Preparativos para viajar a la selva peruana

Viajar a la selva es sumergirse en un mar de colores vibrantes, rodeado de naturaleza en estado puro. Dormir en una cabaña en la selva peruana, en medio de esta explosión de vida es algo que debe hacerse al menos una vez en la vida. Y lo mejor de todo, que la propia sinfonía de la naturaleza te despierte con su concierto matutino.

¿Por que fuimos a la selva peruana?

Cuando preparamos la ruta por el Perú, la selva no entraba en nuestros planes. Nosotros somos muy de campo, pero no nos llamaba mucho la atención. Además, nos producía bastante respeto, y las alarmantes o más bien alarmistas noticias sobre el Zika no lo hacía más apetecible.

Pero por otro lado pensamos “¿y cuando narices voy a estar yo otra vez tan cerca del Amazonas?”. Por eso nos pusimos a buscar información, y vimos que la selva peruana no es tan peligrosa como la pintan.

El Zika

Este virus lo transmiten los mosquitos. Según nos informaron en el centro de vacunación internacional, la mayoría de personas infectadas por el Zika o no tienen síntomas o tienen síntomas leves. Los más comunes son fiebre, sarpullido, dolor de cabeza, articular o muscular y conjuntivitis. Su duración puede ser de hasta una semana.

mosquito transmisor del Zika

Como os podéis imaginar, muchos infectados ni siquiera con conscientes de estarlo. Por supuesto también hay casos muy graves y que dejan secuelas permanentes, pero por suerte son los menos.

Dos factores hacen el Zika peligroso, puede producir malformaciones fetales y se puede contagiar por vía sexual. Por ese motivo se recomienda no mantener relaciones sexuales al menos dos meses después del viaje. Por supuesto, también se recomienda a las mujeres embarazadas no viajar a zonas de riesgo. Naturalmente lo mejor es siempre prevenir, y debéis evitar las picaduras de mosquitos.

Los mosquitos

En nuestro viaje a Riviera Maya prácticamente nos acribillaron, dándose un festín con nosotros, así que les teníamos pavor. Sin embargo, no es para tanto, y si sigues nuestros consejos no te picará ni uno (o casi) 🙂

senda en la selva

El repelente es vital. Nosotros compramos uno en España de esos ultra-tóxicos y extra-fuertes. Luego te lo untas después de la crema solar y piensas “¿esto no será peor que la propia picadura?” :O

Recomendamos siempre comprar los repelentes en el país de destino… para eso ellos tienen selva y nosotros no. ¿Sabías que Machu Picchu está en la selva? Pues nosotros tampoco y dejamos el repelente en Cusco. En cuanto a José empezaron a picarle corrimos a comprar uno. Nos recomendaron uno llamado VT! con el bote color verde. No se su composición, pero es el mejor repelente del mundo mundial. Es en spray, se usa cada 2-3 horas y no mancha la ropa. José se ponía como el Hombre de Vitrubio de Leonardo, cerraba los ojos y yo le rociaba por todas partes (excepto en la cara claro).

Por si fuese poco, olía genial y llevaba áloe vera para irritar menos la piel ¡¡no se puede pedir más!!

La ropa ideal para la selva peruana

Más importante que los repelentes, es la ropa y los complementos. Cuidado con las pulseras, porque el repelente no penetra bien y puedes acabar con alguna picadura entre las mismas como me pasó a mi 🙁  . Las gafas de sol de calidad y con un buen filtro de protección solar son casi imprescindibles.

descansando en una hamaca

¿veis que tranquilidad dan unas buenas gafas de sol?

La ropa clara, amplia y sin colores llamativos. Si llevas ropa ajustada como los leggings, los mosquitos te picarán atravesando la tela. Si usas colores llamativos serás como un neón para los insectos.

Muy importante es también cubrir la mayor parte posible del cuerpo con ropa. Manga larga y pantalón por dentro de las botas. Vale… no es muy estético, pero protegerá tus apetitosos tobillos 🙂

Los olores fuertes atraen a los mosquitos, y me habían hablado de champús y desodorante sin olor. Me recorrí medio Madrid buscando y en ningún sitio tenían… y unos días antes José se entera que el olor favorito de los mosquitos son… ¡¡los pies!! Les encanta el olor a queso 🙂  . Por eso, rociábamos nuestras botas con repelente antes de ponérnoslas y todos tan contentos.

Equipamiento para la selva

Vacunas y medicamentos

Contra el Zika no hay vacuna. Salvo que os las hayan puesto previamente, necesitaréis las siguientes:

Fiebre Amarilla: Se inyecta en una sola dosis en el centro de vacunación internacional. Es efectiva a partir del 10º día y dura 10 años.

Malaria: No existe vacuna como tal, pero sí medicamentos preventivos.

Fiebre Tifoidea: Se debe inyectar dos semanas antes del viaje y dura dos años. Hay una versión en pastillas que se debe tomar una semana antes del viaje y dura cinco años.

Hepatitis A y B: La vacuna contra la hepatitis A se administra en dos dosis con al menos 6 meses de diferencia. La vacuna contra la hepatitis B se suministra en 3-4 dosis a lo largo de 6 meses.

Como los plazos en algunos casos son muy largos, debéis acudir a vuestro centro de vacunación internacional con tiempo suficiente. Además, tienen la información más reciente sobre las vacunas necesarias para cada país.

Cartilla de vacunación internacional

Si normalmente debéis tomar algún medicamento llevadlo con vosotros. Recordad: en la selva no hay farmacias ;). Os dejamos también estos consejos prácticos para preparar un botiquín de viaje para zonas tropicales.

Cuándo ir a la Selva Peruana y otras recomendaciones

Depende de cada zona, pero lo normal es no ir entre enero y mayo para evitar la temporada de lluvias. Muchas empresas ni si quiera ofrecen excursiones en esa época. El resto del año también puede presentarse algún chubasco inesperado, como atestiguaban las botas de agua puestas en hileras a la entrada de nuestro alojamiento.

Por muy místicos que nos hayamos puesto al principio debéis tener unas expectativas realistas. El ser humano es muy torpe y esto no es un safari ni “Gorilas en la niebla”.

Animales de la selva peruana

Lo más común es ver este tipo de animales y pájaros, no grandes mamíferos

Entráis en un ecosistema vivo, no en un decorado ni en un zoo donde ves animales a patadas. Todos los seres vivos que os rodean seguirán sus hábitos normales y vosotros os tendréis que adaptar a ellos para tener la posibilidad de disfrutar de la riqueza biológica de la selva.

Otra recomendación es NO TOCAR. En el alojamiento no suele haber problemas, pero en la selva en sí, NADA está puesto como adorno. Algunas plantas, animales o insectos pueden ser peligrosos. Siempre debéis seguir las recomendaciones de vuestro guía respecto a lo que podéis tocar y hacer y lo que no. La idea es disfrutar de la experiencia, no ser evacuado por una fiebre o unos picores insoportables por haber hecho lo que no debías.

tarántula de la selva peruana

No hay referencia para comparar el tamaño, pero esta tarántula era más grande que mi puño :O

La Selva Peruana

La cuenca del río Amazonas está rodeada de una inmensa selva tropical llamada Amazonia. Casi el 60% del territorio de el Perú está ocupado por esta densa jungla. Del resto de países, sólo Brasil tiene mayor extensión de selva amazónica en su territorio. La selva peruana es el área del país con menor población humana, pero una de las zonas del mundo con mayor biodiversidad. Dentro de la Amazonia peruana hay cinco grandes destinos:

Iquitos

La “capital” de la Selva peruana, donde puedes observar el propio río Amazonas y asombrosas especies, como el delfín rosado. Situada en el norte del país, se pierde un día en ir y otro en volver. Aun así, cuando alguien piensa en la Amazonia peruana, está pensando en Iquitos.

Manu

El Parque Nacional de Manu está en el sur del Perú, a 4.000 metros de altura y es uno de los destinos que más se está potenciando actualmente. La pega obviamente es la posibilidad de sufrir soroche o mal del altura.

Pucallpa

En el este del Perú, es la opción más recomendada para viajes en familia por las infraestructuras y opciones que ofrece esta ciudad.

Tarapoto

Ubicado no tan al norte como Iquitos, destaca por tener un clima algo más fresco que otros destinos de la Amazonia peruana.

Tambopata

El centro de esta zona es Puerto Maldonado, donde el río Tambopata desemboca en el Madre de Dios. Situado al sureste del Manu, esta zona es de selva baja, y de de las menos visitadas de la Amazonia peruana.

navegando por el río Tambopata

Para acceder a cualquiera de las zonas de selva hay que obtener un permiso con el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado – SERNANP (paciencia, que tarda en cargar). Además, es muy recomendable contratar un guía experto, que la selva no es como la sierra de Madrid. Si contratamos los servicios de alguna agencia turística, serán ellos quienes pedirán los permisos antes de nuestra llegada y nos asignarán un guía profesional.

Elegir una agencia

Nosotros nos decidimos por visitar Puerto Maldonado y la Reserva nacional Tambopata. Si el Amazonas es un cuerpo humano, el río Madre de Dios sería un brazo y el río Tambopata un dedo. Dicho así no parece muy espectacular… pero cuando ves su anchura casi te da miedo pensar el tamaño del Amazonas. Por supuesto cualquier otra zona también es recomendable, dependiendo sobre todo de vuestra ruta.

Río Tambopata

Respecto a los operadores turísticos, son bastante numerosos. Nuestra recomendación siempre es contratar con uno de confianza. Nosotros nos decidimos por INOTAWA EXPEDITIONS por recomendación de los viajeros David y Neus ¡¡gracias chicos!! Me encantó como relataban su experiencia, pues nos permitió tener unas expectativas realistas sobre nuestro viaje a la selva peruana.

Todo el equipaje voluminoso lo dejas en sus oficinas de Puerto Maldonado y de allí te trasladan a un Lodge, que será tu alojamiento en plena selva.

rumbo a la selva peruana

Nuestro guía Klaus era experto en aves, y después de un año con grupos de ingleses y americanos casi se había olvidado de como hablábamos los españoles. Nos explicó todo de maravilla y fue realmente simpático y agradable. Sólo le ponemos un negativo porque al dejarnos en el aeropuerto nos metió prisa para facturar y no entró para despedirse, mientras que otro guía si que lo hizo.

El Lodge

Un Lodge es una especie de hotel en medio de la selva. Eso sí, no esperéis un establecimiento estilo el Caribe con pulserita incluida 🙂  . Piensa un momento donde estás y no tendrás problemas en saber como es un Lodge. No hay agua caliente, no hay wifi (de hecho no tienes ni cobertura en el móvil) y la electricidad la proporciona un generador que funciona cuatro veces al día. Si conoces estos detalles luego no te llevarás sorpresas.

Lodge INOTAWA EXPEDITIONS

Vale, hay algunos Lodges que casi son como hoteles, pero si yo voy a la selva es para vivir la selva, no para estar rodeada de lujos. Lo que si nos dimos fue el capricho de dormir en una cabaña individual con su propio baño. El resto de habitaciones de nuestro Lodge estaban contiguas unas a las otras y tenían una cortina en lugar de puerta. Llamadme sibarita, pero prefiero el sonido de la naturaleza al ruido de los humanos 🙂

cabaña Lodge

La mosquitera estilo película de la cabaña fue lo que más me gustó 🙂

Además, el Lodge contaba con varias zonas de hamacas para tumbarte y descansar del sofocante calor. Igualmente, aun estando en mitad de la nada, la comida fue bastante buena.

¿Cuantos días debo ir a la selva?

Para una primera vez creemos que lo mejor es ir 3 días/2 noches, aunque mas bien estas dos días porque el primer día a saber a que hora llega tu vuelo, y el último te marchas por la mañana. Los programas de más de 5 días no están enfocados para una primera toma de contacto con la selva. Por otro lado, los programas de menos días son demasiado cortos como para disfrutar plenamente de la experiencia.

Hamacas en un Lodge de la selva peruana

Como llegar a Puerto Maldonado

La forma más rápida de llegar es volando desde Cusco o Lima con LATAM o con Star Perú. Nosotros volamos a Puerto Maldonado desde Cusco con Star Peru y en teoría volvíamos desde allí a Lima. Sin embargo, 15 días antes nos dijeron que por problemas indeterminados nuestro vuelo de vuelta haría escala en Cusco 🙁  . Ya en Puerto Maldonado nos informaron que Star Perú no hace vuelos directos a Lima. Suponemos que los que aparecen en su web son utilizados como “gancho”.

Si queréis volar a Lima y evitar escalas deberéis hacerlo con LATAM. Salen por la tarde y así aprovecharéis la mañana para ver la ciudad de Puerto Maldonado. No hagáis como nosotros y evitad Star Peru como la peste. Tuvimos problemas hasta para conseguir las hojas de reclamaciones y el trato en general fue bastante lamentable.

Puerto Maldonado

Puerto Maldonado también es interesante, no todo va a ser selva

Conclusiones

La experiencia en la selva peruana fue fabulosa, los guías muy buenos, y el Lodge superó nuestras expectativas. La única pega fue la típica que nos ocurre cuando contratamos excursiones en lugar de ir por libre. Las actividades están muy bien y son muy interesantes. Sin embargo, entre una y otra dejan casi dos horas libres. Si estuviésemos en otro sitio algo podríamos hacer, pero en mitad de la selva, hay pocas actividades que puedas realizar por ti mismo. Según dicen es para no saturarnos… pero leche, yo me he hecho miles de kilómetros para hacer cosas, no para tumbarme a la bartola 🙂

¡¡Hasta pronto!!

Amazonia peruana

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print