La Rambla de Barcelona

A primera hora de la mañana habíamos visto el Monumento a Colón y el Port Vell, y ahora tocaba ver uno de los puntos más emblemáticos, La Rambla de Barcelona. O mejor dicho, Las Ramblas, porque cada tramo tiene un nombre distinto 🙂  .

La Rambla de Barcelona

Siempre que en el telediario hacen una conexión con Barcelona, aparece La Rambla. ¡¡por eso siempre he querido conocerla!!. En esta avenida arbolada de kilómetro y medio, los coches van por los laterales, mientras que los peatones pasean por su ancho andén central. Su trazado sinuoso es, en parte, herencia del curso de agua que bajaba por esta zona hasta desembocar al mar.

La Rambla une la Plaza de Cataluña con el Monumento a Colón y está siempre animada y repleta de turistas. También es una zona repleta de carteristas, así que no está demás llevar un poco de cuidado. A lo largo de La Rambla también encontrarás terrazas donde podrás descansar durante tu visita a Barcelona, aunque deberás tener en cuenta que los precios están algo inflados.

Podemos considerar que el primer, o el último según se mire, tramo de La Rambla es La Rambla del Mar. Esta moderna pasarela ondulada de madera nos permite pasear sobre las aguas del puerto. Además, es el principal acceso al centro comercial Maremagnum.

Rambla del Mar

Los siguientes tramos desde el Monumento a Colón a la Plaza Cataluña son: Santa Mónica, Capuchinos, Sant Josep, Estudios y Canaletas. Para ubicaros mejor, os dejamos este mapa.

Rambla de Santa Mónica

Comenzamos a subir por esta Rambla, y nos íbamos desviando para ver los distintos monumentos que hay a ambos lados. A la derecha se encuentra el Passatge de la Banca, que nos lleva al Museo de Cera de Barcelona.

Museo de Cera de Barcelona

Un poco más adelante, a la izquierda, nos encontramos con el antiguo convento de Santa Mónica, del s. XVII. Actualmente, es el Centro de Arte Santa Mónica y al lado se conserva la iglesia y su claustro barroco.

Finalmente, llegamos a la Plaza del Teatro, donde se encuentra el Teatro Principal y empieza la calle de Escudellers (alfareros). Esta calle, que termina en la Plaza dedicada al escritor George Orwell, es uno de los centros de la vida nocturna barcelonesa.

Teatro Principal

Ubicado en los números 27-29 de La Rambla, es el teatro más antiguo de Barcelona y uno de los más antiguos de toda España. El edifico original se empezó a construir en el s. XVI, pero fue destruido en un incendio. La fachada que actualmente observamos de dos cuerpos es del s. XVIII, y el balcón un añadido del s. XIX. En esa época se le añadieron también bustos y bajorrelieves decorativos, hoy día casi desparecidos.

Teatro Principal

Actualmente, una vez rotas las negociaciones con el Ayuntamiento que buscaba convertirlo en un espacio cultural, el futuro de este emblemático edificio de fachada curva es totalmente incierto.

Rambla de los Capuchinos

También llamada Rambla del Centro, este tramo fue el primero en acondicionarse como paseo. Su nombre proviene del antiguo convento de los capuchinos que se encontraba dónde ahora está la Plaza Real. Nosotros subimos un poco y torcimos a la izquierda por la Carrer Nou de la Rambla para llegar al Palacio Güell.

Palacio Güell

El mecenas de Gaudí, el industrial Eusebi Güell, encargo la construcción de este Palacio para ser su residencia particular. Este peculiar edificio modernista del s. XIX es una de las principales obras del genial arquitecto. Sin embargo, al estar encajonado en una calle estrecha, no es tan conocido ni visitado como otras de sus obras. Al igual que ocurre con La Pedrera, destacan sus chimeneas recubiertas con cerámica de colores en la azotea.

Palacio Güell

El Palacio Güell está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y se conserva prácticamente tal y como el artista lo completó. Os dejamos enlaces con horarios y precios actualizados. La entrada os incluye una audioguía. Cuando estuvimos estaba cerrado por mantenimiento. Le dijimos a la chica de la entrada si nos permitía entrar al hall, pero nos dijo que no estaba permitido y nos recomendó ver los otros edificios de Gaudí que había en la ciudad.

Nos tuvimos que conformar con admirar la monumental fachada de tres niveles y la enorme entrada, pensada para permitir la entrada de carruajes.

Plaza Real

Regresamos y cruzamos la Rambla de los Capuchinos hacia la Carrer de Colom. Esta calle lleva a la Plaza Real, llamada así en honor de los Reyes Católicos. Aquí estaba el Convento de Santa Madrona, expropiado por el Estado durante la desamortización de Mendizabal (s. XIX). Derribado el edificio, se procedió a construir la plaza cerrada neoclásica que hoy podemos contemplar. Curiosamente, la plaza no es rectangular, aunque así lo parece gracias a una ingeniosa solución arquitectónica.

Plaza Real de Barcelona

Originalmente en el centro de la plaza estaba proyectado instalar un monumento a Fernando el Católico. Ante el desagrado de los barceloneses, se decidió instalar en su lugar la Fuente de las Tres Gracias, de estilo francés.

Curiosidades: Las farolas de Gaudí

Cuando el genial arquitecto era muy joven, el ayuntamiento de Barcelona le encargó que diseñase una farola de gas para instalar en toda la ciudad. Gaudí diseño unas farolas de bronce y hierro forjado sobre pedestal de mármol, con brazos que se asemejaban a las ramas de un árbol. De su decoración destacan el caduceo y un casco alado, ambos símbolos de Mercurio, la divinidad protectora del comercio. No podía ser de otra manera, porque el comercio siempre ha sido de gran importancia en Barcelona.

Plaza Real de Barcelona

Por desgracia, sólo se hicieron las dos farolas que ahora podemos contemplar en la Plaza Real y las de la Pla de Palau 😥  

A nosotros nos enamoró esta plaza rodeada de palmeras, y los pasajes que la conectan con las calles adyacentes. Además, es un sitio muy tranquilo, a pesar de la cercanía con la bulliciosa Rambla.

Gran Teatro del Liceo

Volvimos a la Rambla de los Capuchinos, y nuestra siguiente parada fue el Gran Teatro del Liceo (s. XIX), a mano izquierda. Nadie duda que este antiguo y prestigioso teatro es uno de los símbolos de la ciudad. Todavía en activo, ha acogido a los mejores intérpretes del mundo, a pesar de que varios incendios e incluso un atentado anarquista casi acabaron con su historia.

Teatro Liceo

Hay varias modalidades de visita, como las express de 30-45 minutos, o la guiada de casi una hora. Si vais en temporada, es más recomendable reservar una entrada para una representación que os apetezca ver 😉

Rambla de la Flores o de Sant Josep

Es la parte más colorida y perfumada de Las Ramblas repleta de puestos de flores y plantas capaces de iluminar el más oscuro de los días 🙂

Mosaico de Joan Miró

Justo al inicio de la Rambla Sant Josep encontramos un mosaico de Joan Miró que todo el mundo pisa ¡¡que pena!!. Las obras de arte no se deberían pisar, aunque en este caso el artista lo creó con esa idea. Por el mismo motivo, es complicado de fotografiar sin que esté alguien pasando por él 🙁

Mosaico de Joan Miró

El artista utiliza los colores elementales dentro de una forma circular que simboliza el cosmos. Esta simplicidad infantil nos retrotrae a la propia infancia del artista, que transcurrió muy cerca de este lugar. Asimismo, este mural se concibió a modo de hito que da la bienvenida a los visitantes de la ciudad que llegan por el mar.

Curiosidades: ¿Osos o huesos?

El mosaico de Miró que sirve de unión entre la Rambla de los Capuchinos y la Rambla de San José también es llamado por algunos Pla de l’Ós por el lugar dónde se encuentra. Según se dice, en este lugar que estaba situado extramuros, antiguamente se realizaban espectáculos haciendo bailar osos, y por eso recibe este nombre.

Otros, indican que Ós se refiere al hueso sacro, en referencia a los buscavidas que aquí se concentraban y que al no trabajar duro no tenían castigado ese hueso ¿cual es la verdad? :O  

Fuente del Pla de la Boqueria

Si miramos a la derecha, veremos una pequeña fuente neoclásica incrustada en un muro. Normalmente pasa desapercibida, pero si os fijáis bien, veréis debajo del escudo de la ciudad una piel de león y una maza. Son los símbolos de Hércules, el mítico fundador de Barcelona.

Fuente del Pla de la Boquería

Enfrente de la misma podemos encontrar un edifico que difícilmente pasa inadvertido y es blanco de las miradas de todos los turistas.

Casa Bruno Cuadros

Esta antigua tienda de paraguas del s. XIX es toda una alegoría del gusto modernista por la decoración oriental. No falta ningún detalle, como los motivos egipcios de la galería del último piso o las vidrieras con forma de abanicos. Aun así, el elemento más espectacular es el dragón-farol que sobresale en la fachada y que tiene debajo un paraguas.

Casa Bruno Cuadros

La tienda de paraguas fue sustituida hace tiempo por una sucursal bancaria, pero todavía se conoce a este edificio como la Casa de los Paraguas.

La Fuente de Portaferrissa

En un lateral de esta casa nace la calle Cardenal Casañas, que continuamos hasta llegar a la Iglesia de Santa María del Pí, famosa por su gran rosetón. De regreso, volveríamos a la Rambla por la Carrer de la Portaferrissa. Desde el s. XIII hasta el s. XVIII se alzó aquí una de las puertas de acceso de las murallas de la ciudad.

Hoy día, se conserva una fuente del s. XVII, que fue decorada a principios del s. XX con azulejos que nos muestran el aspecto de Barcelona en la Edad Media. El nombre de Portaferrisa proviene de la barra de hierro (ferro) que servía como unidad de medida para saber si un carro podía entrar o no por la puerta.

Fuente de Portaferrissa

Nuestro desvío nos había llevado al tramo final de la Rambla de las Flores. Como era ya hora de comer, decidimos regresar por la misma para comer en el mercado más emblemático de Barcelona, La Boquería.

Mercado de la Boquería

Su auténtico nombre es Mercado de San José, puesto que ocupa el sitio donde se alzaba el convento del mismo nombre, destruido por un incendio. El mercado ya es algo más que un sitio para comprar, es toda una atracción turística imprescindible si visitas Barcelona y un lugar magnífico donde comer. Dan ganas de perderse por sus más de 300 puestos dónde podéis encontrar huevos, carnes, dulces y por supuesto ¡¡zumos de frutas!!

La Boquería

Ya os comentamos que al no encontrar sitio habíamos cogido unas empanadas y unos zumos. Para comer, nos sentamos en la Plaza de San José, detrás del mercado. Una vez terminamos, decidimos desviarnos un poco para visitar la Biblioteca de Catalunya y la Rambla del Raval.

Después de esta parada, regresamos a La Rambla nuevamente por La Boquería, para seguir subiendo dirección Plaza de Catalunya. A mano derecha está el Palacio de la Virreina, un bellísimo palacio barroco donde se realizan exposiciones temporales.

Palacio de la Virreina

Rambla de los Estudios

Este tramo recibe su nombre a que antiguamente aquí se encontraba la Universidad. También se la conoce como la Rambla de los pájaros debido a que en esta zona había varios puestos que vendían sobre todo este tipo de animales. Finalmente, las protestas ciudadanas acabaron definitivamente con este mercado en 2.013.

La Rambla de los Estudios se inicia en la iglesia que fue la sede del colegio mayor de la Universidad, la Iglesia de Belem.

Iglesia de Belem

Este edificio fue la primera iglesia construida por la Compañía de Jesús en Cataluña. El templo original fue destruido por un gran incendio y se conserva sólo la portada, reconstruyéndose el resto en estilo barroco. En ella encontramos una de las primeras escenificaciones conocidas del nacimiento de Jesús.

Iglesia de Belem

El interior se reconstruyó en el s. XX después de un incendio. ¡¡Pero cuantos incendios llevamos ya en Las Ramblas :O  !!

En este punto nos desviamos por Carrer de la Canuda para visitar la Vía Sepulcral Romana y a la Iglesia Templaria de Santa Ana, pero no podemos dejaros a la mitad en el recorrido por Las Ramblas. Por eso, antes de irnos, os hablaremos de uno de los tramos más conocidos.

Rambla de Canaletas

Se llama así desde hace siglos, por existir un aljibe con múltiples “canalizaciones” que llegaban a él. Las murallas y la Torre de San Severo dónde se encontraba el aljibe desaparecieron en el s. XIX, pero el nombre se mantuvo. Antes de instalarse la fuente actual se barajaron varios proyectos, e incluso se instalaron unas fuentes provisionales.

Rambla de Canaletas

La Fuente de Canaletas

Todos esperamos una fuente descomunal, sobre todo porque aquí se celebran las victorias del Fútbol Club Barcelona. Sin embargo, nos encontramos con una fuente-farola de cuatro grifos y cuatro pilas. Nosotros casi nos la pasamos de largo 🙁  .

Curiosidades: Una fuente única

Esta modesta fuente es uno de los lugares más únicos y emblemáticos de Barcelona. Tan único, que en la ciudad hay ¡¡17 fuentes más como esta!! :O  . La fuente formaba parte de un proyecto de fuentes-farola del Ayuntamiento de Barcelona. Este modelo de fuente empezó a llamarse “Canaletas” por ser la aquí situada la más representativa.

Podemos encontrar este tipo de fuentes en poblaciones como Lloret de Mar o Granada, e incluso allende los mares en Cuba, Argentina, Buenos Aires o México 🙂

Terminamos nuestras curiosidades con un detalle. ¿sabéis por qué celebra aquí sus títulos el Fútbol Club Barcelona? En los años 30 enfrente de la fuente estaba la redacción del diario deportivo La Rambla. Los aficionados culés acudían allí porque en la entrada del periódico colgaban una pizarra con los resultados futbolísticos. Con el tiempo, se convirtió en costumbre acudir con los transistores a Canaletas… y así hasta el día de hoy.

Finalizamos nuestro recorrido por Las Ramblas con la leyenda de la Fuente de Canaletas.  Se dice que quien beba de ella se enamorará de la ciudad y volverá siempre a Barcelona. Debe de ser cierto, porque nosotros bebimos y el próximo año volveremos 🙂  ¡¡Hasta pronto!!

Fuente de Canaletas

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print