Barcelona, pinceladas de historia

Una leyenda dice que en su búsqueda del Vellocino de Oro los Argonautas atravesaron una terrible tormenta.

mapaymochila_BCN_mar

mapaymochila_BCN_hercules

Pintura Hércules buscando las Hespérides (s. XIX), de Aleix Clapés. Actualmente en depósito en el Palau Güell (Barcelona)

Cuando el mar se calmó, Hércules vio que faltaba la novena embarcación, que había naufragado en las faldas de Montjuic. Cuando Hércules localizó a los supervivientes, estos ya habían comenzado a construir una ciudad ayudados por Hermes, el dios del comercio. Por este motivo, Hércules bautizó la nueva colonia como “Barcanona”, la barca novena…

Otra leyenda atribuye la fundación de la ciudad al general cartaginés Anibal Barca a su paso por los Pirineos en el s. III a.C.

El origen histórico de Barcelona

En realidad, la ciudad íbera de Barcinon (llamada Barkeno por los cartagineses) fue fundada en el s. VI a.C.

En el s. I. a.C. los romanos crearon un pequeño campamento militar en el Monte Táber al que llamaron Barcino y del cual se conservan varios vestigios en el Barrio Gótico de Barcelona.

Recreacióbarcino_0

Recreación de la romana Barcino extraída de la web del Ayuntamiento de Barcelona, licencia Creative Commons.

La Edad Media

La ciudad posteriormente sería conquistada por los visigodos, y luego por los árabes hasta que en el s. IX el rey franco Ludovico Pío entró en la ciudad tras dos años de asedio. Después de este episodio Barcelona se transformó en un condado integrado en la llamada Marca Hispánica.

Barcelona quedó unida en el s. XII al Reino de Aragon por el matrimonio entre el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV y la heredera a la corona de Aragón Petronila I, aunque mantuvo una administración separada.

mapaymochila_BCN_salon_de_ciento

Salón de Ciento en el actual ayuntamiento. El Consejo de Ciento fue la institución municipal de gobierno de Barcelona desde el s. XIII hasta el XVIII.

mapaymochila_BCN_ColonLa unión de las líneas reales de Castilla y Aragón con la boda de los Reyes Católicos hizo gravitar el centro del poder político al centro de la Península, mientras que el floreciente comercio con América redujo la importancia del comercio en el mar Mediterráneo.

Curiosidades de la historia: ¿Cristobal Colón o Cristòfor Colom?
La vinculación de Cristobal Colón con Barcelona no se limita a su encuentro con los Reyes Católicos en el Saló del Tinell.
Algunos dicen que era hijo de un tabernero de la Boquería que fue ahorcado, provocando la huida de Colón a Génova para evitar su mismo destino.
Otros afirman que en realidad pertenecía a una familia noble del barrio de la Ribera y que las obras de una iglesia a las que alude en algunos de sus escritos no son las de Santa María la Blanca en Sevilla, sino las de Santa María del Mar.

Felip-IV-arago-V-castellaLa Guerra de Sucesión Española

En el s. XVIII la muerte sin sucesor del último rey Habsburgo de España desencadenó la Guerra de Sucesión Española. La nobleza y la élite comerciante catalana al igual que gran parte de la Corona de Aragón se situó en el lado de los Habsburgo en contra de los Borbones, aunque Felipe de Borbón había jurado los fueros del reino de Aragón y las Constituciones Catalanas.

El final del conflicto supuso la desaparición de las leyes e instituciones propias del Reino de Aragón y Valencia, permaneciendo sólo las de el Reino de Navarra y las de las Vascongadas, al haber sido fieles a la causa borbónica.

mapaymochila_BCN_fossar

Memorial por los defensores de Barcelona caídos durante el asedio de las tropas borbónicas que duró más de un año, lo que la obligó a capitular el 12 de septiembre de 1714.

La Revolución Industrial

Durante el s. XIX Barcelona se convirtió en un importante centro industrial creciendo espectacularmente a nivel demográfico y urbanístico. Esta pujanza económica propicia proyectos como el plan de ensanche o la celebración de la Exposición Universal de 1888. En el ámbito cultural se produce un gran desarrollo, siendo el modernismo catalán una de las manifestaciones con mayor reconocimiento internacional.

mapaymochila_BCN_modernismo

“Manzana de la Discordia” del Passeig de Gràcia, con las modernistas Casa Batlló (nº 43), Amatller (nº 41) y Lleó Morera (nº 35), cada una de un arquitecto distinto

El siglo XX

El nuevo siglo trajo consigo la difusión del regionalismo catalán que fue tornándose en nacionalismo, con el consiguiente conflicto con el gobierno central.

mapaymochila_BCN_generalitat

Palau de la Generalitat, de fachada principal renacentista en la Plaça de Sant Jaume en Barcelona

Además, las tensiones sociales provocaron igualmente graves conflictos, siendo el más terrible el producido a principios de siglo, la llamada Semana Trágica. Los disturbios se iniciaron por la decisión de reforzar las posiciones españolas en Marruecos enviando reservistas, la mayoría de ellos obreros padres de familia. La dura represión posterior fue objeto de una unánime condena internacional que tachaba a España de ser un país atrasado y bárbaro.

mapaymochila_BCN_semana_tragicaEste ambiente de conflictividad propició el golpe del capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Rivera, que prohibió toda manifestación cultural catalana… ¡¡incluso llegó a suspender al F.C. Barcelona!! Aun así, Barcelona acogió nuevamente un evento de gran importancia, la Exposición Internacional de 1929.

mapaymochila_Expo_1929_BarcelonaLa Segunda República trajo consigo el Estatuto de Autonomía de Cataluña, la aprobación de numerosas leyes progresistas e incluso un nuevo evento internacional, las Olimpiadas Populares, que no pudieron celebrarse por culpa de la Guerra Civil Española. La dictadura posterior trajo nuevamente la supresión de las manifestaciones culturales catalanas.

mapaymochila_BCN_guerra

En la plaça de Sant Felip Neri pueden apreciarse los daños provocados por una bomba de la Guerra Civil

La recuperación de Barcelona vino de la mano del Plan Marshall y de la implantación de la empresa SEAT, pero hasta la llegada de la democracia no se reinstauraron las instituciones catalanas. Serían los Juegos Olímpicos de 1992 los que darían un nuevo desarrollo cultural y urbanístico a Barcelona e internacionalizarían la imagen de la ciudad.mapaymochila_BCN_puerto_olimpico

Una ciudad internacional

La Barcelona actual es una ciudad cosmopolita, de gran atractivo cultural y con gran proyección internacional. Por otro lado, el nacionalismo catalán ha dado lugar a una corriente política y social de corte secesionista que defiende la independencia de Cataluña del resto de España.

mapaymochila_BCN_bandera

Bandera de Cataluña según su Estatuto de Autonomía, con cuatro barras rojas (llamadas palos de gules o barras de Aragón) sobre fondo amarillo

Toda la historia de Barcelona ha conformado una ciudad única en todos los planos, una ciudad que merece la pena visitar y revisitar… así que acompañadnos en nuestras próximas entradas para conocer que podéis ver y hacer en ella. ¡¡Hasta pronto!!mapaymochila_BCN_Plaza_España

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print