Viajar a La Palma, roadtrip por la Isla Bonita

Durante diez días recorrimos la Isla Bonita en coche descubriendo su patrimonio, su cultura, sus gentes y su gastronomía. Hicimos senderismo sí, pero la más verde de las Islas Canarias tiene mucho más que ofrecer. A pesar de la última erupción volcánica, o precisamente gracias a la misma, hay muchos motivos para viajar a La Palma. Acompáñanos en nuestra ruta en coche por la Isla Bonita y descubre todos sus encantos.

Viajar a La Palma, roadtrip por la Isla Bonita

La Palma es una joya esmeralda un poco más pequeña que Lanzarote, pero con unas cuatro o cinco veces menos oferta de alojamiento. Además, es más abrupta que «La Isla de los Volcanes», pues su punto más alto se encuentra a más de 2.400 metros de altitud. Por eso, La Palma es una de las islas con mayor desnivel del mundo. Por si eso fuese poco, la espectacular Caldera de Taburiente es uno de los cráteres volcánicos más grandes del mundo dentro de su categoría, con sus más de 8 Km. de diámetro. Naturaleza salvaje, grandes desniveles y poco alojamiento, reducido en casi una cuarta parte debido a la erupción volcánica de 2021. Sin duda, viajar a La Palma es una experiencia totalmente diferente a visitar cualquier otra de las Islas Canarias.

Rutas senderistas en La Palma

Welcome to the Jungle

¿Por qué viajar a la Palma?

Esa misma pregunta me hizo Noelia cuando le propuse ir a La Palma. Del archipiélago canario ya conocíamos Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife. Cómo La Palma es Reserva de la Biosfera, la Isla Bonita siempre se asocia con naturaleza, trekking y senderismo. Aunque lo que más nos gusta son las «piedras viejas», también nos gusta el senderismo. Sin embargo, con un niño de 3 años y nuestra actual forma física😜 no parecía el viaje más recomendable. Sin embargo, logré convencerla gracias al nuevo volcán. ¿Por qué no ir a ver un volcán recién formado?

Ya con los billetes de avión presentamos nuestro proyecto de viaje a Turismo de La Palma y colaboramos con ellos para difundir todas las maravillas de la Isla Bonita. Senderismo hicimos, pero sobre todo nos dedicamos a descubrir la cultura, el Patrimonio y la gastronomía de la isla bonita, mucho menos conocidos que sus atractivos naturales.

La Isla Bonita también tiene un Patrimonio sorprendente

Iglesia Matriz de El Salvador en Santa Cruz de La Palma

Roadtrip por La Palma durante 10 días

Es posible recorrer la Isla Bonita en transporte público, pero resulta muy complicado. Ni la frecuencia ni los horarios te permitirán optimizar los desplazamientos y además hay muchos lugares maravillosos que sólo son accesibles a pie. Por ese motivo, recomendamos alquilar un vehículo para descubrir La Palma. Aun así, debes tener en cuenta que hay muchas carreteras de montaña y las curvas son lo habitual. Un trayecto de 20 Km. puede durar fácilmente media hora o más ¡y eso sin pararte en un mirador a admirar las vistas! 😂. Sin duda, algo a tener en cuenta cuando vas a viajar a La Palma. En el siguiente mapa interactivo podrás ver la ruta completa y seleccionar cada día para ver dónde fuimos.

También te damos unas pinceladas de la ruta de cada día. Es posible hacer más rutas senderistas y ver más cosas que las que vimos en diez días. Nosotros fuimos muy tranquilos y además tampoco pudimos optimizar la ubicación de los alojamientos. Pero hay que mirar el lado positivo, y así tenemos la excusa perfecta para volver a viajar a La Palma algún día. Eso sí, esta vez no esperaremos a que haya una erupción volcánica para hacerlo 😜.

Nuevo volcán de La Palma

Además, te dejamos un mapa de carreteras de La Palma para que puedas planificar tu propia ruta. Lo único recuerda que aunque la distancia sea corta, deberás emplear bastante tiempo en recorrerla. Organiza los días por tiempos de desplazamiento entre los distintos puntos, no por kilómetros.

Comienza #mapaymochilaLaPalma

Al vivir en «el más allá», también conocido como periferia de Madrid, no nos es cómodo llegar al aeropuerto, sobre todo si vas con maletas. Por eso, a la hora de coger nuestro vuelo para viajar a La Palma fuimos en nuestro propio vehículo. Lamentablemente tuvimos que descartar utilizar el transporte público y pagar un carísimo taxi o VTC. Igualmente, las distintas opciones de parking en el aeropuerto son prohibitivas. Por eso utilizamos un servicio de aparcacoches o «parking valet». Al llegar a la Terminal dejamos el vehículo y las llaves al conductor, nos dio el contrato de depósito y en menos de 5 minutos estábamos facturando. Rápido, fácil y sin complicaciones.

Nuevamente volamos a las islas con Iberia Express, pero por suerte esta vez no tuvimos problemas de overbooking como en nuestro vuelo a Tenerife. En esta ocasión, tampoco nos perdieron las maletas. No deja de resultar curioso que te sorprendas cuando todo funciona cómo debe de funcionar 😂.

Aeropuerto de La Palma (SPC)

Llegada al Aeropuerto de La Palma (SPC)

Es raro viajar a La Palma y no alquilar un coche, y por eso tienes varias compañías de alquiler en el área de llegadas del propio aeropuerto. Turismo de La Palma nos ofreció durante nuestra estancia un vehículo con la agencia Monta Rent a Car. Recogimos el vehículo en el punto de encuentro del parking y después de señalarnos todos los golpes que ya tenía el coche salimos para nuestro alojamiento, situado en Los Cancajos, en la Breña Baja.

Para coger fuerzas para el día siguiente decidimos pasar lo que restaba del día en la playa. La Playa de Los Cancajos es volcánica, con una fina arena negra. Además de tener todos los servicios, hay un área muy resguardada de los embates del océano dónde los más pequeños pueden disfrutar bastante seguros.

Playa de los Cancajos

Día 1 – Santa Cruz de La Palma, del renacimiento al estilo colonial

Nuestro primer destino es la capital de La Palma, declarada Conjunto Histórico Artístico. En su momento fue el puerto más importante de España, sólo por detrás de Sevilla y Amberes. Además, albergó el primer Juzgado de Indias de Canarias.

Por su relevancia histórica sus calles adoquinadas albergan un rico patrimonio arquitectónico. Pasear por los Barrios de San Telmo o de La Canela es una delicia, al igual que descubrir las bellas plazas de la capital palmera. Entre ellas destaca la Plaza de España, el mejor conjunto renacentista de toda Canarias. Allí se encuentra la Iglesia de El Salvador, con su techumbre mudéjar y el Ayuntamiento, que tiene el honor de ser el primer elegido democráticamente en toda España.

Plaza Mayor de Santa Cruz de La Palma

Plaza de España desde una de las arcadas del Ayuntamiento

Un elemento muy peculiar del patrimonio palmero es el inmenso «escenario» formado por el Castillo de la Virgen y el Barco de la Virgen, que además es el Museo Naval. Cada 5 años Nuestra Señora de las Nieves, patrona de La Palma, desciende desde su Santuario. Al llegar al barco, se representa el tradicional Diálogo entre el Castillo y la Nave.

Velera Nave, que la mar surcando
a este fuerte te vienes acercando.
No prosigas tu rápido camino
sin decirme tu nombre y tu destino

Diálogo entre el Castillo y la Nave del poeta romántico palmero Antonio Rodríguez López

Pero hay mucho más patrimonio en Santa Cruz de La Palma, cómo los balcones de madera labrada de la Avda. Marítima. Estos saledizos de clara influencia portuguesa y colonial construidos en el s. XVIII eran las traseras de las casas de la Calle Real. Destacan por su calidad, su cantidad y por ser los mejor conservados de todo el archipiélago canario… y por supuesto por sus flores 🥰. Todo un imprescindible si viajas a La Palma.

Balcones de Santa Cruz de La Palma

Día 2 – La Virgen adorada por los primeros palmeros y la selva de laurisilva

Nos encaminamos al norte de la isla, disfrutando de bellos miradores y antiguas casas agrícolas tradicionales hasta llegar al Santuario de Nuestra Señora de las Nieves. Allí hay un interesante museo dónde descubrimos el segundo exvoto más antiguo de España. Además de esta ofrenda realizada a la Virgen, nos enteramos de que la talla ya era adorada por los aborígenes palmeros, llamados Benahoritas… ¡antes de la llegada de los castellanos! 😯. No se sabe cómo llegó la imagen a la isla, pero el lugar dónde se alza el Santuario ya era considerado por los Benahoritas un lugar sagrado. Es impensable viajar a La Palma y no visitar este santuario y su museo.

Por la tarde nos dirigimos a uno de los lugares más hermosos para hacer senderismo en La Palma, el barranco del Cubo de la Galga. Allí hacemos una ruta semicircular de 9 Km. caminando por una espectacular garganta y atravesando una auténtica jungla prehistórica. Además de barbusanos, tiles y grandes helechos, también vemos maravillosos ejemplares de laurisilva. Aunque llegar al mirador de Somada Alta con un niño a cuestas se hace algo complicado😰, logramos hacerlo para disfrutar de unas espectaculares vistas del océano que nos recuerdan el enorme desnivel de La Palma.

Ruta por el Cubo de la Galga

Día 3 – Viaje al sur de La Palma, la que fue la parte más nueva de la Isla Bonita

Cómo todas las Canarias, La Palma es tierra de volcanes. Por eso nos dirigimos al sur, visitando poblaciones tan maravillosas cómo la Villa de Mazo, situada en las faldas del cono volcánico de Las Toscas.

Seguimos hasta Fuencaliente, el municipio más al sur de la isla. Si algo destaca en Fuencaliente son los volcanes y los viñas, que desde hace siglos se cultivan entre ceniza volcánica. Viñas de Listán Blanco, pero también cepas centenarias de Malvasía. Esas cepas dieron lugar a los vinos canarios que fueron alabados por Shakespeare y Lord Byron.

Vinos de Fuencaliente

Entre los volcanes de Fuencaliente destaca el volcán San Antonio, cuya erupción en el s. XVII creó a sus pies una plataforma costera. Su ya frío cráter es el mirador ideal para ver el volcán Teneguía, uno de los últimos en entrar en erupción en España y el penúltimo en hacerlo en La Palma en 1971.

Si cuando haces senderismo por el norte de la isla parece que vas por la jungla, en el sur se asemeja a pasear por Marte. Además, mientras caminas puedes admirar el que hasta hace poco era el paisaje más nuevo de España. El volcán Teneguía recibió su nombre por su cercanía al roque de Teneguía. Durante sus 600.000 años de existencia ha visto muchas erupciones, aunque la del Teneguía cubrió parte de su superficie, pero no logró sepultarlo.

Roque de Teneguía

También visitamos el Faro de Fuencaliente, que no es uno, sino dos, porque el más antiguo resultó dañado por la erupción del Teneguía. Justo al lado están las Salinas de Fuencaliente. Allí no sólo se produce sal de la mejor calidad a la manera tradicional, sino que además están declaradas Sitio de Interés Científico. ¿El motivo? La abundancia de aves migratorias en ciertas épocas del año.

Finalizamos el día en unas salinas más antiguas, las de Breña Baja, construidas en el s. XVIII y que actualmente se están restaurando.

Día 4 – La Ciudad de los Almendros y el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente

Nos trasladamos a nuestro nuevo «campamento base» en la Isla Bonita. La Caldera de Taburiente se encuentra en el municipio de El Paso. Sus habitantes se concentran en el casco urbano, conocido como «la Ciudad de los Almendros» por la gran cantidad de árboles de este tipo que posee. La ciudad cuenta además con varios museos, arte urbano y un recuerdo único de los Benahoritas, los Petroglifos de La Fajana y el Verde. Estas formas geométricas grabadas en la piedra posiblemente estaban relacionadas con ritos de fertilidad. En El Verde además está la mayor espiral grabada de toda la isla.

Petroglifos de El Verde

Sin duda, las numerosas rutas senderistas que recorren la Caldera de Taburiente es uno de los mayores incentivos para viajar a La Palma. A los pies de la misma se encuentra el Centro de Visitantes de la Caldera de Taburiente, dónde además de maquetas e información sobre el Parque Nacional, te proporcionan datos sobre las distintas rutas y senderos. Es muy importante informarse en el Centro de Visitantes porque algunos caminos pueden estar cerrados. En sus instalaciones también hay un jardín botánico que muestra muchos de los endemismos de Canarias y de La Palma.

Después de comer subimos a La Cumbrecita y desde allí realizamos un pequeño recorrido circular de 3 Km. Desde el mirador del Lomo de las Chozas disfrutamos de una gran perspectiva del interior de La Caldera, con el barranco de Huanauac a la izquierda y el de Rivanceras a la derecha. El camino continua luego hasta el Mirador de los Roques sobre el barranco de Rivanceras.

Caldera de Taburiente

Terminamos el día nuevamente en El Paso, visitando su Iglesia y Ermita, ambas dedicadas a Nuestra Señora de Bonanza.

Día 5 – La Ciudad en el Museo, avistamiento de cetáceos y un cielo lleno de estrellas

Iniciamos el día en Los Llanos de Aridane, una ciudad hecha museo dónde la gente no mira al suelo, sino al cielo. Hace más de dos décadas, para celebrar su centenario, se creó el proyecto CEMFAC – La Ciudad en el Museo. Actualmente sus calles son un auténtico museo de arte moderno al aire libre, con cada vez más obras expuestas.

Nuestra siguiente parada es el municipio más pequeño de la isla, Tazacorte. Aun así, su casco urbano concentra varias casas solariegas singulares. También destaca la zona donde vivían los jornaleros. Aunque las casas han sido sustituidas por modernas construcciones, todavía conserva el encanto y las calles estrechas de antaño. Además, en Tazacorte hay museos, cómo la Casa del Mojo y del Licor de Café o el interesantísimo Museo del Plátano. En este último aprendimos más de la historia de esta curiosa fruta sin semillas que ocupa más del 40% de la superficie cultivada de La Palma. ¿Sabías que la platanera no es un árbol, sino una planta?🤔

Museo del Plátano de Tazacorte

Parezco la señora de la hacienda

Luego nos dirigimos a la playa y al Puerto Deportivo para hacer un paseo en yate por la costa de La Palma. Además de ver lugares tan hermosos cómo el Porís de Candelaria o la Cueva Bonita, también divisamos delfines ¡y hasta ballenas!😯. Es habitual verlos muy cerca de la costa, porque a un kilómetro océano adentro ya hay una profundidad considerable.

Terminamos el día cenando en El Duende del Fuego, un gastrobar que es un auténtico sueño para las personas con alergias o intolerancias alimentarias. Y para bajar la cena, nada mejor que disfrutar del cielo estrellado de La Palma. El Astroturismo es uno de los mayores alicientes de viajar a La Palma, debido a la escasa contaminación lumínica y a lo que tardas en llegar a un lugar elevado.

Asrtoturismo en La Palma

Las vistas desde el Mirador Astronómico del Llano del Jable son espectaculares

Día 6 – Dónde danza el Diablo y un antiguo puerto

Iniciamos el día visitando el Santuario de Nuestra Señora de Las Angustias, situado en el barranco que divide Los Llanos de Aridane y Tijarafe. De allí continuamos hacia el norte, pasando por los miradores del Time, la Punta y Cabezadas, que ofrecen una maravillosa panorámica del barranco y el mar.

Tijarafe y la danza del Diablo

Luego seguimos nuestra ruta hasta la población de Tijarafe. Allí visitamos la antigua Casa del Maestro, hoy día Oficina de Turismo y nos encontramos ¡¡con el Diablo!!😯. Por suerte, no hay nada que temer de esta figura. Desde hace casi 100 años el Diablo interrumpe las festividades en honor a Nuestra Señora de la Candelaria escupiendo fuego hasta que su cabeza estalla representando el triunfo del bien sobre el mal.

El Diablo de Tijarafe

Pero Tijarafe tiene más elementos interesantes, cómo su iglesia mudéjar. Además de una original espadaña de estilo canario, en su interior alberga un espectacular retablo único en Canarias. Este ejemplo singular de la arquitectura novohispana se encuentra dividido en 5 calles, pero por su disposición parecen 11.

En Tijarafe también está la conocida cómo Cueva de la Virgen. Según la leyenda, la Virgen de Candelaria iba en un barco hasta Puntagorda. Debido al mal tiempo el navío se refugió en el Porís, el fondeadero principal de Tijarafe. Incapaces de reanudar su ruta, concluyeron que la Virgen deseaba quedarse en ese lugar. Por eso trasladaron la imagen tierra adentro colocándola en una cueva. Posteriormente, se edificaría en Tijarafe la primera ermita para acogerla.

Cueva de la Virgen en Tijarafe

En la Cueva de la Virgen todavía puede verse una estatuilla en una pequeña hornacina

Puntagorda y su antiguo puerto

Seguimos hacia el norte y visitamos el mirador de Los Dragos. Hoy día sólo queda un colosal árbol inclinado de los dos dragos gemelos que formaban un arco triunfal que recibía a los visitantes que llegaban a Puntagorda siguiendo el Camino Real.

Después de dar una vuelta por Puntagorda y visitar la Iglesia de San Mauro Abad, terminamos el día disfrutando del Porís de Puntagorda. Este fondeadero natural utilizado en el s. XVIII hoy día es una especie de aldea con casas excavadas en la roca con piscinas en las antiguas estructuras portuarias. Sin duda mucho más auténtico y menos masificado que el Porís de Candelaria.

Porís de Puntagorda

Día 7 – Conocemos el nuevo volcán de La Palma

El 19 de septiembre de 2021 se produjo una erupción en La Palma que duró casi tres meses. Después de la catástrofe, la isla verde contaba con un nuevo volcán. Recientemente por votación popular, pendiente de hacer oficial, ha sido bautizado como Tajogaite, que significa «montaña rajada». Aunque la zona afectada fue muy pequeña, correspondía a uno de los centros turísticos más importantes de la isla. Aun así, pronto fue posible volver a viajar a La Palma, y se abrieron la gran mayoría de atractivos turísticos.

El acceso al nuevo volcán está prohibido, pero nosotros hicimos una ruta de senderismo por el Volcán Cumbre Vieja que nos llevó a pocos centenares de metros del mismo. Además, descubrimos muchísimas cosas interesantes sobre los volcanes, las erupciones y los gases y compuestos que emiten. Nos sorprendió saber que el paisaje de la zona de Cumbre Vieja apenas fue afectado por el nuevo volcán de La Palma. Esa zona ya tenía cierta vegetación de pino canario, muy resistente al fuego, y estaba cubierta de pequeños fragmentos piroclásticos oscuros cómo ahora. Lo único que hizo en esa zona el nuevo volcán fue borrar la huella de la presencia humana.

Llano del Jable

Con tanta vegetación cuesta creer que esta zona sufrió hace poco los efectos de una erupción volcánica

Después de la ruta en el Centro de Visitantes de la Caldera de Taburiente nos informan que los senderos están cerrados debido a la ola de calor, por lo que decidimos dedicar el resto del día a descansar y disfrutar de la piscina del alojamiento.

Luego, visitamos la Plaza de Sotomayor, rodeada de casas solariegas de los siglos XVII y XVIII. No sólo es la última plaza de tierra de todas las Islas Canarias, también tiene un espectacular portón de entrada recuerdo de otros tiempos. En una de estas casas se encuentra el Espacio Prunus, que incluye vinoteca, salas de lectura, exposiciones de arte… ¡hasta puedes tomarte algo o cenar de forma informal!

Sin embargo, para esa noche decidimos cenar justo enfrente en uno de los mejores restaurantes de La Palma, el Rincón de Moraga. Además de su fantástica ubicación tiene una excelente cocina, con toques asiáticos. Sin duda, un lugar imprescindible para disfrutar de una gastro-experiencia sin prisas.

El Rincón de Moraga

Cocina de autor con producto local en un lugar especial ¿se puede pedir más?

Día 8 – Descubrimos los efectos de la última erupción

Las consecuencias de la última erupción en La Palma

Empezamos el día visitando Tajuya y La Laguna, dos de las localidades afectadas por el volcán Tajogaite. La vista de las coladas tan de cerca es realmente sobrecogedora. Aunque la última erupción en La Palma afectó una pequeña parte de la isla, sus efectos sobre esa zona fueron devastadores.

La seda palmera

Luego visitamos el Museo de la Seda Las Hilanderas de El Paso, que estaba cerrado el día que estuvimos en «la Ciudad de los Almendros». Históricamente la seda palmera ha gozado de gran prestigio y en El Paso es el único lugar dónde la producción artesana sobrevivió a la mecanización en el s. XIX. El Museo de la Seda no es sólo un espacio expositivo, también alberga el único taller artesanal de seda que queda en toda Europa 😯.

Museo de la Seda de El Paso

El Premio Nobel que decidió viajar a La Palma

Después de comer cruzamos la isla hasta Puntallana, considerada en el pasado el granero de La Palma. La población fue fundada en torno a la Fuente de San Juan, un manantial que fluye durante todo el año. Además visitamos el antiguo lavadero y vemos la Casa Luján, un bello ejemplo de arquitectura tradicional canaria del s. XVII. Sin embargo, no pudimos visitarla por estar cerrado su Museo Etnográfico😭. Puntallana también es conocido porque el Premio Nobel de Literatura alemán Günter Grass pasó allí varios períodos vacacionales, e incluso inauguró la Biblioteca Internacional de Lengua Alemana (BILA).

Mirador de Günter Grass en Puntallana

Como nuestro siguiente alojamiento se encuentra en Breña Baja, decidimos visitar el Parador de La Palma. Ocupa un edificio de arquitectura típica canaria y tiene un amplio jardín de frutales y plantas autóctonas con vistas al océano. Por eso aprovechamos la visita para tomar un barraquito, un café con licor muy popular en toda Canarias.

Baraquito en el Parador de La Palma

Luego nos dedicamos a conocer el arte urbano de la Breña Baja y también su patrimonio religioso, cómo la antigua Iglesia de San José y la Ermita del Socorro. Por último, antes de cenar, paseamos por los Dragos del Tonolero, admirando estos bellos ejemplares con más de tres siglos de antigüedad. Ponemos el broche al día en el Mirador del Llano de las Ventas, disfrutando del maravilloso cielo estrellado de la Isla Bonita.

Día 9 – Regreso al pasado de La Palma

Es nuestro último día completo en La Palma y por eso decidimos dedicar la mañana a adentrarnos en su pasado prehispánico y en la historia de los Benahoritas. La primera parada es el Parque Arqueológico de Belmaco, que fue el primer yacimiento arqueológico de toda Canarias y dónde se hallaron los primeros petroglifos. Además de tener un uso principalmente religioso, se cree que fue el hogar de los últimos señores del cantón de Tigalate, los hermanos Juguiro y Garhagua.

Parque Arqueológico de Belmaco

Luego nos dirigimos al Parque Arqueológico El Tendal, dónde descubrimos cómo vivían los aborígenes palmeros visitando un asentamiento que estuvo visitado durante un mileno. Además, aprendemos muchas cosas sobre su posible pasado y cómo utilizaban los recursos naturales a su disposición.

Por la tarde visitamos Los Tilos, que alberga uno de los bosques de laurisilva más importantes de toda Canarias. En su momento fue la primera Reserva de la Biosfera de Canarias, protección que posteriormente se extendió a toda la Isla Bonita. Sin duda, este es un imprescindible si vas a viajar a La Palma. Sencillos senderos, hermosos miradores y espectaculares cascadas… Si hubiésemos tenido más tiempo habríamos dedicado todo el día a perdernos por sus diferentes rutas.

Cascada de Los Tilos

Finalmente, terminamos el día en San Andrés, población a la que se llega atravesando el puente de un sólo arco más grande de España. San Andrés es uno de los pueblos más encantadores de la isla y antiguamente fue la capital de la comarca. El centro histórico se articula alrededor de su iglesia y tres plazas dispuestas en forma de terrazas. Un paseo por sus calles adoquinadas te llevará a ver varias casonas antiguas y un horno de cal al pie de la costa.

Día 10 – Visitamos el techo de la Isla Bonita

La Palma es la segunda isla más alta de todos los archipiélagos atlánticos. Por eso, decidimos terminar nuestro viaje a La Palma subiendo al Roque de los Muchachos. Esta formación corona la isla y cierra la Caldera de Taburiente por el norte, y su nombre se debe a que estos pequeños roques de unos 3 metros se asemejan a un grupo de jóvenes.

Roque de los Muchachos

Los días de buena visibilidad, desde el Roque de los Muchachos se pueden ver las islas de Tenerife, La Gomera y El Hierro. Sin embargo, nosotros tuvimos la mala suerte de subir con calima😭. Aun así, caminamos hacia el espolón que se adentra en la Caldera de Taburiente ya que esa zona si que ofrecía buena visibilidad.

Se acaba #mapaymochilaLaPalma

Y así termina nuestra visita a la Isla Bonita. Una visita maravillosa que nos hizo quedarnos con ganas de más. Porque esta joya esmeralda es mucho más que senderos y naturaleza. También encontrarás cultura, patrimonio y gastronomía. ¿A qué esperas para viajar a La Palma? ¡¡Hasta pronto!!

viajar a La Palma con mapaymochila

Enlaces para viajar a La Palma

🛩 Reserva tu vuelo

🛌 Reserva tu alojamiento en La Palma

🛡️ Viaja tranquilo con un seguro de viaje con un 5% de descuento

🚗 Alquila tu coche para recorrer La Palma a tu aire

🎭 Descubre todas las excursiones que puedes hacer en La Palma

Los enlaces anteriores son enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas un alojamiento, actividad, seguro de viaje o vehículo siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

3 comentarios

  • Ricardo Coviella

    Me ha encantado vuestro recorrido y el cariño de las palabras usadas para referirse a La Palma y a su gente. La verdad es que como ciudadano palmero, estoy muy orgulloso de la belleza de esta Isla.
    Justamente me encuentro a unas 2-3 semanas de terminar un proyecto para crear una empresa, La Palma Free Tours ya que creo q vay un vacío y.desconocimiento entre nuestros visitantes, q nadie les explica las maravillas que contemplan. Creeis qie es una buena idea?? Me gustaría así mismo q volvieran a la isla ya q sin duda, además de ser la Isla Bonita, uno se enamora de ella.

  • Pingback: Volcán Tajogaite, el nuevo volcán de La Palma - mapaymochila.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.