Roadtrip por las islas Lofoten y Vesteralen

Casi todo el mundo ha oído hablar de las Islas Lofoten, en el norte de Noruega. Sin embargo, el archipiélago de Vesteralen, justo encima del anterior no es tan conocido. Paisajes árticos de cuento de hadas salpicados de casitas rojas de pescadores, ballenas, renos, vikingos… y ¡¡auroras boreales!! Acompáñanos a un lugar maravilloso del Circulo Polar, descubre Noruega Ártica, descubre las islas Lofoten y Vesteralen.

Islas Lofoten y Vesteralen

Buscando un sueño, la Aurora Boreal

En nuestra laaaarga lista de sueños viajeros siempre ha estado ver auroras boreales. Sin embargo, año tras año, íbamos retrasando la búsqueda de las luces del norte. Pero un día me “dio un flus” y le dije a José “todavía tengo vacaciones del año pasado, podíamos viajar en marzo a ver auroras boreales”.  Sin pensarlo siquiera respondió “ante tanta insistencia” 😊

¿Por qué Noruega Ártica?

No queríamos un largo viaje, así que inmediatamente descartamos Estados Unidos, Canadá, Groenlandia y Rusia. Más cerca estaban varios países nórdicos como Islandia, SueciaFinlandia. ¿Y Noruega?. “El país más feliz del mundo” tiene una parte importante de su territorio dentro del círculo polar ártico, pero ya habíamos ido en dos ocasiones.

La primera vez conocimos la Noruega de los fiordos.  Un circuito nos llevo de Oslo a Bergen pasando por Lillehammer, Trondheim, Molde, Alesund, los fiordos de Geiranger y de los Sueños…. La experiencia fue maravillosa, pero descubrimos que no nos gustan los circuitos. La segunda fueron tres días en Bergen la capital de los fiordos noruegos.

mapaymochila en Bergen antes y después

Cinco años y muchos kilos separan ambas fotos

Una tercera visita a Noruega ya es vicio ¿no? Pero el país nórdico tiene algo que enamora. Además, nuestros compañeros Irene y David de Tragaviajes estuvieron el año pasado empachándose de auroras boreales. Por eso, en Fitur 2018 hablamos con Luca de Turismo de Noruega. Fue él quien nos recomendó ir no solo a las Islas Lofoten sino también a las Vesteralen, quizá no tan famosas, pero para nosotros mucho más bonitas.

Decidido el destino, elegimos realizar un roadtrip por las Islas Lofoten y Vesteralen totalmente a nuestro aire, que es como más nos gusta viajar.

roadtrip por islas Lofoten y Vesteralen

¿Por qué un roadtrip por las Islas Lofoten y Vesteralen?

Recorrer ambos archipiélagos en transporte público requiere una cierta planificación previa. Además, hay muchos lugares interesantes lejos de las carreteras principales. Por último, si por las noches íbamos a “cazar auroras” el coche era la mejor opción. Con menos de un mes logramos preparar un viaje a Noruega Ártica basándonos en el itinerario denominado Archipiélago Histórico de las guías de Northern Norway.

Logo de Northern Norway

Obviamente, nuestra ruta incluía muchos cambios, pero aun así preparamos todo en muy poco tiempo. Es curioso, pero cada vez tardamos menos en planificar viajes. No sabemos si será por nuestra experiencia… o más bien porque no tenemos más tiempo disponible entre viaje y viaje 🤭.

Día 1 – Llegamos a Oslo, comienza #mapaymochilaNoruega

Cogimos un vuelo a las 7:20 de la mañana con Norwegian. Por suerte esta vez no fue como nuestro vuelo a Bergen y no hubo mucho retraso. Eso sí, todavía no entiendo lo de recorrer las pistas durante casi media hora el despegue 😡. Íbamos en la fila 2 y los asientos eran amplios. Casualidades de la vida, nos encontramos con Diego, del blog Dondetemetes. Aunque su destino final era Svalbard, coincidíamos con el en Oslo un día, así que decidimos recorrer juntos la capital Noruega.

mapaymochila y dondetemetes en Oslo

Oslo en Invierno

Bueno, técnicamente quedaban unos días para la primavera. Pero Oslo estaba nevado ¡¡y precioso 😊!! Es muy diferente verla en esta época del año a verla en verano. Aclararemos que somos muy frioleros y no nos hace mucha gracia la nieve. Además somos un poco “patos” y no sabemos andar por ella. Por eso, con paso lento, pero seguro, disfrutando de cómo nuestras pisadas se hunden en la nieve empezamos nuestro recorrido.

Oslo en verano y en invierno

A las 13:30 vimos el cambio de guardia en el Palacio Real. Luego nos encaminamos al Rådhus (el Ayuntamiento), donde se nos unió Diego, que además nos hizo labores de fotógrafo 😂. ¡¡Gracias!!

Después de ver los grandes murales de las distintas salas y su gran salón central nos dirigimos al Puerto, que recorremos entero disfrutando de las vistas del fiordo de Oslo.

fiordo de Oslo en invierno

Para divisar mejor el maravilloso paisaje nevado que nos rodea, subimos a la Fortaleza medieval Akershus nunca conquistada por un ejército extranjero. Luego recorremos la arteria principal de Oslo, la calle peatonal Karljohansgate. Al final, llegamos a la Plaza de la Estación Central, dónde se encuentra la estatua del tigre que desde el año 2000 recibe a los turistas que visitan la ciudad.

tigre de Oslo

El atardecer nos sorprende en la Operahuset, el Centro de Artes Escénicas más importante de Noruega. Este notable edificio inspirado en un tempano surgiendo del mar cumple 10 años.

Operahuset de Oslo

La capital noruega es maravillosa, y no nos extraña que Lonely Planet diga que Oslo es una de las ciudades topten para visitar en 2018. Nos toca cenar y despedirnos de Diego. El se queda un día más en la ciudad y nosotros cogeremos nuestro vuelo a Noruega Ártica. Antes de irnos a descansar no nos podemos resistir y recorremos el puerto de noche.

Puerto de Oslo de NocheDía 2 – De Oslo a Noruega Ártica

Decimos adiós a Oslo y volamos con la compañía SAS hacia el Aeropuerto de Harstad-Narvik. Este pequeño aeropuerto presta servicio a ambas ciudades, aunque en realidad está en Evenes. Por su tamaño, es casi un aeródromo, pues solo tiene una pista y una única cinta de maletas. Eso nos permite recoger el vehículo que habíamos reservado con Europcar mucho antes de lo previsto. Por eso, decidimos desviarnos hacia Hardstad, que pertenece a la provincia de Troms. El resto de nuestro roadtrip transcurrirá por las Islas Lofoten y Vesteralen, que pertenecen a la provincia de Nordland.

Nordland

Durante nuestro trayecto hasta Harstad, empezamos a alucinar con los maravillosos paisajes nevados. La ciudad es la capital de la región, y una de las paradas de la famosa línea marítima Hurtigruten. El primer punto de interés es la iglesia de madera de Santa Sunniva. Este edificio no es una stavkirke medieval, apenas tiene 125 años. Como contraste, visitamos la Iglesia de Trondenes, la iglesia de piedra más al norte del mundo. Este edificio con características románicas y góticas, se construyó en varias etapas entre el s. XII y el XV.

iglesia de Trondenes

Cerca de la iglesia, descubrimos un memorial dedicado a los soldados rusos que fueron llevados a campos de concentración en el archipiélago durante la Segunda Guerra Mundial.

memorial soviético en Trondenes

En los astilleros de Hardstad vemos el Anna Rogde, un navío que acaba de cumplir 150 años… ¡¡y navega como el primer día!! Eso sí, lo visitamos a la carrera porque empezó a nevar. No queríamos que nos sorprendiese la noche nevando, y ya no paramos hasta nuestro alojamiento en Sortland, en la isla de Langøya. Esta ciudad es la más grande en el archipiélago de Vesterålen. Nieve y nubes, esa noche era imposible que conociésemos a Aurora.

Día 3 – Avistamiento de ballenas en Andenes

Subimos hasta Andenes, el punto más al norte de nuestro viaje, para visitar el Museo de las Ballenas. Realmente es una visita interesantísima y aprendemos mucho sobre estos magníficos mamíferos. En Andenes se pueden ver ballenas todo el año. España es otro de los destinos privilegiados dónde ver cetáceos, concretamente en las Islas Canarias.

Whale Museum en Andenes, Vesteralen

Además, Andenes tiene muchísimo encanto. Visitamos su característico faro, uno de los más conocidos del norte de Noruega, con impresionantes vistas del pueblo y de la costa. Damos un paseo por su tranquilas calles con casas de colores hasta llegar a su Iglesia de madera.

Andenes en Vesteralen

Por supuesto, nuestro día allí no estaría completo sin poner en práctica los conocimientos adquiridos en el museo 😊. Por eso, navegamos con Whalesafari Andenes en un auténtico barco pesquero con casi 70 años de antigüedad para ver ballenas. La mala suerte quiso que el viento y el frío acortasen la excursión. Aun así ¡¡vimos ballenas en vivo y en directo!!. Sin duda una experiencia maravillosa que hay que realizar al menos una vez en la vida.

avistamiento de Ballenas en Andenes

Regreso a Sortland

Aprovechamos el mal tiempo para “hacer recados”. Ya sabéis, echar gasolina, ir al super, sacar dinero del cajero… Cuando mejoró un poco, continuamos nuestro roadtrip pasando por el Centro Espacial Andøya. Desde este lugar se lanzan cohetes al espacio para estudiar fenómenos como las auroras boreales. De hecho, Andenes es uno de los mejores lugares de todo Vesteralen para ver auroras.

De camino hacia el pintoresco pueblo pesquero de Bleik, fuimos parando en la carretera para observar nuestro primer atardecer ártico. No hay palabras para describir el color anaranjado y la luz que ha enamorado a expertos fotógrafos. ¡¡a nosotros también por supuesto 😊!!

atardecer en el norte de Vesteralen

Bleik es famoso por la isla frente a sus costas dónde en época estival habitan miles y miles de frailecillos. Ahora están de vacaciones por climas más templados. Nosotros paseamos por el malecón para disfrutar del pueblo bajo la luz del atardecer.

Bleiksøya al atardecer en Vesteralen

Terminamos el día recorriendo los maravillosos paisajes de Noruega Ártica por la costa de la isla de Andøya con los últimos rayos de luz del atardecer. Según nos acercamos a Sortland, las nubes son cada vez mas oscuras. Un claro presagio de que esta noche tampoco vendrá Aurora a visitarnos.

Día 4 – Conociendo al pueblo sami y a sus renos

Amanece un día fantástico y nos dirigimos a Nyksund, en la costa norte de la isla de Langøya. El sol decidió acompañarnos durante todo el camino, y las calmadas aguas reflejaban las montañas nevadas.

paisajes de Vesteralen

Nyksund es un encantador pueblo pesquero que fue abandonado en 1972. Durante tres décadas fue una ciudad fantasma, ahora es un lugar de veraneo donde residen media docena de familias todo el año. También es hogar de artistas, que dan rienda suelta a su creatividad en este bello y tranquilo lugar.

Nyksund en Vesteralen

En Noruega hace frío… pero yo me río 🎶

¿Sabías que el 60% del pueblo Sami vive en Noruega? ¡¡Nosotros tampoco!!. A día de hoy no quedan muchos pastores de renos, pero Laila es uno de ellos. Nos recibió en una cabaña tradicional y calentitos alrededor del fuego nos explicó muchísimas cosas de la cultura y tradiciones de este pueblo nómada.

En Noruega, sólo los Sami pueden tener renos. Los de Laila, de Inga Sámi Siida, son maravillosos y juguetones ¡¡hasta les dimos de comer!! Admito que no me van mucho los animales ¡¡si le tengo miedo a los perros!! Sin embargo, me movía entre los renos como pez en el agua. Nunca olvidaré la experiencia de estar rodeada de renos en un paisaje espectacular.

mapaymochila dando de comer a un reno

Una vez comieron los renos, nos tocó comer a nosotros un guiso tradicional en la cabaña. Habiendo entrado en calor, nos despedimos de Laila. Para nosotros fue maravilloso que nos abriese la puerta de su casa y aprender tantas cosas del pueblo sami. Una experiencia realmente increíble. 

selfie con un reno de inga sami siida

El Hurtigruten, “la línea rápida”

Paramos en Sortland para hacer fotos de su puente y recorrer el pueblo. A pesar de ser grande, tiene rincones con cierto encanto, como su iglesia.

Continuamos nuestra ruta dirigiéndonos a Stokmarkness (en la isla de Hadseløya), la sede del famoso Hurtigruten. Esta línea marítima recorre los más de 2.700 Km. entre Bergen y Kirkenes desde el s. XIX. Hoy día no sólo es un medio de transporte, también una importante atracción turística. En el dique seco encontramos el M/S Finnmarken, un barco de esta línea con más de 60 años. Hoy día es parte del Museo del Hurtigruten, y lo recorremos de arriba abajo tanto por dentro como por fuera.

Museo del Hurtigruten

Islas Lofoten y nuestro primer encuentro con Aurora

La visita al archipiélago de Vesterålen ha sido corta ¡¡tenemos que volver!!. Cruzamos a las islas Lofoten, y recorremos la mayor de sus islas, Austvågsøya al atardecer. El paisaje es tan maravilloso que decidimos recorrerlo al día siguiente. Caída la noche llegamos a Svolvær, uno de los pueblos más grandes de las Islas Lofoten. Allí nos alojamos en una rorbuer, una casita tradicional de pescadores de madera con mucho encanto, pero acondicionada para el s. XXI.

rorbuer de Svolvaer

Un alma caritativa nos informó sobre Aurora. Esa noche estaría en Hov, un pequeño pueblo al norte, así que fuimos a su encuentro. Mereció la pena recorrer carreteras desiertas a esas horas de la noche por encontrarnos con Aurora. Se presentó, tímida al principio. Luego danzó en el cielo para nosotros, y finalmente se marchó tal como vino. No hay palabras para describir lo que se siente en ese momento. Te sientes pequeñita y los ojos se me humedecieron… ¡¡por el frio ❄!! Si es que esta Aurora sale muy tarde 😊.

aurora boreal en Hov, islas LofotenDia 5 – Las rorbuer de Svolvær y el estrecho de Raftsundet

Hoy toca disfrutar de la serena belleza de las islas Lofoten. Acorde con el entorno, nos tomamos la mañana con cierta tranquilidad.

desayuno en rorbuer de Svolvaer

Como nuestro alojamiento se encuentra en la pequeña isla de Svinoy, recorremos sus alrededores. Las casitas rojas, la nieve blanca y el cielo azul forman una preciosa postal invernal.

isla de Svinoy en Svolvaer

Es temporada de pesca de bacalao, así que vamos a ver los Fiskehjell. ¿cualo? pues son una una especie de cabañas de madera donde se cuelga el bacalao para secarlo. El olor es tan intenso que te dan ganas de coger uno y comértelo.

Fiskehjell, secaderos de bacalao en Svolvaer

Después de la zona de secaderos empieza el malecón. Al final del mismo, una estatua dedicada a las mujeres de los pescadores mira el mar, esperando la vuelta de su esposo.

Panorámica de Svolvaer en las islas Lofoten

Nunca olvidaré las vistas desde aquí, son maravillosas

Picoteamos algo en nuestra rorbuer y cogemos el coche. Esto no sería un roadtrip son coche ¿verdad? 😉.

Ruta por el estrecho de Raftsundet y el Trollfjord

Atravesamos el puente de Raftsund que une las islas de Hinnøya y Austvågøyay. Nuestra ruta nos lleva a lo largo de los 25 kilómetros del estrecho de Raftsundet. En una de sus ramas laterales está el que se considera el fiordo más bonito de toda noruega, el Trollfjord.

Se suele decir que Noruega es un país caro. Opinamos lo mismo. Los impresionantes paisajes y entorno de Lofoten no tienen precio… ¡¡pero son gratis 😊!!

estrecho de Raftsundet

Las mejores cosas de la vida siempre son gratis

Hace un día maravilloso, cielo azul y las montañas se reflejaban en el agua. Durante nuestro camino, un barco de mercancías nos acompañaba navegando por el estrecho. Tan lentos íbamos admirando el paisaje, que nunca llegamos a adelantarlo.

estrecho de Raftsundet en las islas Lofoten

Como nos gustaba tanto el paisaje, continuamos más allá de la ruta prevista, hasta Breivoll. No seguimos más porque era muy tarde y preferimos regresar observando un paisaje completamente distinto a la luz del atardecer.

estrecho de Raftsundet y el Hurtigruten al atardecer

Ayer la Aurora Boreal se presentó tímida. Hoy había cogido confianza, y nos deleitó con una espectacular danza por los cielos. Fuimos persiguiéndola por varios lugares, y en ese momento entendimos perfectamente las frases “buscando la aurora boreal” o “ir a cazar auroras”.

aurora boreal en las islas LofotenDía 6 – Recorremos los pueblos pesqueros de las Islas Lofoten

“Hasta luego” Svolvær, para nosotros el pueblo más bonito de las islas Lofoten. No podemos despedirnos sin visitar el alto dónde se encuentra su iglesia y desde el que se divisa todo el pueblo. A 10 minutos en coche nos encontramos la bella Iglesia de Vågan en Kabelvåg. Es el edificio de madera más grande del norte de Noruega y una de las iglesia más grandes de todo el país. Llamada la Catedral de Lofoten, este enorme edificio era visitado por pescadores de toda la costa noruega antes de hacerse a la mar.

Iglesia de Vågan en Kabelvåg, la Catedral de Lofoten

En Kabelvåg también está el Acuario Lofotakvariet. Pensábamos que estaba cerrado, pero también abre en invierno. No entramos, pero subimos a un mirador cercano desde el que vimos a las focas nadar. Últimamente tenemos sentimientos encontrados hacia este tipo de instalaciones, aunque hay que decir que el acuario de Lofoten tiene la certificación ambiental Eco-Lighthouse.

Nuestra ruta continua hacia Henningsvær, otro encantador pueblo de las islas Lofoten. El camino es de auténtico ensueño, y vamos parando cada dos por tres para disfrutar de las vistas y la tranquilidad. Por desgracia, tenemos cita en el museo vikingo y no nos da tiempo a llegar al pueblo.

rumbo a Henningsvær en las islas Lofoten

Lofotr Viking Museum – conociendo al gran caudillo vikingo de Borg

Al final llegamos al museo con puntualidad británica. Para nuestra sorpresa no nos esperaba nadie ni teníamos visita guiada. Las 12:00 era simplemente la hora de apertura. Nos dio un poco de rabia porque de haberlo sabido hubiésemos llegado hasta Henningsvær 😭. Bueno, así tenemos una excusa para regresar 😉.

El museo vikingo Lofotr te sumerge totalmente en la cultura vikinga. Supone un apasionante viaje al pasado y a la historia del caudillo vikingo de Borg. Un agricultor descubrió casualmente en los años 80 varios restos de la era vikinga. Excavaciones posteriores revelaron el salón vikingo más grande jamás encontrado. Hoy día se puede visitar una reconstrucción del mismo para sentirte vikingo por un día.

Lofotr Viking Museum en Lofoten

Los pueblos pesqueros de Vestvågøya y Flakstadøya

Las islas Lofoten están salpicadas de pequeños pueblos a las orillas del mar. Podrías tirarte media vida recorriéndolos y disfrutando de su paz y tranquilidad. Nosotros por la tarde observamos nevar en las hermosas playas de Unstad. Este pueblo es conocido por ¡¡la práctica de surf! Para que te vas a ir a Hawái si puedes hacer surf en el Ártico 😊. De todas maneras, sólo el propio camino hacia Unstad ya merece la pena.

También pasamos por Leknes, una de las ciudades más importantes de las islas Lofoten, aunque con escaso atractivo. Por eso, preferimos dirigirnos hacia Stamsund con maravillosas vistas de la bahía, sus rorbuer tradicionales y su bacalao secándose.

Pueblo de Stamsund en Lofoten

Terminamos el día viendo atardecer en el pueblo de pescadores de Nusfjord. Este pueblo es de los pocos en las islas Lofoten con aserradero, y sus casitas color mostaza contrastan con las rorbuer rojas. Allí, despedimos al sol junto con miles de gaviotas.

Nusfjord en las islas Lofoten

Nos encaminamos a nuestro alojamiento de esa noche en Ballstad. El cielo estaba cubierto de nubes, y aunque no teníamos muchas esperanzas, salimos a buscar a aurora. Sin embargo, esa noche no fue posible encontrarla 😭.

Día 7 – Llegamos a Reine, “la perla de las islas Lofoten”

Amanecemos en el pueblo de pescadores de Ballstad, y para nuestra sorpresa, nos encontramos amarrado el barco vikingo del Lofotr Viking Museum. Se ve que pasa el invierno en aguas más tranquilas 😂. El día es azul lo que hace mas bonito el pueblo con la montaña nevada al fondo reflejándose en el agua y las rorbuer rojas que tanto nos gustan.

Ballstad en islas Lofoten

A pocos kilómetros está la centenaria iglesia de madera de Buksnes. Su estilo es una mezcla de las antiguas stavkirke noruegas y de las rorbuer de pescadores.

glesia de madera de Buksnes en las islas Lofoten

En nuestro camino a Reine volvemos a visitar la isla de Flakstadøya. Eso sí, ahora nos centramos en su costa norte, donde tiene pueblos encantadores como Flakstad. Su iglesia de madera de 1780 también recuerda a las antiguas stavkirkes y se encuentra en un enclave maravilloso.

iglesia de madera de Flakstad en las islas Lofoten

La ruta imposible hacia Kvalvika Beach

Continuamos el viaje para descubrir las playas nevadas de Ramberg. Hubiese sido maravilloso recorrerlas, pero teníamos prisa porque queríamos hacer la ruta que lleva a Kvalvika, la playa de las ballenas. De camino preguntamos en una pequeña oficina de información turística, donde nos dijeron como llegar y que tuviésemos cuidado con el hielo.

ruta a Kvalvika en las islas Lofoten

Tenían razón. No teníamos crampones y nos fue imposible recorrer los escasos 2 Km que nos separaban de la playa. Subimos un buen trecho, pero continuar fue imposible, así que dimos la vuelta sin finalizar la ruta 😓. Ya tenemos otra excusa para volver.

vistas en la ruta a Kvalvika

Por suerte, las islas Lofoten tienen muchos otros lugares maravillosos, y sólo el camino hasta llegar al parking dónde se inicia la ruta a Kvalvika Beach merece mucho la pena. Además, las vistas desde los puentes que cruzas al ir son estupendas porque son bastante altos. Así pueden circular embarcaciones por abajo y se evita la acumulación de nieve.

puentes entre islotes de las islas Lofoten

Nuestro camino dirección sur por la E10 recorría los islotes de Hamnøya, OlenilsøyaSakrisøya. Allí, vimos pequeñas y encantadoras poblaciones de pescadores, con rorbuer a la orilla del agua y al abrigo de las montañas nevadas. Toda una hermosa estampa de Noruega Ártica.

Hamnøy, un pueblo pesquero de las islas Lofoten

Hamnøy, uno de los pueblos más bonitos de camino a Reine

Llegamos a Reine, la “perla de las islas Lofoten”

Por fin llegamos al pueblo más fotografiado de Noruega debido a su maravilloso entorno. Paramos en un mirador y no podemos resistirnos a hacer un “book fotográfico” de Reine 😂.

beso en Reine, islas Lofoten

Accedemos al pueblo para hacer el check-in en nuestro alojamiento y descubrimos que tenemos vistas Reinebringen, la montaña más famosa de las islas Lofoten. Paseamos por el pueblo viendo sus casas, su puerto, sus rorbuer… Mires dónde mires es maravilloso.

Reine en islas Lofoten

Luego proseguimos nuestro camino hacia Ä, paradójicamente el “último” pueblo de las islas Lofoten que visitaremos. Nos gusta mucho el Norwegian Fishing Village Museum, creado con edificios centenarios rehabilitados y dónde podemos conocer más de la pesca y de la vida tradicional en las islas.

A en las islas Lofoten

Antes del anochecer regresamos a Reine, y vemos los últimos rayos del sol iluminar este bello pueblo… ¡¡y a decenas de fotógrafos intentando inmortalizar este momento!!

Reina el pueblo más fotografiado de Noruega

Disfrutamos de nuestro último atardecer en las islas Lofoten y nos preparamos para salir en busca de Aurora, aunque las nubes hacían presagiar que sería algo esquiva.

Reine al atardecer

Una hora después, bastante desanimados, volvimos a Reine. A José se le ocurrió parar de nuevo en el puente donde vimos atardecer para hacer fotos nocturnas. Los fotógrafos se habían ido y sólo quedaban tres chinos con nosotros. Entonces, el cielo se despejó un poco y fue la aurora boreal quien vino a vernos, para despedirse y desearnos una buena noche de San Patricio 💚.

aurora boreal en Reine, islas Lofoten

Todos reímos y saltamos ¿quien nos iba a decir que veríamos una aurora boreal en Reine? Sin duda, una de las estampas más bellas que hemos visto en las islas Lofoten 😍.

Dia 8 – Rumbo al continente. De las islas Lofoten a Bodø

Madrugamos más de lo normal porque a las 7:00 sale el ferry a Bodø, la capital de la provincia de Nordland. Decimos adiós a las islas Lofoten para iniciar la última parte de nuestro viaje.

ferry de Moskenes a Bodo

Hoy no nos detendremos mucho en esta ciudad industrial, porque queremos visitar la península de Kjerringøy. A esta zona sólo se puede llegar en ferry, y allí se encuentra el pueblo comercial mejor conservado de Noruega. Establecido hace más de dos siglos, fue el puesto de comercio más importante de toda Nordland, comprando bacalao de las islas Lofoten que vendía en puertos tan lejanos como el de Bergen.

pueblo comercial de Kjerringøy

A pesar del viento y la nieve, nos sumergimos en el pasado de este lugar paseando por sus calles que han servido de inspiración para libros y películas. La mansión decimonónica, las rorbuer tradicionales, la panadería, la herrería… ¡¡todo un viaje en el tiempo!!

Kjerringøy

Nuestro trayecto nos lleva ahora al sur de Bodø para conocer uno de sus principales atractivos, el remolino de Saltstraumen. Este fenómeno se produce por las mareas oceánicas, y según las leyendas es capaz de tragarse embarcaciones enteras. El Saltstraumen es el remolino más fuerte del mundo, con velocidades de hasta 40 Km/h y con vórtices de hasta ¡¡10 metros de diámetro y 5 metros de profundidad!!. Obviamente, si navegas por el Saltstraumen es bajo tu propia responsabilidad.

En Bodø también es posible ver la aurora boreal, pero la lluvia, la nieve y las nubes nos impiden disfrutar nuevamente de este espectáculo nocturno.

Dia 9 – Bodø

Aprovechamos la mañana para conocer la capital de Nordland, reconstruida después de la segunda guerra mundial en un estilo funcionalista.  Nos encantan sus sorprendentes murales.

murales de Bodø

También visitamos el puerto y la antigua aduana, uno de los pocos edificios que sobrevivió a los bombardeos. Durante nuestro paseo por Bodø se me cayó el móvil del bolsillo de la cazadora.

ventisca en Bodø

A ver si os creéis que durante todo el viaje hizo buen tiempo

Llamamos y respondió alguien que no hablaba inglés. Después de muchas llamadas sin respuesta ya lo dábamos por perdido. Sin embargo, José hizo una última llamada y ¡¡por fin!! alguien que nos entendía y quedó con nosotros para devolvérnoslo. Llegó un hombre con su padre, un hombre mayor que no sabía inglés, pero que cuando encontró el móvil, corrió a buscar a su hijo. Así, si llamábamos, podríamos hablar con el y recuperar el móvil 😊.

Bodø

…y encima mejoró el tiempo

Tras dar mil veces las gracias y casi un abrazo de oso, tomamos rumbo al aeropuerto de Bodø. Con bastante puntualidad salió nuestro vuelo hacia Oslo y de allí nuevamente norwegian nos devolverá a Madrid y al final de nuestro viaje.

#mapaymochilaNoruega llega a su fin

Noruega Ártica son pueblos, rorbuer rojas, paisajes árticos, atardecer anaranjados, ballenas, cultura Sami, renos y aurora boreales. Pero sobre todo, es su gente, acogedora y maravillosa. Por eso, visitar Noruega es siempre especial. ¡¡Hasta pronto!!

hasta pronto mapaymochila Noruega Ártica

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print