en una calle de Qosco Ayllu. El ascenso se realiza por unos senderos y escalones de piedra bastante irregulares, así que lleva buen calzado. Como curiosidad, las ruinas se cierran por la noche, para evitar accidentes de turistas despistados. Hasta hay una persona que recorre todos los senderos de arriba abajo al atardecer para asegurarse de que todo el mundo baja. ¡En serio!, a nosotros cómo es habitual nos tuvieron que echar 😂.

Parque Arqueológico de Ollantaytambo

El así llamado Parque Arqueológico comprende la fortaleza inca que dominaba el pueblo. Este complejo militar, llamado Araccama Ayllu, fue vital en la conquista del Valle Sagrado y la selva al norte. Además de murallas y torreones, posee un templo, y por eso se cree que también tuvo importancia religiosa. Se accede al Parque Arqueológico por la Plaza Manya Raqui que significa «Plaza de las peticiones».

Plaza Manya Raqui

En la plaza de acceso hay un animado mercado

El horario de apertura del Parque Arqueológico es de 7 a 17. Para visitar el Parque Arqueológico debes comprar el Boleto Turístico que incluye las ruinas más importantes del Valle sagrado. El coste para un adulto son 130 soles (algo más de 30 €).

La visita está estructurada de forma circular para que no te dejes nada sin ver. Hay varias rutas según el tiempo del que dispongas. Comprobamos que la mayoría de personas hacían la ruta corta y sólo nos encontramos a otros turistas que estaban haciendo la ruta larga, que dura unas dos horas y media. Te dejamos un mapa del Parque Arqueológico para que puedas orientarte.

Real Casa del Sol

La Real Casa del Sol

Son 17 amplias terrazas superpuestas orientadas hacia el pueblo. Supongo que lo de «Casa del Sol» se deba a que si subes bajo los rayos del astro rey llegarás arriba sudando 🥵. A la izquierda queda el sector preinca del Parque Arqueológico.

Recinto de las diez Hornacinas y Portada Monumental

Al final del grupo superior de andenes hay una puerta monumental y los restos de una sala. El conjunto resultó muy dañado durante la conquista española, pero se considera que era uno de los accesos principales al recinto. Las hornacinas en su día no estaban a la intemperie, sino que quedaban hacia el interior.

Diez Hornacinas

Templo del Sol

Actualmente sólo queda la pared occidental, formada por seis enormes bloques de pórfido rojo. Los restos conservados nos permiten hacernos una idea de la grandiosidad que tuvo en su día este templo. Además, es interesante pensar cómo fueron subidas esas enormes rocas, talladas en una cantera a más de 4 Km. de distancia.

Acércate para comprobar cómo las enormes rocas y los listones entre ellas encajan de forma casi milimétrica. La función de estos listones era proteger la estructura de las vibraciones de los terremotos.

Templo del Sol

Seguiremos hacia una zona fuertemente fortificada, cuyo uso era probablemente militar. Si estás haciendo el recorrido largo, encamina tus pasos al Inka Watana, unas hermosas ruinas en un pequeño promontorio. Se cree que aunque la estructura es incaica, el nombre, que se traduce cómo «Atando a los Incas» es posterior a la conquista. En efecto, en cada uno de los cuatro nichos del tamaño de un hombre hay agujeros perforados a una altura que permitiría atar a un hombre sentado por las muñecas.

Desde allí, regresa hacia la zona militar y toma un sendero que te llevará a las Qolcas del complejo. Es un paseo interesante no sólo por las estructuras, sino por las vistas que ofrece de Ollantaytambo.

Qolcas del Parque Arqueológico

Desde las Qolcas, baja de la parte superior del complejo por los andenes Manyaraqui para ver un conjunto de áreas ceremoniales.

Templo del Agua, Baño de la Ñusta y Fuente Ceremonial

En las principales ciudades del Impero Inca había fuentes litúrgicas. En este área del parque arqueológico hay varias estructuras relacionadas con el agua, como un templo. Uno de los elementos más interesantes es el Baño de la Ñusta. En esta fuente ceremonial tallada se purificaba la esposa del Inca. El agua circula por un canal y cae al suelo como si fuese una pequeña ducha. Curiosamente ¡tiene un grifo!. Bueno, no exactamente. Si pasas el dedo por el borde del canal de piedra el chorro de agua se corta 😯.

Baño de la Ñusta

Otra fuente ceremonial menos elaborada que el Baño de la Ñusta completa el grupo de estructuras dedicadas al agua en este sector.

Qué ver en los alrededores de Ollantaytambo

Si te alojas varios días en Ollantaytambo podrás explorar tranquilamente los más de cien lugares arqueológicos que se encuentran en todo el distrito. Descubre el templo inca de Ñaupa Iglesia, el sitio arqueológico de Salapunku o el de Perolniyoq y su fabulosa catarata. Hasta puedes disfrutar de las fabulosas ruinas de Pikillacta. ¿Nunca habías oído hablar de ellos? 😜. No te preocupes, nosotros hasta que estuvimos en Ollantaytambo tampoco. ¿Ves cómo es interesante dedicarle unos días a la ciudad inca viviente?

Las extensas ruinas de Pikillacta, cerca de Ollantaytambo

Ruinas preincas de Pikillacta

Además, hay numerosas rutas de pocos kilómetros que te permitirán descubrir lugares mágicos cómo Choquebamba, Yanacocha o Pumamarca. Puedes hacer estas rutas por libre o contratar un guía turístico. Es recomendable preguntar en la Oficina de Turismo para que te informen del estado de los caminos.

Si te gustan las aves, tienes las áreas de conservación Privada de Choquechaca y del Abra Málaga. En cualquiera de ellos podrás ver numerosas aves endémicas. Por último, los amantes de la adrenalina puede descender 1.500 metros en bicicleta desde el abra Málaga hasta la comunidad de Tancac o realizar kayak en el río Vilcanota. ¿Se puede pedir más?

río Vilcanota o Urubamba

Cómo llegar a Ollantaytambo

Si has hecho los deberes, ya habrás leído nuestro artículo sobre el transporte en Perú para saber cómo funcionan los traslados en el país andino. Hay transporte público entre Cusco y Ollantaytambo. Tardarás unas dos horas. El bus local se coge en la Terminal de Colectivos para Urubamba y Ollantaytambo. Se encuentra en el cruce de la Calle Pavitos con la Avenida Grau en Cusco, muy cerca del Templo del Qoricancha y el coste es de 25 soles (algo más de 6 €).

También puedes concertar el trayecto con un taxi. Cuesta alrededor de 200 soles, pero tiene la ventaja de poder pararte cuando quieras para hacer visitas por el Valle Sagrado. Si eliges esta opción, te recomendamos que reserves con un taxi de confianza, ya sea porque lo han usado otros viajeros o porque lo recomienda tu alojamiento en Cusco. Si vas a Ollantaytambo en taxi es mejor ir por la ruta de Moray y Chinchero, mucho más interesante a la ida que a la vuelta.

mapa y mochila en el río Urubamba

Desde Ollantaytambo puedes coger el tren a Machu Picchu. Muy cerca de la estación están las oficinas de Inka Rail y Peru Rail. Para llegar a la ciudad perdida también puedes hacer el Camino Inca. Si no quieres hacer un trekking de varios días tomar un autobús entre Ollantaytambo y la Hidroeléctrica. Pero llegar a Machu Picchu es toda una historia que contaremos en otro artículo.

Hospedaje en Ollantaytambo

Al ser un punto tan importante en el camino a Machu Picchu, en Ollantaytambo hay alojamientos de todos los tipos y para todos los bolsillos. Si quieres disfrutar del turismo vivencial, te puedes hospedar con una familia Quechua en la Comunidad de Huilloq o en la de Patacancha, a unos 25 Km. de Ollantaytambo.

Nosotros nos alojamos en el centro de la ciudad de Ollantaytambo en el Hostal Iskay. Además de estar bien ubicado, el lugar es fabuloso, cómodo y tranquilo. Nuestra habitación tenía unas vistas inmejorables a la fortaleza de Ollantaytambo y el trato de Carlos fue excepcional. En todo el hostal hay buena cobertura wifi.

Hospedaje en Ollantaytambo - Hostal Iskay

Dónde comer en Ollantaytambo

La mayoría de restaurantes se encuentran en la Calle Principal. También hay algunos lugares dónde comer alrededor de la Plaza de Armas. Si te sientas a comer deja atrás las prisas. Si por ejemplo tienes que coger el tren en media hora mejor toma algo rápido en un puesto callejero. Aunque parezca mentira, hasta una pizza o hamburguesa puede tardar bastante. Quien avisa no es traidor 😜. En La Esquina, en la Plaza de Armas puedes tomarte algo sin necesidad de emplear mucho tiempo.

El restaurante Uchucuta se encuentra cruzando el Río Patacancha, en la Calle Ventiderio. Se puede pagar con tarjeta y debido a las medidas sanitarias actuales es imprescindible reservar. Otro lugar recomendable es Il Piccolo Forno, en la Calle Chaupi K’ikllu. Parece raro comer una pizza en un país con una gastronomía tan excepcional cómo el Perú, pero te aseguramos que allí son muy económicas y están muy buenas.

Dónde comer en Ollantaytambo

Dónde Comprar en Ollantaytambo

Tiendas hay muchas, pero uno de los sitios más cómodos para hacer tus compras es en los puestos de la Plaza Manya Raqui o Araccama. Allí Noelia compró una mochila de tela que tiene en mucha estima 😍. La ha usado muchísimo, así que seguro que ya la has visto en alguna de las fotos del blog. Es muy turístico, pero también muy práctico.

Ya sabes todo lo necesario para visitar Ollantaytambo, la ciudad inca viviente. Guarda este artículo porque los letreros brillan por su ausencia. Cómo descubrimos en nuestro viaje por Perú, lo que más les interesa es que contrates guías. ¡¡Hasta pronto!!

mapa y mochila en Ollantaytambo

Organiza tu viaje a Ollantaytambo

✈️ Reserva tu vuelo a Perú

🛌 Reserva tu alojamiento en Ollantaytambo

🛡️ Viaja tranquilo con un seguro de viaje con cobertura COVID-19

💱 Cambia tu moneda a Soles Peruanos con el mejor precio online

📱 Olvídate del roaming y del wifi con una tarjeta SIM prepago para Perú

🎭 Realiza una excursión por el Valle Sagrado de los Incas desde Cusco a Ollantaytambo

Los enlaces anteriores son enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas un alojamiento, actividad, seguro de viaje o vehículo siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.