Roskilde, la ciudad vikinga y medieval de los festivales

Hay muchas cosas que ver en Copenhague, pero a 35 Km. al oeste puedes visitar Roskilde, mucho más antigua y en tiempos también mucho más importante que la actual capital danesa. Acompáñanos a descubrir el corazón vikingo de Dinamarca y su primera capital.

Roskilde

Pinceladas de Historia

Roskilde es una de las ciudades danesas más antiguas. La leyenda dice que fue fundada en el año 900 por Harald Bluetooth… si el de los móviles 😉. En honor de este monarca, que unió a todos los daneses en un sólo reino, se llamó así a la tecnología que unía dispositivos electrónicos. También fue rey de Noruega, pero eso es otra historia y deberás descubrirla en nuestro artículo sobre la Catedral de Roskilde.

Por su situación estratégica, oculta en el extremo de un fiordo pero con acceso al Mar del Norte, Harald decidió establecerse en ella con su corte. Cuando se convirtió al cristianismo, hizo construir una iglesia, en el lugar dónde hoy se alza la Catedral.

modelo en LEGO de la primitiva catedral de Roskilde

Nosotros vimos este modelo de la primitiva iglesia en el año 980, pero es pura ficción. Como no se han encontrado restos, está inspirado en las actuales iglesias danesas de madera

Durante la Edad media, Roskilde llegó a ser una de las ciudades más grandes del norte de Europa, alcanzando los 10.000 habitantes, más o menos la población del Londres de la época.

En el s. XV perdería la capitalidad en favor de Copenhague, pero la Catedral continuó siendo el lugar de enterramiento de los monarcas daneses.

enterramiento de monarcas daneses

Esta hasta el sarcófago donde descansará Margarita de Dinamarca, sobre tres pilares hechos de granito danés, basalto de las Islas Feroe y mármol de Groenlandia, los tres territorios del Reino de Dinamarca.

Ya en el s. XIX la proximidad de la capital y el desarrollo industrial propició el crecimiento de la ciudad. Actualmente es una especie de «ciudad satélite» de Copenhague, destacando por su faceta cultural. A pesar de que es una ciudad universitaria, carece del típico ambiente estudiantil. Esto es debido a que la mayoría de estudiantes residen en Copenhague y sólo van a Roskilde para asistir a clase.

Última hora: Dinamarca y COVID-19

Debido a la situación actual, hemos elaborado un artículo sobre los requisitos para viajar por Europa post-COVID. Además de mucha información, incluimos enlaces que te permitirán saber de forma actualizada los requisitos para viajar a Dinamarca

Como llegar a Roskilde

La manera más práctica es coger el tren. Desde la Estación Central de Copenhague tienes trenes prácticamente cada media hora con Danske Statsbaner (DSB). En el enlace puedes encontrar los horarios y precios actualizados. Los trenes que hacen este trayecto son el IC y el RE, y tardan unos 20 minutos y son gratis con la Copenhagen Card.

Estación Central de Copenhague

Desde la Estación Central de Copenhague puedes hacer muchas excursiones interesantes

Que ver en Roskilde

Al salir de la estación gira a la izquierda siguiendo la calle Jernbanegade. Pocos metros más adelante gira a la derecha por Fruegade y verás la la Vor Frue Kirke (Iglesia de Nuestra Señora), del s. XI. Antiguamente tuvo gran importancia y estuvo conectada con un convento cisterciense que fue demolido en el s. XVII junto con la parte este de la iglesia. Nosotros no pudimos verla porque estaba cerrada, pero en su interior podrás admirar unos bancos tallados en el s. XVII.

Continua por la calle hasta llegar a Grønnegade. Tómala hacia la izquierda hasta enlazar con Bredgade. Más adelante tuerce a la derecha por Ringstedgade. Allí encontrarás el antiguo almacén de granos de Lützhøft sede del Håndværksmuseet (Museo de Herramientas). También lo encontramos cerrado, porque sólo abre tres días en semana. En su interior puedes ver las herramientas utilizadas por artesanos como carreteros, carpinteros, zapateros y talladores de madera durante el s. XIX y XX.

Siguiendo por la calle llegas a Skomagergade. Toma esa calle para llegar al centro de Roskilde. Allí se encuentra el Rådhus (Ayuntamiento), construido en el s. XIX. Sin embargo, su torre es mucho más antigua. Fue construida en el s. XII y era el campanario de la iglesia de San Lorenzo, cuyos restos todavía se conservan bajo la plaza y son visitables de lunes a sábado de 10 a 12. Eso sí, nosotros parece que teníamos la negra en nuestra visita a Roskilde, porque estaban cerrados por mantenimiento 😭.

Roskilde Rådhus

La Catedral de Roskilde, Patrimonio de la Humanidad

Hay gente que visita Roskilde sin saber que su espectacular Catedral es Patrimonio de la Humanidad. No solo es el mausoleo de la familia real danesa, también es una «biblia» en ladrillo de los estilos arquitectónicos de los últimos ocho siglos y una de las primeras catedrales de este material construidas en el norte de Europa. Por este motivo esta magnífica catedral se merece un artículo propio. Pincha en el enlace del título de esta sección para conocer más.

Capilla de los Reyes Magos en la Catedral de Roskilde

Maglekilde, la Fuente Grande

Saliendo de la Catedral si tomas la calle Lille Maglekildestræde llegas a Kildehuset, el lugar del que mana una fuente que en el s. XIX proporcionaba agua a cinco molinos de Roskilde. La veleta de sirena es de esa época, mientras que la estructura de madera es de principios del s. XX. Un poco más adelante a la derecha hay una fuente con agua manando de una cabeza de Neptuno, llamada Maglekilde.

Kildehuset

Byparken, el Parque Municipal de la Ciudad

Vuelve sobre tus pasos y desde la catedral toma Skolegade. Atravesarás un hermoso parque en pendiente hacia el puerto y el fiordo de Roskilde. Antiguamente era terreno de pastos, y se convirtió en parque público a principios del s. XX. Curiosamente, fue financiado por parte de la herencia del fabricante textil Otto Henrich Schmeltz, que dono todo su dinero a la ciudad. Sus diseñadores no debían ser aficionados a la actividad física, porque una de las condiciones era «que no se utilizará para ningún tipo de deporte» 🤣.

Byparken

En el parque puedes observar varios restos arqueológicos de época medieval. También verás discurrir un arroyo que termina en un lago en la zona norte.

El Museo Vikingo de Roskilde

Cinco barcos vikingos del s. XI, recreaciones de barcos nórdicos en las que puedes navegar, comida vikinga, actividades para mayores y pequeños… Todo esto y más encontrarás en el Museo de los Barcos Vikingos de Roskilde. Sin duda una visita imprescindible para toda la familia. Pincha en el enlace del título de esta sección para saber más.

Otras visitas interesantes en Roskilde

No te creas que con la visita al Museo Vikingo acaba tu día en Roskilde. La ciudad tiene bastantes más cosas que ver. Muy cerca del Museo Vikingo de Roskilde, en Kinkegarde encontrarás Sankt Jorgensbjerg Kirke (la iglesia de San Jorgensbjerg). Su coro y su nave es del s. XI y es la iglesia de piedra más antigua de toda Dinamarca. Además su cementerio no es nada tétrico e invita a pasear disfrutando de las vistas del fiordo.

Si caminas hacia Sankt Ibs Vej verás el Roskilde Miniby, una maqueta que muestra como era la ciudad en el s. XIV. Su visita es totalmente gratuita. Un poco más adelante encontrarás las ruinas de Sankt Ibs Kirke (Iglesia de San Jaime), del s. XII.

Sankt Ibs Kirke en Roskilde

Hacia el Priorato de Roskilde

Desde allí, vuelve al centro por Frederiksborgvej. A la izquierda de esta calle se encuentra Sankt Ols Stræde, que lleva al Museo de Roskilde. En su interior alberga una colección de objetos relacionados con la historia de Roskilde. Después de ver la Catedral y el Museo de Barcos Vikingos, apenas teníamos tiempo antes de que cerrase, y decidimos no visitarlo.

Si en lugar de torcer a la izquierda sigues un poco más adelante, a la derecha te encontrarás con Palæstræde, que lleva al Palæfløjen (Palacio Episcopal), actual Museo de Arte Contemporáneo que también tiene una Pinacoteca con cuadros del s. XVIII y XIX.

Palæfløjen

Aunque no entramos al Museo de Arte Contemporáneo, te recomendamos acceder al patio

Volviendo a la plaza del Ayuntamiento, es muy recomendable recorrer Aldgade, una calle en la que todavía se pueden ver algunas losas medievales con más de 700 años. Fíjate en las cercanías del Hotel Prindsen. Además es interesante la Dom Apotek, de ladrillo rojo y la antigua casa de mercaderes enfrente. En el nº 15 verás un arco. Si lo atraviesas verás la parte posterior en madera de varias casas antiguas.

Casi al final de la calle te encontrarás con Roskildekloster (Priorato de Roskilde), del s. XVI. El antiguo priorato del s. XIII se encontraba al noroeste del actual. Cuando fue destruido algunos de sus ladrillos se utilizaron para construir la casa señorial construida en estilo renacentista holandés que puedes ver hoy día.

Roskildekloster

Abandonamos Roskilde

Después tuerce a la derecha por Hestetorvet de vuelta a la estación. Antes de terminar tu día en Roskilde te recomendamos ver la preciosa capilla de Gråbrødre, cuyo cementerio es hoy día un parque. Y para despedirte de la ciudad están las Jarras de Roskilde, unas urnas de cinco metros que simbolizan la vida y la muerte y fueron instaladas aquí cuando la población cumplió mil años.

La ciudad de la música, el Roskilde Rocks

Inspirado en Woodstock, el festival de música de Roskilde es el segundo mayor festival de toda Europa y se celebra desde 1971. Siempre es el último fin de semana de junio en Byparken y dura cuatro días. En el han actuado grupos como Blur o Nirvana y artistas de la talla de Björk o Bod Dylan.

Roskilde Rocks

Como complemento a tu visita a Roskilde un poco alejado del centro puedes visitar Ragnarock, el museo del pop, rock y la cultura juvenil. Para llegar desde la estación puedes coger el autobús 202A. Reconocerás el edificio enseguida porque es muy particular. La entrada cuesta 110 coronas (unos 11 €) y abre de 10 a 17 de martes a domingo, excepto los miércoles que abre hasta las 22.

De regreso a Copenhague si es verano y anochece tarde puedes hacer una parada y buscar a tres de los Gigantes Olvidados de Copenhague. Uno está cerca de a estación Høje Taastrup, y otros dos próximos a la estación de Albertslund.

gigantes olvidados de Copenhague, el amigable Teddy

Nosotros de todas maneras, después de descubrir todo lo que hay que ver y hacer en Roskilde, recomendamos dormir en la ciudad. En el siguiente enlace encontrarás todo tipo de alojamientos para todos los bolsillos en Roskilde.

Ya sabes que ver en Roskilde, la primera capital danesa. Nosotros hicimos la visita por libre, pero te dejamos un enlace para reservar una excursión a Roskilde desde Copenhague. ¡¡Hasta pronto!!

mapaymochila en el Museo Vikingo de Roskilde

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de una entrada o visita guiada siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

6 comentarios

  • Kris

    Hace años de mi viaje a Dinamarca y mi paso por Roskilde, una ciudad que por su historia y patrimonio hay que tener en cuenta la visitar este país, está claro. No recordaba la belleza del interior de su Catedral, pero sé el Museo de Barcos Vikingos. Recuerdo aquellas naves enormes que tan poco tienen que ver con las que imaginamos para cruzar mares y océanos. Creo que vuestra recomendación de dormir en la ciudad es muy acertada, nosotros lo hicimos en un precioso camping al borde del fiordo, una grata experiencia que suma puntos a la estancia en Roskilde.

    • El fiordo de Roskilde es maravilloso y hay muchísimas actividades que puedes realizar en el. Sólo por eso ya merecería la pena pasar un día en la ciudad, pero efectivamente hay mucho más. Me alegro de que disfrutases de ella. ¡¡Gracias por comentar!!

  • Rafael Pérez

    Ya solo con el Museo Vikingo nos teníais ganados, pero ya con el festival de Rock… Vemos que hay tantas cosas que hacer en Roskilde que o dormimos allí o tendremos que volver otro día.
    Nos parece curioso que los estudiantes solo vayan a la ciudad para las clases y no vivan allí, ya que Copenhague es una ciudad bastante cara para vivir.
    Y por último, ¿probasteis la comida vikinga en el museo?
    Un saludo.

    • Si, la verdad es que Roskilde es ideal para pasar unos días. También nos llamó mucho la atención que debe ser de las pocas ciudades universitarias dónde los estudiantes no residen. La comida vikinga del museo la probamos y nos encantó. ¡¡Fue todo un acierto!! Gracias por comentar

  • Raquel (Nunca sin viaje)

    La verdad es que me arrepiento un montón no haber explorado los alrededores de Copenhague cuando estuve allí. Roskilde me parece un lugar precioso… El museo vikingo de Roskilde me parece muy interesante, y los gigantes de Copenhague están muy, muy currados. Los parques como Byparken me encantan, me parece una pena que aquí no haya tantas zonas verdes como en los países del norte.
    Me anoto la visita para hacer una excursión desde Copenhague la próxima vez que vaya, que espero sea muy pronto.

    • El transporte público en Dinamarca funciona bastante bien, y por eso si visitas Copenhague es muy bien idea descubrir algunas de las ciudades cercanas, como el caso de Roskilde. Lo de las zonas verdes te damos toda la razón. Es maravilloso poder pasear por ellas y relajarte después de un día completo viendo cosas o hacer un pequeño picnic para cenar en ellas. ¡¡Gracias por comentar!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.