Wikingerschiffsmuseum, el museo vikingo de Roskilde

Nos encanta la Época Vikinga, y por eso, cuando estuvimos en Dinamarca no dudamos en visitar el museo vikingo de Roskilde. Acompáñanos a descubrir esta exposición que nos muestra cinco drakkar vikingos hundidos hace casi mil años. ¿Por qué los hundieron? ¿Cómo los encontraron? 🤔.

museo vikingo de Roskilde

Hay muchas cosas que ver y hacer en la primera capital danesa. Mucha gente visita la Catedral de Roskilde, Patrimonio de la Humanidad, pero visitar el museo de los barcos vikingos es también un imprescindible. Además, es un plan para toda la familia, con actividades para que los más pequeños disfruten de lo lindo.

La historia de los cinco drakkar vikingos de Roskilde

En la Época Vikinga, alrededor del año 1.000, todo el poder del reino de Dinamarca se concentraba en Roskilde, su capital monárquica y eclesiástica. Sus defensas naturales hicieron que en la ciudad no se construyesen fortificaciones. Sin embargo, Roskilde era una de las ciudades más importantes de Dinamarca, y por eso era un objetivo para posibles invasores. Para protegerse de los ataque provenientes del fiordo, se construyó un sistema de barreras marítimas. Una de estas barreras se encontraba junto a la localidad de Skuldelev, a 20 Km. al norte de Roskilde, dónde se hundieron cinco viejos navíos vikingos. En esa zona una isla divide el fiordo en tres canales navegables y uno de ellos fue taponado con estos barcos.

galería de naves vikingas en Roskilde

Tres de los cinco navíos hundidos en Skuldelev para bloquear la navegación por el fiordo de Roskilde

Estos barcos estuvieron en uso muchos años antes de ser hundidos y son de distintas tipologías (pesca, comercio, guerra…). Por eso, su hallazgo en los años 60 proporcionó unos datos sin precio sobre cómo se construían y reparaban los barcos vikingos.

La visita al museo vikingo de Roskilde

Te dejamos este mapa del Museo de Barcos Vikingos de Roskilde para que puedas planificar tu visita. Hay visitas guiadas en danés e inglés, pero puedes visitar perfectamente todo a tu aire porque abundan los carteles explicativos (también en esos dos idiomas).

La isla del Museo de Barcos Vikingos

Si visitas el museo en verano podrás acceder por las taquillas de la isla artificial dónde también venden los tickets para los paseos en barco vikingo. El resto del año las entradas se adquieren en la Galería de naves vikingas.

exterior de la Galería de las naves vikingas

El edificio dónde están los drakkars vikingos originales quizás no sea muy resultón, pero hace bueno el dicho de «lo importante está en el interior»

Nada más pasar las taquillas se encuentra la zona de pic-nic tanto de invierno como de verano, una cafetería para comer, la zona de artesanías y el punto de encuentro para pasear en drakkar vikingo.

Zona de artesanía

En esta zona se desarrollan diversas actividades para niños y mayores. En los talleres puedes aprender cómo se acuñaban las monedas, a fabricar adornos o crear escudos. También verás trabajar a artesanos de la herrería, fabricantes de cuerdas, tejedores y talladores de madera. Precisamente la talla de madera es la artesanía que más nos gusta por la paciencia y delicadeza que requiere. Desgraciadamente nosotros se ve que carecemos de esas dos virtudes…😥

artesanias vikingas

Hicimos un humilde velero que no tuvo muy buen final 😅

Paseos en Drakkar vikingo

Si quieres navegar en un drakkar y sentirte como un autentico vikingo lo primero que debes hacer nada más llegar es ver los horarios y reservar tú plaza. Hacen unas 8 salidas diarias y el cupo se completa enseguida. Cómo nosotros no lo hicimos nada más llegar sólo quedaba una plaza. José me dijo que me subiera, pero no iba a disfrutarlo 100% y decidí dejarlo para otra ocasión.

navegando en un autentico barco vikingo

Astilleros

En esta zona se construyen las réplicas de drakkars vikingos. Cuando nosotros estuvimos había varios barcos en distintas fases constructivas. El aroma a madera y serrín lo impregna todo, y te maravillas que con herramientas tan simples pudiesen construir unos barcos tan robustos. Visualmente sencillos, pero suficientemente resistentes como para sobrevivir a fuertes tempestades.

Este sistema de arqueología experimental mediante prueba y error ha permitido profundizar en el conocimiento de la tecnología marítima vikinga.

astilleros del museo vikingo

Allí descubrirás que la madera usada para construir las diferentes partes del barco es seleccionada según su forma natural, por ejemplo usando tablones de ramas curvas para piezas curvas. Para proporcionar al armazón de la embarcación resistencia y estabilidad, se cortaban los tablones manteniendo la veta de la madera.

Un puente de madera nos permitirá dejar la isla artificial en dirección a la zona principal del museo.

Zona de juegos

Un poco antes de llegar al edificio del museo en sí, hay una zona con juegos tradicionales y elementos del folklore nórdico. Podrás recorrer una especie de «laberinto», llamado Trojaborg, dónde se atrapaba a las hadas o lanzar el martillo del dios del trueno Thor contra terribles trolls.

lanzando el martillo de Thor

Galería de naves vikingas

Aquí se encuentran los restos de los drakkar vikingos de Skuldelev. Si sólo puedes ver una cosa del museo vikingo de Roskilde, sin duda debe ser esta zona.

La tienda del museo es interesante y nada cara (para ser Dinamarca 😉). Una vez la atraviesas, puedes ver una proyección de 14 minutos titulada «Los cinco barcos vikingos de Skuldelev». Además de en danés está en inglés, alemán, francés, español, italiano, holandés, chino y ruso. No tiene horario fijo, si se desea ver hay que preguntar al personal del museo.

La siguiente parada es la gran sala con los restos de los barcos.

Skuldelev I

Este navío era una robusta nave mercante construida en madera de pino y preparada para travesías oceánicas. Fue reparada en muchas ocasiones con roble de la región del fiordo de Oslo. Este tipo de nave tenía una tripulación de 6-8 hombres y podía llegar a navegar a una velocidad de 12 nudos (22 Km/h) bajo condiciones climatológicas extremas.

barco vikingo skuldelev 1

Skuldelev II

Este enorme barco de guerra de 30 metros era capaz de transportar hasta 70 vikingos. A pesar de su gran tamaño solo tenía un calado de 1 metro, siendo capaz de navegar por muchos ríos sin mayor problema. Aunque es uno de los barcos vikingos más grandes jamás encontrados, es el peor conservado.

Skuldelev III

Este buque de carga está hecho de roble preparado para viajes cortos. Puede transportar hasta 4 toneladas y está adaptado para navegar por las aguas costeras danesas. Probablemente fue utilizado por un granjero para ir al mercado o a las asambleas (thing). Es el mejor conservado de los cinco barcos.

barcos vikingos de Roskilde

Skuldelev V

Es un pequeño barco de guerra preparado para navegar en aguas poco profundas. De hecho, su calado es de sólo ¡0,6 metros!

Skuldelev VI

Este navío era un barco pesquero construido en madera de pino cerca del Fiordo de los Sueños en Noruega. Con el tiempo, se redujo el numero de remos y se le añadió una plancha para incrementar su altura con propósito desconocido. Quizá era para aumentar su capacidad de carga, o para llevar más personas.

barco vikingo skuldelev 6

Ahora seguro que te preguntas ¿Dónde está Skuldelev IV? ¿Cómo es que hay un Skuldelev VI? ¿Pero no había sólo 5 barcos? Efectivamente los barcos de Skuldelev son cinco, pero al principio se pensó que los restos de Skuldelev II correspondían a dos embarcaciones distintas.

Zona de exposiciones y recreación de un navío

En la galería de naves vikingas también descubrirás muchos detalles interesantes de la cultura vikinga y varios objetos originales del s. X al XIII. Moldes para colgantes con el martillo del dios Thor, ricos vasos de cristal, piezas de ajedrez,… son algunos de los objetos que puedes ver en el museo.

Además, tienen una zona con una reconstrucción de la cubierta de un drakkar vikingo dónde la iluminación y el sonido ambiental te transportan al mar. Además, hasta te puedes vestir como un vikingo… ¡por Odín! 😉.

recreaciones en la galería de barcos vikingos

Nosotros le cogimos el gusto a lo de vestirnos de vikingos, y también lo hicimos en el museo vikingo Lofotr en Noruega

El puerto del museo vikingo

Antes de marcharte disfruta de una de las áreas que más nos gustó. En esta zona puedes ver una colección de barcos daneses de varias épocas, aunque principalmente verás barcos vikingos. Puedes acceder a muchos de ellos y desde el final del espigón hay unas vistas magnificas del fiordo de Roskilde.

puerto con drakkars vikingos

El conocimiento obtenido de los barcos vikingos de Skuldelev ha permitido construir réplicas con las que se ha podido demostrar que los grandes viajes narrados por las sagas vikingas eran perfectamente posibles. Eran tan rápidos que podían llegar a Inglaterra… ¡¡en sólo en tres días!! 😲.

Por lo que se sabe, el Skuldelev II fué construido en Dublín. Su réplica, el Havhingsten fra Glendalough («El Semental Marino de Glendalough») viajó de vuelta a la capital irlandesa, a 1.000 millas náuticas de distancia, en 7 semanas. Una velocidad considerable para una embarcación tan grande hace un milenio.

drakkar vikingo en los astilleros de Roskilde

Dónde comer en el museo vikingo

Las instalaciones incluyen dos zonas de pic-nic, una de invierno y otra de verano, ambas en la isla. También tienes un restaurante italiano, el Snekken, cerca de la zona de administración del museo, en tierra firme. El menú de 3 platos cuesta 350 coronas (unos 48 €) por persona.

Una opción más interesante es el Café Knarr, en la isla del museo. Allí puedes comer de forma informal y degustar comida de estilo vikingo y una cerveza artesanal por menos de 200 coronas (27 €). Su «Tabla Vikinga» no lleva ni patata ni tomate, sino pan plano y otros ingredientes que se utilizaban en la época vikinga. ¡Una manera deliciosa de sumergirte en la historia 😋!

comida vikinga

Cómo llegar al museo vikingo de Roskilde

El museo se encuentra en el fiordo de Roskilde, justo al lado del Puerto. Desde la estación de trenes tardarás unos 20 minutos andando. Desde la estación, también puedes tomar el autobús 203, que en 15 minutos te llevará al museo vikingo. Si vas en tu propio vehículo, frente al museo hay un aparcamiento bastante amplio y gratuito.

Horarios y precios del museo vikingo de Roskilde

El museo abre todos los días de 10 a 16, excepto el 24, 25 y 31 de diciembre. Entre el 1 de mayo y el 18 de octubre cierra una hora más tarde. Si quieres pasear en barco, sólo podrás entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre. El precio son 150 coronas (20 €) en temporada alta y 115 coronas (15 €) el resto del año. Los menores de 18 años entran gratuitamente, al igual que si tienes la Copenhaguen Card.

Ya sabes todo lo necesario para disfrutar del Wikingerschiffsmuseum, el Museo de Barcos Vikingos de la primera capital danesa. ¡¡Hasta pronto!!

mapaymochila en el Museo Vikingo de Roskilde

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de una entrada o visita guiada siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

12 comentarios

  • No soy muy de museos porque los suelo asociar a pasillos enormes y vitrinas, pero este me ha conquistado porque es totalmente diferente. Me lo anoto para cuando volvamos a Dinamarca, que solo estuvimos de pasada y tenemos que repetir visita!

    • La verdad es que tiene más de actividades que de museo en sí, y eso siempre se agradece. Y el tema de arqueología experimental a nosotros nos gusta especialmente. Una cosa es que te cuenten como se hacían los barcos y otro verlo en vivo y en directo. Gracias por comentar.

  • Hola,
    No sabía que os encantaba el tema vikingos, me viene genial porque es un tema que desconozco pero me apetece saber más.
    Sin duda iríamos al museo, de lo más interesante, he aprendido varias cosas leyéndoos. La zona de juegos y con los difraces hacen que sea ya perfecto 🙂
    Anotado ese plus para poder ver barcos de otras épocas, además que se pueda llegar en transporte público desde el tren para nosotros es un punto súper positivo.
    ¿Habeis estado en la fiesta de Catoira? ¡Un abrazo!

    • No sólo nos gustan las «piedras viejas», también nos encanta la historia. Roskilde tiene muchas cosas interesantes, se puede llegar en transporte público y es maravillosa para recorrerla en bicicleta (aunque nosotros lo hicimos todo andando). Respecto a Galicia, probablemente en un futuro hagamos una ruta por «Jakobsland» (Tierra de Santiago) centrada en la temática vikinga. Por supuesto, Catoira sería parada obligada, ya que nunca hemos estado en sus fiestas. Precisamente, estas fiestas conmemoran la expulsión en el s. XI de un caudillo vikingo llamado Ulf «el gallego» porque allí permaneció durante 20 años. ¡¡Gracias por comentar!!

  • Tenemos muchas ganas de viajar a Dinamarca y precisamente el Museo de los Barcos Vikingos de Roskilde es una de las razones por las que queremos ir…‬

    ‪Nos llama muchísimo la atención la historia de las comunidades vikingas, porque nos resulta increíble que fueran capaces de sobrevivir en condiciones climatológicas tan adversas. ‬

    ‪Lo que nos parece un poco caro es el precio de las entradas al museo y, sobre todo, de los platos del restaurante. ‬Pero suponemos que todo será caro en Dinamarca ¿no?

    ‪¿Cuándo fuisteis vosotros para que hiciera ese sol y pudierais ir en manga corta?‬

    ‪Saludos. ‬

    • Dinamarca es un país con un nivel de vida muy alto, así que efectivamente todo es muy caro para el estándar español. La entrada al museo por suerte entra con la Copenhaguen Card. Es una tarjeta cara, pero si quieres ver cosa merece enormemente la pena. En cuanto a la fecha, nosotros fuimos a mediados de julio y el tiempo la verdad es que fue fabuloso. Gracias por comentar.

  • Tenemos muchas ganas de viajar a Dinamarca y precisamente el Museo de los Barcos Vikingos de Roskilde es una de las razones por las que queremos ir…‬

    ‪Nos llama muchísimo la atención la historia de las comunidades vikingas, porque nos resulta increíble que fueran capaces de sobrevivir en condiciones climatológicas tan adversas. ‬

    ‪Lo que nos parece un poco caro es el precio de las entradas al museo y, sobre todo, de los platos del restaurante. ‬Pero suponemos que todo será caro en Dinamarca ¿no?

    ‪¿Cuándo fuisteis vosotros para que hiciera ese sol y pudierais ir en manga corta?‬

    ‪Saludos. ‬

    • Dinamarca es un país con un nivel de vida muy alto, así que efectivamente todo es muy caro para el estándar español. La entrada al museo por suerte entra con la Copenhaguen Card. Es una tarjeta cara, pero si quieres ver cosa merece enormemente la pena. En cuanto a la fecha, nosotros fuimos a mediados de julio y el tiempo la verdad es que fue fabuloso. Gracias por comentar.

  • No soy muy de museos porque los suelo asociar a pasillos enormes y vitrinas, pero este me ha conquistado porque es totalmente diferente. Me lo anoto para cuando volvamos a Dinamarca, que solo estuvimos de pasada y tenemos que repetir visita!

    • La verdad es que tiene más de actividades que de museo en sí, y eso siempre se agradece. Y el tema de arqueología experimental a nosotros nos gusta especialmente. Una cosa es que te cuenten como se hacían los barcos y otro verlo en vivo y en directo. Gracias por comentar.

  • Hola,
    No sabía que os encantaba el tema vikingos, me viene genial porque es un tema que desconozco pero me apetece saber más.
    Sin duda iríamos al museo, de lo más interesante, he aprendido varias cosas leyéndoos. La zona de juegos y con los difraces hacen que sea ya perfecto 🙂
    Anotado ese plus para poder ver barcos de otras épocas, además que se pueda llegar en transporte público desde el tren para nosotros es un punto súper positivo.
    ¿Habeis estado en la fiesta de Catoira? ¡Un abrazo!

    • No sólo nos gustan las «piedras viejas», también nos encanta la historia. Roskilde tiene muchas cosas interesantes, se puede llegar en transporte público y es maravillosa para recorrerla en bicicleta (aunque nosotros lo hicimos todo andando). Respecto a Galicia, probablemente en un futuro hagamos una ruta por «Jakobsland» (Tierra de Santiago) centrada en la temática vikinga. Por supuesto, Catoira sería parada obligada, ya que nunca hemos estado en sus fiestas. Precisamente, estas fiestas conmemoran la expulsión en el s. XI de un caudillo vikingo llamado Ulf «el gallego» porque allí permaneció durante 20 años. ¡¡Gracias por comentar!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.