Que ver en Gante, la capital de Flandes Oriental

Si estás en Bélgica visitando la Región Flamenca y nos preguntas que ver en Gante en un día te diremos «mejor dos». Cuando visitamos Gante cometimos el típico error de ir un sólo día desde Bruselas. Así pasó, que cuando más estábamos disfrutando de la capital de Flandes Oriental ¡¡nos tuvimos que ir!!. Brujas tiene mucha fama, pero Gante es la ciudad de la región con mayor número de edificios históricos, ¡¡ven con nosotros a descubrirla!!

Que ver en Gante

Tres grandes torres coronan Gante, la de la catedral de San Bavón, la de la iglesia de San Nicolás y la de su Campanario (o Belfort). Gante no sólo es una auténtica joya flamenca, también es una ciudad universitaria. Prueba de ello son su animada vida urbana y sus numerosos festivales.

Pinceladas de la historia de Gante

La confluencia entre el río Escalda (Scheldt) y el río Lys (Leie) ha estado habitada desde la prehistoria. Según muchos historiadores, Gante deriva de la palabra celta ganda, que significa precisamente confluencia.

Canal Lieve en Gante

Además de los ríos Lys y Escalda, hoy día Gante está llena de canales como el Lieve

En la Edad Media, Gante se convirtió en una de las ciudades más grandes y ricas de Europa. Fue el lugar elegido por los Condes de Gante para retirarse y descansar lejos de su residencia habitual en la ciudad de Malinas. ¿Por qué este dato es tan importante? Porque los Condes de Gante eran Felipe «el Hermoso» y Juana «la Loca» y su hijo, el futuro emperador Carlos V nació en Gante.

Tradiciones curiosas de Gante: Andar con la soga al cuello

Los habitantes de Gante son llamados ganteses, y tienen fama de rebeldes y tozudos. También reciben el sobrenombre de stroppendragers, que significa «los que llevan la soga al cuello». A mediados de julio, hay un gran desfile de personas vestidas de blanco precisamente con una soga al cuello. ¿Y cómo surgió esta tradición?

Pues por culpa de un gantés, el Emperador Carlos V. Los ganteses se rebelaron debido a los altos impuestos que servían para pagar guerras en el extranjero. Para castigar a sus compatriotas, el Emperador les hizo desfilar sólo con una camisola blanca y una soga rodeándolos el cuello. Los ganteses hicieron de la afrenta un símbolo, y para ellos la soga representa la resistencia contra la tiranía.

Carlos V castiga a los habitantes de Gante

En los siglos siguientes Gante languidecía por el hundimiento de su sector textil, la pérdida de su acceso al mar a manos holandesas y por la Guerra de los Ochenta Años.

En el s. XIX se instaló en Gante la primera máquina textil del continente, con unos planos sacados de contrabando de Inglaterra. Además, se construyó un nuevo puerto, y el Canal de Gante-Terneuzen para transportar mercancías a los Países Bajos. El número de habitantes se triplicó, y las duras condiciones laborales de los trabajadores hicieron que en Gante surgiese el primer sindicato belga.

Durante las dos Guerras Mundiales, Gante fue ocupada. Por suerte, no sufrió grandes daños en estos conflictos, y hoy día podemos disfrutar de esta bella ciudad.

obras en Gante

Bellísima, pero no se libra de las obras 😜

Cómo llegar a Gante

Bélgica es un país tan bello como pequeño. Para hacerse una idea, es un poco más grande que Galicia. La Región Flamenca ocupa algo menos de la mitad de su superficie. Además, dispone de excepcionales transportes públicos, entre los que destaca el tren.

Los trenes belgas tienen una gran frecuencia de paso, son relativamente económicos y muy cómodos. Desde todas las ciudades belgas salen trenes hacia la estación más importante de Gante, Gent-Sint-Pieters.

Tren de Bruselas a Gante

Desde el aeropuerto de Zaventem en Bruselas salen trenes directos a Gante. Desde la capital belga también podemos coger un tren a Gante en las estaciones de Brussel-Zuid y de Lille. El trayecto dura unos 40 minutos.

como llegar a Gante en tren desde Bruselas

Tren desde Brujas a Gante

En algo menos de media hora puedes llegar a Gante desde Brujas. Los trenes salen de la estación Bruges / Brugge y llegan a Gent-Sint-Pieters.

Transporte público de Gante

La ciudad tiene un magnífico sistema de transporte público, que incluye tranvías y autobuses, aunque es una ciudad ideal para recorrer andando. Desde la estación Gent-Sint-Pieters podemos coger el tranvía 1 y llegar al centro en 15 minutos. Si prefieres caminar, el centro está a poco más de media hora. Si hace buen día, puede ser una buena idea ir al centro andando y volver luego en tranvía. Veras muchas cosas interesantes por el camino, como el Parque de la Ciudadela, dónde en el s. XIX se alzaba la ciudadela holandesa de Gante, o el antiguo palacio de justicia.

antiguo palacio de justicia de Gante

Te dejamos este mapa esquemático del transporte público de Gante para que puedas moverte a tu antojo. Por supuesto, dado su tamaño también es una ciudad ideal para recorrer en bicicleta.

Sólo tengo un día ¿es mejor visitar Brujas o Gante?

Si sólo tienes un día no vayas a ninguna de las dos porque te quedarás con ganas de más 😅. En serio, las dos ciudades flamencas son maravillosas y en un día apenas podrás ver todo lo que pueden ofrecerte. Pero si sólo tienes un día y quieres visitar una de ellas, elige Gante. Quizás nosotros llevábamos una expectativa muy alta en nuestra visita a Brujas y nos decepcionó. Sin embargo, conocíamos muy poco de Gante y nos enamoró.

¿Merece la pena la Citycard Gent?

Como buena ciudad turística, Gante tiene una tarjeta para acceder a los puntos de interés y al transporte público. Si sólo vas a estar un día en Gante no te merece la pena, sobre todo porque no hay tarjeta de 24 horas. La Citycard Gent tiene una duración de 48 o de 72 horas. ¿Ves por qué decimos que hay mucho que ver en Gante y hay que ir más de un día?

Citycard Gent

Si te gustan los museos, es una tarjeta muy recomendable. Además, te incluye un día de bicicleta de alquiler y montar en el tranvía de agua. Para nosotros es una tarjeta muy interesante y económica excepto por un detalle. Los menores de 18 años entran gratis en la mayoría de museos de la ciudad, así que para ellos no merece la pena.

Que hacer en Gante

Para que te puedas ubicar mejor, te dejamos este mapa turístico de Gante.

Que ver en Gante en 24 horas

Nosotros en realidad estuvimos unas 11 horas en Gante. Llegamos a las 9:30 y nos fuimos sobre las 20:00. Encima, el día amaneció nublado, y cuando salió el sol, decidimos disfrutar de la ciudad y revisitar las zonas que habíamos visto con nubes. Si el tiempo acompaña y planificas bien que ver en Gante, aprovecharás más el día.

Nada más llegar coge el tranvía número 1 hasta la parada Gent Korenmarkt. Si has llegado pronto a Gante esta plaza apenas estará concurrida, así que aprovecha y camina hacia el río Lys para cruzar el Puente de San Miguel.

Puente de San Miguel en Gante

Hace un siglo que el puente giratorio plano fue sustituido por este puente de piedra. Sobre el arco central hay una farola con una imagen en bronce de San Miguel. Desde allí podrás observar las tres torres de Gante, los muelles históricos de Graslei y Korenlei y a lo lejos, la Antigua Lonja del Pescado (Oude Vismijn).

El Graslei

Es el antiguo muelle de los herboristas. Ya en el s. XI a esta zona atracaban los barcos mercantes. Hoy día, abundan los barcos turísticos para dar paseos por el río y las terrazas para tomarse algo cuando hace buen tiempo. Entre las bellas fachadas del Graslei destaca en el nº 10 el antiguo almacén de grano, llamado spijker. Construido en el s. XII, su fachada escalonada es la más antigua del mundo.

spijker en el GrasleiLa Casa Gremial de los Marineros Libres, en estilo gótico, está en el nº 14. Recibe el nombre de Gildehuis der Vrije Schippers y es una de las casas gremiales mejor conservadas de Gante. Como te podrás imaginar, no existe el nº 13 😲.

El Korenlei

Cruzando el puente de San Miguel llegamos al muelle de los vendedores de grano. Podemos ver varios almacenes dónde se guardaba el grano proveniente del norte de Francia. Destaca el nº 7, dónde se encuentra el Salón del Gremio de los Marineros Asalariados (Gildenhuis der Onvrije Schippers) con su veleta dorada en forma de barco en lo alto.

Eso sí, estos bellos almacenes y casas urbanas no son tan antiguos como parecen. Varios se reformaron en los siglos XVIII y XIX, y algunos fueron reconstruidos para la Exposición Universal de 1913.

El Korenlei

Iglesia de San Miguel

En el Korenlei, nada más cruzar el puente de San Miguel encontramos esta curiosa iglesia. El templo fue fundado en el s. XI, y debía tener la torre más alta de la ciudad, pero se quedó en una quinta parte de su altura. Del interior destaca la Capilla de Santa Bárbara, con elementos neogóticos y el Cristo en la Cruz de Anton Van Dyck.

Siguiendo el Korenlei llegaremos a otro de los puentes que cruza el río Leie, el Grasbrug. Desde aquí tenemos unas magníficas vistas de la Antigua Lonja de Pescado (Oude Vismijn), justo en el cruce entre el río Lys y el canal Lieve. En su interior se encuentra la Oficina de Información turística Visit Gent. Continuando por el canal, llegaremos al imponente Castillo de Gante.

Castillo Gravensteen, la fortaleza de los Condes de Flandes

El exterior del castillo ya presenta gran interés, pues es la única fortaleza medieval de Flandes que conserva su foso. Sorprendente si tenemos en cuenta que durante la Revolución Industrial estuvo en manos particulares que lo convirtieron en una fábrica de algodón. Restaurado con un estilo romántico después de la Exposición Universal, ahora se puede visitar parte de su interior, e incluso subir a su torre del homenaje.

Castillo Gravensteen

Curiosamente, la última vez que conquistaron el castillo… ¡¡fue a mediados del s. XX 😱!! Un grupo de estudiantes lo ocuparon como protesta por la subida del precio de la cerveza 🍻. Para conmemorar este suceso, un día al año los estudiantes vuelven a tomar el castillo y celebran una gran fiesta en su interior.

El Rabot, la última puerta medieval de Gante

Continuando por el canal Lieve llegaremos a la última puerta de las murallas que permanece en pie, el Rabot. En su día era la parte más vulnerable de la muralla, pero en el s. XV aguantó durante 40 días el asedio de Maximiliano de Austria. Una vez se retiraron las tropas, se reforzó la estructura con dos torres circulares.

Rabot

Patershol

Regresamos ahora sobre nuestros pasos hasta el barrio de Patershol. Situado a la sombra del imponente castillo de los Condes, el antiguo barrio de los tejedores de Gante es ahora una pintoresca zona que rezuma encanto con su aspecto medieval. Este viejo barrio no sólo tiene carácter, también es un lugar ideal para comer o tomar algo junto a los ganteses.

El Kraanlei es el límite sur del Patershol. Su nombre proviene de la grua de madera que estaba allí instalada desde el s. XVI. Aquí se puede visitar la Casa de Alijn, el museo etnográfico de la ciudad de Gante. De las casas de esta orilla del Leie destacan en el nº 81 «El Flautista» del s. XVII y en el nº 79 «Siete obras de misericordia». Sin embargo, sólo hay seis casetones. Según se cuenta, el edificio era una posada, y ya daban hospedaje al peregrino, por lo que no se representó esa obra.

Kraanlei

Curiosidades que ver en Gante, ¿el Manneken Pis 😳?
Si recorres Kraanlei busca en el nº 17 una estatua de bronce de un niño orinando. Según se dice es más antigua que la de Bruselas. Hay muchas leyendas que rodean esta estatua. Una de ellas dice que es un hijo bastardo del Conde de Flandes transformado en piedra por una maldición. ¿será cierto?

Si cruzamos el Lys hacia el centro, veremos una curiosa arma medieval.

Dulle Griet

Este cañón recibe su nombre de un personaje del folclore flamenco. Se podría traducir el nombre como «La loca Rita». Esta bombarda del s. XV se dice que fue robada al ejército español de Felipe III de Borgoña. Sea o no cierto, la verdad es que es el cañón más grande de todo Flandes, aunque en su historia sólo ha sido utilizado en una ocasión.

Dulle Griet

Desde allí, nos dirigiremos a la plaza Vrijdagmarkt, dónde todos los viernes se organiza un mercadillo.

Curiosidades que ver en Gante, ¿una cerveza por un zapato 😳?
En el nº 50 de Vrijdagmarkt hay un curioso local llamado Dulle Griet, al igual que el famoso cañón. Si pides una cerveza típica llamada Kwak  deberás entregar un zapato como garantía. Según se cuenta, iniciaron esta tradición al ver que los turistas se terminaban llevando de recuerdo el curioso vaso en el que se sirve, de 50 cm. de altura.

Vuelve al centro por la calle Werregarenstraat, totalmente repleta de arte callejero. Como en este lugar los graffitis están permitidos, su aspecto nunca es igual.

Ayuntamiento de Gante

Este peculiar edificio tiene una bellísima fachada en estilo tardo gótico del s. XVI. Las esculturas de los nichos son bastante posteriores y representan a los Condes de Flandes. Contrasta mucho con la fachada renacentista construida casi 80 años después. De líneas más sencillas y elegantes, presenta columnas con capiteles siguiendo los tres órdenes clásicos, dórico, jónico y corintio. Si vas entre semana podrás visitar el interior, igualmente interesante.

Ayuntamiento de Gante y torre Belfort

A la izquierda las dos fachadas del Ayuntamiento de Gante, y al fondo la Torre Belfort

La Torre Belfort

El campanario de Gante domina el casco antiguo con sus más de 90 metros de altura. El Belfort de Gante se encuentra entre los campanarios municipales de Bélgica y Francia que son Patrimonio de la Humanidad. En lugar de construir bellos ayuntamientos, en el noroeste de Europa se construían campanarios municipales, como símbolo del poder de los concejales. Es más, servían de contrapeso a la torre de los castillos señoriales y a los campanarios de las iglesias. No lo dudes y sube para disfrutar de unas vistas maravillosas de todo Gante.

Se construyó en el s. XIV y aunque ha perdido su antigua campana principal, llamada Klokke Roeland, sigue conservando su legendario dragón dorado. Se dice que en el s. XII un rey noruego se lo regaló al emperador de Constantinopla. Casi un siglo después, sería llevado a Gante por el Conde Balduino IX, que llegó a ser el emperador Balduino I de Constantinopla.

dragón dorado de GanteHe aquí el dragón (el de lo alto del Belfort es una réplica). Y te aseguro que aunque lo parezca no llegué a tocarlo con mi mano, ¡¡faltaría más!! 😅. Que soy un turista responsable

Curiosidades que ver en Gante: El dragón de Brujas 😱

Cuenta la leyenda que antes de ser emperador, Balduino IX luchó contra un temible dragón para liberar a una dama cautiva. Aunque lo intentó en dos ocasiones no tuvo éxito. Sin embargo, los habitantes de Brujas mataron al dragón aprovechando que dormía y se llevaron su tesoro y a la dama. Para conmemorar la victoria, construyeron un dragón dorado. Posteriormente, los ganteses la robaron y la colocaron en lo alto de su campanario.

Lonja del Paño

En el s. XVIII al lado del campanario municipal se construyó la Lonja del Paño en estilo gótico brabantino. Entre el Belfort y la Lonja estaba la casa del carcelero y la entrada a la cárcel. Sobre la puerta verás el Mammelokker, un relieve que representa la leyenda de Cimón. Sentenciado a morir de hambre, sobrevivió gracias a que fue amamantado por su hija.

Mammelokker

Iglesia de San Nicolás

Construida en el s. XII, este templo gótico es uno de los más antiguos de la ciudad. Muy dañada durante la Revolución Francesa y en las dos Guerras Mundiales, desde 1960 ha sido objeto de una minuciosa restauración. De su bello interior destaca especialmente su órgano y sus hermosas vidrieras.

Antiguo Edificio de Correos

Este espléndido edificio alberga actualmente un centro comercial y un hotel de lujo. Aunque lo tuyo no sea el shopping no dejes de entrar en él. Esta imponente construcción de estilo gótico y renacentista fue construido en el s. XIX y no sólo es una buena opción para un día lluvioso. Si el día es soleado, puedes comprar algo en su supermercado, que abre hasta los domingos, y comértelo en Graslei o Korenlei.

antiguo edificio de correos en Gante

Catedral de San Bavón y el Políptico de Gante

Este edificio y la joya flamenca que alberga, el Políptico de La Adoración del Cordero Místico, tienen tanta importancia que le hemos dedicado un artículo propio. Sin duda uno de los imprescindibles que ver en Gante.

Castillo de Gerardo el Diablo

Aunque no lo creas en Gante hay dos castillos. Este es quizás menos conocido, pero era muy importante puesto que protegía el Portus Ganda, la confluencia del Lys y el Escalda donde surgió la ciudad. Construido en el s. XIII por el Caballero Geraard van Gent, apodado el Diablo, actualmente alberga el archivo del Estado.

Castillo de Gerardo el Diablo

Que ver en Gante si tienes más de un día
Abadía de San Bavón

Carlos V ordenó su demolición y hoy día podemos contemplar sus ruinas, en las que destacan algunos pavimentos con mosaicos. Esta abadía sería el germen de la actual Catedral de Gante.

Los museos de Gante

Si se tiene algo de tiempo, se puede ver uno o varios de los muchos museos de Gante. El Museo del Diseño no sólo merece la pena por el palacete del s. XVIII en el que se encuentra, también es ideal para visitar con niños. El Museo de Bellas Artes (MSK) alberga una magnífica colección de arte flamenco, mientras que en el S.M.A.K. podrás disfrutar del arte contemporáneo. Por último, el Museo de la Ciudad de Gante (STAM) ofrece una recorrido cronológico por la historia de la ciudad que entretendrá a mayores y a los más pequeños.

La Abadía de San Pedro

Sin duda otro de los imprescindibles que ver en Gante y al que dedicar algo de tiempo. Sint-Pietersabdij fue construida en el s. VII para expandir el cristianismo en la región. Hoy día es un centro cultural. Muy visitada por los estudiantes de la ciudad, tu también podrás disfrutar de su claustro y de su patio.

Abadía de San Pedro

Los tres beaterios de Gante

Las beguinas o beatas eran mujeres piadosas que no formulaban votos pero consagraban su vida a Dios. Los beaterios (o béguinages) son un conjunto de casas dispuestas alrededor de un jardín dónde vivían en comunidad. Los beaterios flamencos, fundados en el s. XIII, son un exponente excepcional de una tradición religiosa medieval del noroeste de Europa. Por este motivo, son Patrimonio de la Humanidad.

A unos dos kilómetros del centro de Gante podemos visitar tres de estos beaterios.

El Gran Beaterio de Santa Isabel destaca porque cuenta con tres iglesias, una católica, una ortodoxa y una protestante. Abre lunes, miércoles y sábados de 9:00 a 12:00.

Ya sabes que ver en Gante en un día, pero recuerda ¡¡mejor dedicar al menos dos!! Hasta pronto.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

4 comentarios

  • Kris

    Hay tanto que ver en Gante que coincido con vosotros en que un día no es suficiente. Y la pena es que la mayoría de los que pasan por ella la dedican solo unas horas y se pierden muchas plazas, calles y museos que bien merece la pena conocer. Cómo bien decís, si la tarjeta turística de Gante es para mínimo 48 horas ¡¡por algo será!!

    • Nosotros fuimos en un día gris, y en cuanto salió el sol se nos fue media tarde simplemente paseando y disfrutando de la belleza de esta ciudad. Nos dió mucha pena no disfrutar de Gante por la noche y dejarnos alguna cosa sin ver. Pero bueno, eso nos permite tener una excusa para volver a Gante, y esta vez disfrutarla de verdad. ¡¡Gracias por leernos y comentar!!

  • Maruxaina Bóveda

    ¡Hola!
    Qué bonito recorrido, la verdad es que Gante tiene muchos atractivos para añadirla a la lista viajera.
    Me han encantado esos apuntes de historia, la protesta de la soga al cuello y la de los estudiantes ocupando el castillo…Rebeldes los ganteses 😉
    Además si puede recorrerse a pie es otro punto a su favor. El antiguo edificio de Correos es precioso pero la verdad es que no me gusta nada que se haya convertido en un centro comercial. Creo que edificios así deberían destinarlos a otro tipo de cosas…
    Un abrazo y ¡buen fin de semana!

    • Nosotros no conocíamos mucho de Gante y nos enamoró la ciudad nada más verla ¡¡y eso que estaba la mayoría en obras precisamente para aumentar las zonas peatonales !! Ya desde antiguo los ganteses son muy peculiares ¡¡y nos encanta!! No sólo Gante es una de las ciudades con mayor número de restaurantes vegetarianos por habitante, además los jueves es el día del «no a la carne». Incluso si eres turista si vas un jueves y pides algo que lleve carne para comer te van a mirar mal.Lo del antiguo edificio de correos es una pena, pero bueno, dentro de lo malo prefiero centro comercial a hotel y hotel a residencia privada. Muchas gracias por leer y comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.