Visita la Torre Eiffel, el símbolo de Francia

Si hay un monumento que simbolice a Francia, ese es sin duda la Torre Eiffel. Es más, muchos europeos, y no sólo franceses😂, piensan que «La dame de fer» es el monumento más representativo de toda la Unión Europea. Aunque existen réplicas por todo el mundo, no hay nada como la original. Por eso, si viajas a París la visita a la Torre Eiffel es un imprescindible. Y ya si te puedes permitir comer en uno de sus restaurantes mucho mejor 😜. Sigue leyendo para planificar tu visita al edificio más alto de París.

Visita la Torre Eiffel, el símbolo de Francia

Cuando escribimos nuestro artículo con consejos para viajar a París fuimos muy críticos con la gestión de la Société de Exploitation de la Tour Eiffel (SETE) sobre los derechos de la iluminación nocturna de la Torre. Sin embargo, el monumento en sí nos encanta y aunque mucha gente lo califica cómo trampa para turistas aconsejamos sin dudarlo subir a la Torre Eiffel. Es curioso que tenga tanta importancia a pesar de haber sido edificada hace relativamente poco tiempo. La Torre Eiffel se construyó para la Exposición Universal de París de 1889, pero debía desmantelarse veinte años después de su finalización. ¿Cómo se salvó este icónico monumento de su destino?🤔.

Pinceladas de la historia de la Torre Eiffel

La Exposición Universal de 1889 coincidía con el centenario de la Revolución Francesa. Por ese motivo, se hizo un gran concurso nacional para dotarla de una construcción verdaderamente emblemática. Se quería construir una torre de hierro que superase la simbólica cifra de los 1.000 pies de alto, unos 300 metros, y así convertirse en el edificio más alto del mundo. Se presentaron más de un centenar de proyectos y el ganador fue el que encabezaba el ingeniero Gustave Eiffel.

Gustave Eiffel

A pie de la torre se puede ver el busto del célebre ingeniero

Aunque hoy día lleva su nombre, en la Torre Eiffel trabajaron también los ingenieros Emilie Nouguier y Maurice Koechlin. Eso sí, la patente del diseño metálico que permitía en su momento alcanzar alturas superiores a 300 metros era de Eiffel, y posteriormente lo utilizaría de base para crear la estructura interna de la Estatua de la Libertad, pero eso es otra historia…😜.

La polémica sobre su construcción

Mucho del aspecto actual de la Torre se lo debemos al arquitecto Stephen Sauvestre, contratado para hacerla más estética y aceptable para la opinión pública. Sin embargo, el pobre no tuvo mucho éxito 🤣. Su construcción fue muy polémica, e incluso grandes artistas de la época cómo Alejandro Dumas firmaron un manifiesto en contra de la «inútil y monstruosa Torre Eiffel». Gustave Eiffel se atrevió a responderles que también estaba preocupado por la belleza y que por eso buscaba hacer algo sólido y perdurable a la par que elegante. Dos millones de visitantes hicieron una visita a la Torre Eiffel durante la Exposición y parecieron darle la razón al ingeniero, pero el monumento todavía no había conquistado el corazón de los parisinos.

Torre Eiffel roja

Originalmente la Torre Eiffel se pintó de color rojo. Al atardecer, la Torre Eiffel se iluminaba con lámparas de gas, un faro superior emitía los colores de la bandera francesa y dos reflectores iluminaban los edificios del certamen

El enorme coste de desmantelarla hizo que veinte años después de la Exposición Universal todavía permaneciese en pie. Durante la Primera Guerra Mundial se utilizó cómo sistema de aviso de bombardeos. ¿Y cómo se hizo? Pues con loros 😲. En efecto, estos pájaros se instalaron en la torre y cómo huían unos veinte minutos antes de la llegada de un avión la población estaba sobre aviso. Se cuenta sin embargo que cómo no distinguían entre aeronaves enemigas o aliadas se decidió prescindir de ellos 🤣.

Al finalizar el conflicto la Torre Eiffel siguió en pie, pero no despertaba interés ni entre los turistas 😂 y la falta de mantenimiento estaba provocando su rápido deterioro. Por eso, fue vendida como chatarra… ¡¡dos veces!!

Curiosidades de la historia – El hombre que «vendió» la Torre Eiffel dos veces

Victor Lustig era un estafador buscado en toda Europa. En 1925 Se encontraba en París y se reunió con varios comerciantes de chatarra de París haciéndose pasar por un miembro del Gobierno Francés. Les dijo que habría una licitación para desmontar la Torre Eiffel y venderla como chatarra. En realidad el objetivo de Lustig no era vender la torre, sino que alguno de los comerciantes le sobornase para que su oferta fuese la ganadora de la supuesta licitación. Lustig logró su objetivo y huyó de París.

mapa y mochila en París

Yo no me compré la torre, pero me traje una miniatura como recuerdo de mi visita a la Torre Eiffel

Como su víctima no le denunció por la vergüenza que sentía al haber sido estafado, Lustig regresó a París e intentó repetir el engaño. Sin embargo, en esta ocasión las autoridades si fueron puestas sobre aviso y casi lograron arrestarlo. Como curiosidad, Lustig huyó a Estados Unidos y allí llegó a estafar al mismísimo Al Capone. Finalmente,  sería detenido y terminaría sus días en Alcatraz.

El monumento más conocido de Francia

Para colmo de males, en 1930 se completó el Edificio Chrysler en Nueva York y la Torre Eiffel perdió el título de estructura más alta del mundo. Sin embargo, seguía salvándose de la demolición gracias a sus antenas. Su uso militar y posteriormente para transmisiones experimentales de televisión pospusieron su desmantelamiento. Finalmente, la aparición del turismo masivo disparó el número de visitas a la Torre Eiffel y la convirtió en el icono que es hoy día.

Campo de Marte

Como última curiosidad, la Torre Eiffel no ha dejado de crecer desde su construcción 😲. La última ocasión ha sido en 2022, aumentando su altura en 6 metros y alcanzando un total de 330 metros. ¿El motivo? La instalación de una nueva antena de radio digital terrestre 😂. Aunque ya no es la construcción más alta del mundo, ha vuelto a superar al Chrysler.

Información práctica para visitar la Torre Eiffel

La Torre Eiffel siempre figura entre los cinco monumentos más visitados del mundo y muchos años ha sido el monumento más visitado de toda Francia, en competencia con el Palacio de Versalles y Notre Dame. Por eso, normalmente para acceder a la Torre se forman unas enooormes colas. Si vas en temporada alta encima son todavía más grandes 😂. Quizás estás un fin de semana de escapada invernal por París y piensas ¡seguro que en esta fecha no hay problema para subir a la Torre Eiffel!. Error, los fines de semana las colas también son eternas y tendrás que esperar un tiempo considerable para hacer una visita a la Torre Eiffel.

Entrada a Torre Eiffel sin colas

Por eso, es aconsejable gastarte unos euros más y comprar las entradas sin colas. Si París bien vale una misa, acceder rápido para visitar la Torre Eiffel bien vale unos euros extras. Además, en ese enlace hay una alta disponibilidad y puedes cancelar hasta 72 horas antes sin coste, cosa que es imposible en la página oficial.

Horario de la Torre Eiffel

Cómo es normal un monumento tan emblemático tiene un horario muy amplio. La Torre Eiffel está abierta al público todos los días de 9:30 a 23:45. Durante las vacaciones de primavera, que suelen ser entre el 12 y el 26 de abril y hasta el Día Internacional de los Trabajadores el 1 de mayo, abre sus puertas media hora antes y cierra una hora después. Las escaleras cierran a las 18:30 excepto en fechas especiales y los sábados.

Una hora antes del cierre lo hacen las taquillas y también los accesos a la Torre, así que no apures la hora de subida. Incluso en los últimos días de junio en París el sol se pone a las 21:55, así que no es necesario dejar la visita a la Torre Eiffel para la última hora del día.

Trocadero

Para nosotros los mejores amaneceres y atardeceres son desde Trocadéro, no desde la Torre

Tipos de entradas para visitar la Torre Eiffel

Básicamente el tipo de entrada depende del tiempo que tengas y de tu forma física 😂. La entrada es más cara según quieras subir por las escaleras o por el ascensor a la Segunda Planta de la Torre. Si quieres coronar la Torre Eiffel deberás haber reservado previamente el ascensor a la cima. Este ascensor sale de la segunda planta y para subir no hay horas prefijadas.

Consejos – ¿Qué tipo de entrada es mejor?

Nosotros visitamos la Torre Eiffel al atardecer. Subimos en ascensor a la Segunda Planta e inmediatamente cogimos el otro ascensor para coronar la Torre. El mirador superior es bastante estrecho y como curiosidad en las paredes aparecen varias ciudades del mundo con la distancia en Km. a la Torre Eiffel. Los cristales podrían haber estado más limpios pero la visibilidad era buena. Posteriormente, bajamos a la Segunda Planta dónde estuvimos cerca de una hora disfrutando de las vistas.

Cima de la Torre Eiffel

Después de esta experiencia no recomendamos subir a lo alto de la torre. Es mejor emplear parte de ese dinero en acceder al rascacielos Tour Montparnasse y tener unas vistas mucho mejores de París y de la propia torre. En cuanto a las escaleras, personalmente sólo se las recomendamos a los amantes de la arquitectura. Así podrás apreciar todos los detalles constructivos de esta increíble obra de ingeniería. Un último consejo, en la parte alta de la torre hace frío, sobre todo al anochecer. Súbete una chaqueta aunque sea verano y no te arrepentirás.

Comer en la Torre Eiffel

Aquí no hablamos de comer cerca de la Torre, sino comer o cenar en la propia Torre. Se cuenta que el poeta francés Guy de Maupassant solía desayunar en un restaurante de la Torre Eiffel. Pero no lo hacía por las vistas, sino porque en el París del s. XIX era el único lugar dónde podía hacerlo sin ver esa «monstruosidad» 🤣. Actualmente, los Restaurantes de la Torre Eiffel prometen comida de calidad para todos los bolsillos con unas vistas impresionantes de todo París. ¿cumplen lo prometido?. Pues no 😂.

Restaurantes con vistas a la Torre Eiffel

Por 138 € por persona tienes una cena completa en el restaurante Ciel de Paris en el rascacielos Tour Montparnasse, con estas vistas garantizadas

En los bufés del atrio en la primera y segunda planta puedes tomar un bocadillo con bebida y postre por menos de 15 €. La calidad es normal y las vistas inexistentes. Si quieres unas buenas vistas de verdad y una calidad excepcional vende uno de tus riñones y cena en el Jules Verne. Tiene una Estrella Michelín y su menú degustación más económico cuesta 190 € por persona sin bebidas. ¿Caro? Al mismo nivel que el resto de su categoría. Sin embargo aunque es muy buena, su cocina no está entre los mejores Estrella Michelin parisinos.

Hoteles con vistas a la Torre Eiffel

En cualquier película ambientada en París, hay una escena en un hotel, conduciendo o en una casa dónde se ve de fondo la Torre Eiffel. Una trampa del cine que hace que nos imaginemos un París diminuto y una torre descomunal que se ve desde cualquier parte. Vale que la capital francesa es bastante llana y la torre bastante grande, pero para verla bien desde tu alojamiento debes estar en un piso alto y a no más de 20 minutos andando de la misma.

Además, aunque tengas un alojamiento cerca de la Torre Eiffel, este no tendrá todas sus habitaciones orientadas a la torre. Quizás tenga una o dos, y por supuesto se agotan enseguida. Para identificar esas habitaciones, los alojamientos les suelen poner la coletilla «Eif­fel To­wer Views» y las cobran entre un 10% y un 20% más caras.

Hoteles con vistas a la Torre Eiffel

Mucho encanto, pero para verla a tanta distancia prefiero pagar menos y emplear ese dinero en mi visita a la Torre Eiffel

La pregunta sería ¿es posible tener vistas a la Torre Eiffel por menos de 300 €?. Es posible en el hotel Ibis Paris Tour Eiffel Cambronne 15ème o en el Hôtel Le Cercle Tour Eiffel. ¿Cuál es la pega? Son alojamientos económicos y correctos y aunque algunas de sus habitaciones permiten divisar la Torre Eiffel no las identifican a la hora de reservar. Por eso, si reservas allí indica al alojamiento que quieres tener una habitación con vistas a la Torre Eiffel y cruza los dedos. Eso sí, el precio te seguirá saliendo por un pico, pero oye, cada cual gasta su dinero en lo que le da la gana.

Ya sabes todo lo necesario para preparar tu visita a la Torre Eiffel. ¿A qué estás esperando? ¡¡Hasta pronto!!

mapa y mochila de visita a la Torre Eiffel

Organiza tu viaje a Paris

✈️ Reserva tu vuelo a París

🛌 Reserva un alojamiento cerca de la Torre Eiffel

🛡️ Viaja tranquilo con un seguro de viaje con cobertura COVID-19

🎭 Reserva un tour gratuito por los alredores de la Torre Eiffel y el Arco del Triunfo

Los enlaces anteriores son enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas un alojamiento, actividad, seguro de viaje o vehículo siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

 

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.