Dean Village, una aldea escondida en Edimburgo

A menos de una milla del centro geográfico de Edimburgo se encuentra Dean Village, un lugar congelado en el tiempo. Con sus hermosas casas y la ausencia de pubs y tiendas, Dean Village parece un pequeño pueblo de la campiña escocesa. Camina unos minutos con nosotros desde el centro de Edimburgo hasta este encantador barrio de estilo victoriano tardío y descubre su origen medieval.

Dean Village

Desde su fundación hace casi nueve siglos, Edimburgo ha ido creciendo y absorbiendo los pueblos de alrededor. Aunque todavía quedan ecos de su existencia, poco a poco, pueblos como Calton, Canongate o Stockbridge se fundieron con la pujante Edimburgo, dejando de ser poblaciones separadas. Uno de estos pueblos era Dene, que significaba «valle profundo». Con los años este nombre evolucionaría hasta el nombre actual, Dean Village.

Water of Leith a su paso por Dean Village

Pinceladas de historia de Dean Village

En el s. XII aparece la primera referencia escrita de Dene, cuando uno de sus molinos fue concedido a la Abadía de Holyrood de Edimburgo. También era conocido cómo «el pueblo del Water of Leith», debido los once molinos que funcionaban precisamente gracias a la corriente de este río. El Water of Leith es el río más importante de Edimburgo y serpentea por toda la capital hasta desembocar en el Fiordo de Forth. Durante mucho tiempo el Water of Leith fue una especie de frontera natural que limitó el crecimiento de Edimburgo por el norte.

El asentamiento periférico de Dene fue adquiriendo cada vez más relevancia pues su estrecho puente de piedra era uno de los pocos lugares por los que se podía cruzar el profundo barranco del río. Además, desarrolló una importante industria harinera, que vendía el fruto de sus molinos no sólo en Edimburgo.

Water of Leith

El ocaso de Dean Village

Dean Village siguió siendo independiente de Edimburgo hasta el s. XIX, con la llegada de la especulación urbanística 😲. John Learmonth, Lord Provost (o Señor Preboste) de Edimburgo compró unas tierras de poco valor al norte de la ciudad. Poco después, inició la construcción de un gran puente que atravesase el valle y aumentase el valor de sus tierras. Gracias al Dean Bridge, los viajeros podían acceder a Edimburgo directamente, sin necesidad de descender al valle dónde estaba Dean Village. Poco a poco fue perdiendo importancia, y sus molinos cerraron en favor de instalaciones más modernas y más cercanas al puerto de Leith.

Aun así, a finales del s. XIX la zona todavía se benefició de grandes inversiones. Por ejemplo, Sir John Findlay, propietario del periódico The Scotsman, financió la construcción de la urbanización Well Court para alojar a trabajadores locales. Sin embargo, a mediados del s. XX, Dean Village era casi una aldea fantasma, llena de pobreza y decadencia.

Una nueva vida para la aldea del Dean

En los años 70 la zona empezó a «estar de moda» cómo un oasis de tranquilidad a un paso del centro de Edimburgo. Se restauraron los edificios y Dean Village se transformó en una tranquila zona residencial. Nuevas infraestructuras se crearon, pero sin perder ese aspecto de pueblo decimonónico que contrasta enormemente con el resto de la bulliciosa urbe de Edimburgo.

Que ver en Dean Village

Cómo llegar a Dean Village

Depende sobre todo de dónde se encuentre tu alojamiento en Edimburgo. Desde la Royal Mile es un paseo muy agradable, sobre todo si hace uno de esos raros días escoceses soleados cómo nos pasó a nosotros 😜. La manera más directa de llegar a Dean Village es caminar por Prince Street y luego tomar Queensferry Street. Pronto verás que los edificios son sustituidos por árboles y llegarás al Dean Bridge. Los autobuses que te llevan a Dean Village son el 37, 55, 56B, 60 y 113. El tranvía T50 no pasa por Dean Village, pero te deja bastante cerca.

Que ver en Dean Village

Lo más interesante es pasear por la zona e ir descubriendo sus encantadores rincones. Es muy fácil dejarse llevar por la magia del lugar y olvidarte de que te encuentras en Edimburgo. Incluso se dice que J.K. Rowling se inspiró en el ambiente de Dean Village para escribir su célebre saga Harry Potter.

puente sobre Water of Leith en Edimburgo

Nosotros te proponemos un paseo de algo más de media hora andando. Pero ten cuidado, porque este corto paseo fácilmente puede transformarse en un recorrido de dos horas según vas visitando los distintos puntos de interés de Dean Village 😂. En este agradable paseo apenas encontrarás gente, no como en otros puntos más turísticos como la Royal Mile o el Castillo de Edimburgo.  Además de la información para visitar Dean Village por libre, puedes reservar un tour gratuito por Dean Village en este enlace. Para ubicarte mejor te dejamos un mapa de Dean Village.

Dean Bridge

Con sus 32 metros de altura, el puente que supuso el inicio de la decadencia de Dean Village fue uno de los más altos de su época. Diseñado por el ingeniero civil Thomas Telford, su construcción fue realizada por el constructor de Aberdeen John Gibb. Cuando terminó el puente, y hasta que llegase la fecha de entrega, el avispado señor Gibb instaló una cabina de peaje en cada extremo del puente y cobraba un centavo por cabeza por disfrutar de las vistas desde lo alto 😂. Si te asomas ahora sólo verás las altas copas de los árboles, pero en el s. XIX ofrecía una bella panorámica del Water of Leith.

Si atraviesas el puente puedes ver desde lo alto los Dean Gardens, anteriormente conocidos como Eton Terrace Gardens. Estos bellos jardines privados comunitarios no son visitables. Cuando camines por el puente, verás diferencias en las piedras de los laterales, que demuestran que su altura ha sido alterada. Esto se hizo a principios del s. XX para disuadir a los suicidas. Desgraciadamente, estaba muy de moda saltar desde el Dean Bridge, ya que el «éxito» estaba casi garantizado 😥.

Panorámica desde Dean Bridge en el s. XIX

Este bello paisaje era lo último que veían los suicidas antes de arrojarse del Dean Bridge, todo muy en línea con la sensibilidad del Romanticismo

Baja por Bell’s Brae, al inicio del puente y cruza Miller Row hasta llegar a a Dean Path, que te sumergirá directamente en Dean Village.

Well Court Hall

El estilo de este edificio construído en el s. XIX se encuadra dentro del movimiento artístico británico Arts and Crafts. Este movimiento surgió en contraposición a la industrialización, reivindicando la primacía del ser humano sobre la máquina primando la producción artesanal y el cuidado de los materiales. Cuando fue construido sólo se podían alojar en el «personas respetables». A los residentes se les exigían estrictas reglas de comportamiento, cómo la asistencia obligatoria al servicio eclesiástico de los domingos.

Well Court Hall y la torre del reloj

Por desgracia, salvo si te alojas en alguno de los exclusivos apartamentos de Well Court Hall (más de 300 € por noche) es imposible visitar el interior 😭

Well Court Hall es un edificio mágico y peculiar. Está construido en piedra arenisca roja y buscó crear un espacio de reunión para sus residentes. Uno de sus elementos más icónicos es su torre del reloj, que durante mucho tiempo marcó el paso del tiempo en Dean Village. Es más, entre las normas de comportamiento de los vecinos de Well Court Hall estaba el «toque de queda» para que la gente no estuviese tarde en las calles 😲. Por eso era tan importante la torre del reloj.

Toma luego Damside en el lateral de Well Court Hall para llegar al siguiente punto de la ruta.

Paseo del Water of Leith – Water of Leith Walkway

El paseo completo recorre casi 20 Km. entre Balerno High School y la zona portuaria de Leith. Es una caminata bastante agradable porque la pendiente es muy suave, casi imperceptible. Entre Balerno y Slateford utiliza la desmantelada línea ferroviaria de Balerno. Si quieres hacer el paseo completo coge el autobús 44 hasta Balerno y allí podrás empezar la ruta. Es recomendable consultar antes la información del Water of Leith Conservation Trust (en inglés) para saber si hay partes del camino cerradas por obras, mantenimiento o deslizamientos del terreno.

Water of Leith Walkway

Gracias a la labor de mantenimiento del Water of Leith Conservation Trust, el Water of Leith lleva unas aguas cristalinas y es un buen lugar para pescar. Es habitual ver a los amantes de este deporte en sus orillas. Paseando por aquí nos pasó algo curioso. Unos escoceses iban a esparcir las cenizas de su mascota en este lugar, pero una ráfaga de viento provocó que cayesen encima mío ¡¡y del aperitivo que me estaba comiendo!! 😱.

Después de comer un poco a la orilla del río, dejamos Water of Leith Walkway para regresar a Dean Path y visitar ¡¡un cementerio!!.

Cementerio Dean

No hay que preocuparse, porque sobre este tranquilo y hermoso cementerio del s. XIX, todavía en uso, no se cuentan historias de fantasmas. Más parece un cuidado y bello jardín que un cementerio, y por eso no lo consideramos uno de los sitios más terroríficos de Edimburgo. Pero visitar el Cementerio Dean merece la pena porque es un maravilloso ejemplo de arquitectura victoriana, con esculturas, pirámides y obeliscos llenos de historia.

Cementerio Dean

En el s. XVII aquí se alzaba Dean House, pero en el s. XIX la mansión fue demolida y algunas de sus piedras esculpidas fueron utilizadas para construir parte del muro sur. En su época ser enterrado en el Cementerio Dean estuvo de moda, principalmente entre las clases más pudientes. La puerta principal del cementerio está en su zona oeste, en Dean Path y por allí entramos para buscar… una tumba 😱. No teníamos un mapa del cementerio Dean y preguntamos al guarda. Como no sabía a quien pertenecía la tumba, ni corto ni perezoso, buscó el nombre que le dimos en internet. Una vez tuvo la fecha de fallecimiento sacó unos legajos antiguos para buscar su localización. Realmente fue una experiencia muy curiosa.

La tumba del auténtico Sherlock Holmes

Como te puedes imaginar, hay varios personajes locales famosos enterrados en el Cementerio Dean. Puedes ver las tumbas de la fotógrafa y viajera Isabella Bird, la primera mujer miembro de la Royal Geographical Society, o del explorador del Ártico Robert Anstruther Goodsir. Hay también dos tumbas muy literarias, y no por ser de escritores. Por un lado está la del oceanógrafo Sir John Murray, líder de la Expedición Challenger para descubrir criaturas de los abismos más profundos del mar e inspiración de Julio Verne para la novela «Veinte mil leguas de viaje submarino». Luego está la que nosotros buscábamos, la del doctor y profesor universitario Joseph Bell, cirujano personal de la Reina Victoria y precursor de la medicina forense.

El doctor Joseph Bell y su tumba en Dean Cementery, el auténtico Sherlock Holmes

Arthur Conan Doyle fue alumno suyo, y se inspiró en el Dr. Bell para crear su célebre personaje Sherlock Holmes. Además, se cuenta que el Dr. Bell no sólo poseía grandes dotes de deducción, sino que era cínico y malhumorado. Por si te recuerda a algún personaje de una serie de televisión moderna, te dejo un último dato, su madre se apellidaba House 😜. Por último, si te has visto la miniserie «The Terror», te interesará saber que aquí también se encuentra la tumba del Teniente John Irving.

Terminada la visita continúa por Ravelston Terrace para llegar al museo de arte contemporáneo más importante de toda Escocia.

Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno

Este museo estaba inicialmente ubicado en el Real Jardín Botánico de Edimburgo. Pocas décadas después se trasladó a la ubicación actual, ocupando dos edificios, el Modern One y el Modern Two. El primero es un edificio neoclásico que fue un orfanato en la época victoriana. El segundo también es llamado Dean Gallery, y fue un hospital para huérfanos en el mismo período. Ambos edificios están rodeados de unos bellos jardines. En ellos hay varias obras escultóricas aunque lo más destacable es el montículo con lagunas conocido cómo Landform, de Charles Jencks.

Landform delante de la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno

Su colección alberga obras desde el inicio del s. XX hasta la actualidad. En el Modern One hay obras de Matisse, Picasso o Warhol. La Galería Dean está más enfocada al surrealismo, con obras de Magritte, Dalí o Miró. En la Galería Dean también encontrarás una reproducción del estudio del artista escocés Eduardo Paolozzi, con sus contenidos colocados como lo estaban en su ubicación original en Londres. La visita es recomendable sobre todo para amantes del arte moderno. Su horario es de 10 a 17 y la entrada es gratuita. Desgraciadamente nos entretuvimos mucho en nuestro paseo por Dean Village y llegamos demasiado tarde para entrar a ver a nuestros genios patrios.

Ahora toma Belford Road hasta llegar a Hawthornbank Lane y continúa caminando por la ribera de Water of Leith. Despúes sigue por Miller Row, dónde verás varias piedras de los antiguos molinos de Dean Village. Un poco más adelante llegarás a un curioso templete de estilo neoclásico a las orillas del Water of Leith.

Water of Leith

Algunas zonas del Water of Leith Walkway son tan frondosas que parece que estás en un bosque

St Bernards Well

Según la leyenda, en el s. XII San Bernardo llegó enfermo a Edimburgo y se refugió junto al río encontrando este pozo. Cuando bebió de sus aguas, se recuperó milagrosamente. En el s. XVIII el pozo fue redescubierto de forma casual por unos estudiantes y rápidamente atrajo numerosos visitantes buscando curar sus dolencias. Recibía tantos peregrinos que era imposible encontrar un alojamiento en la zona y el agua se llegó incluso a embotellar y vender.

El templete de planta circular fue construido a finales del s. XVIII por un noble curado por las milagrosas aguas. Está coronado por una estatua de mármol de Higía, la diosa griega de la curación, la limpieza y la sanidad. El pozo se cerró hace unas ocho décadas debido a que el análisis del agua demostró que contiene metales pesados y no es seguro beberla. Se puede visitar en fechas señaladas, y en su interior hay una bomba de agua decorada con mármol blanco. El surtidor tiene forma de cabeza de león y en el pedestal de mármol están grabadas las palabras «Bibendo Valebis» (bebiendo te sentirás bien).

Ya sabes todo lo necesario para conocer Dean Village, un oasis de tranquilidad a tiro de piedra del centro de Edimburgo. ¿A qué esperas para disfrutar de «el pueblo del Water of Leith»? ¡¡Hasta pronto!!

mapa y mochila en Dean Village

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas una actividad o excursión siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.