La Siberia Extremeña, la Reserva de la Biosfera desconocida

Siberia es una vasta región rusa prácticamente deshabitada pero, ¿qué es la Siberia Extremeña? ¿guardan alguna relación?. Acompáñanos a averiguarlo y descubre con nosotros la comarca de Los Lagos y Los Montes. En esta Reserva de la Biosfera podrás disfrutar de naturaleza, de la mayor costa interior de España con sus playas con bandera azul y de un importante Patrimonio. Entonces, ¿por qué se llama La Siberia? 🤔.

La Siberia Extremeña

¿Dónde está la Siberia Extremeña?

La comarca de la Siberia Extremeña está al noreste de la provincia de Badajoz. Limita al norte con Cáceres, al noreste con Toledo y al este con Ciudad Real. Las dos carreteras más grandes que cruzan La Siberia son la N-430 y la N-502. La primera atraviesa España de Badajoz a Valencia, y la segunda comunica Castilla y León con Andalucía.

¿De dónde sale el nombre de Siberia Extremeña?

El nombre es muy evocador, pero no podría ser más falso. La Siberia rusa ocupa tres cuartas partes del territorio de ese país y su densidad de población es sólo de 2,75 habitantes por kilómetro cuadrado. Por su parte, la Siberia Extremeña no ocupa ni el 7% del territorio de Extremadura y triplica la densidad de población de la Siberia rusa.

La desconocida comarca de la Siberia Extremeña

¿Tú ves esto y te piensas que estás en Siberia? 🤔

Tampoco se parecen ni en el clima, ni en el entorno. Entonces, ¿quién le puso ese nombre?. Algunas fuentes nos hablan de que su nombre proviene de «Cis» (de este lado) y de «Iber» (el actual río Guadiana). Sin embargo, si aceptamos la hipótesis más creíble nos debemos remontar a principios del s. XX con la construcción del Transiberiano, la línea férrea más extensa de la Tierra. Lógicamente este épico proyecto era noticia en todo el mundo, como también lo era la deportación de intelectuales de izquierdas y comunistas a Siberia por parte del gobierno zarista 😡.

La gran distancia de esta comarca con Badajoz, su aislamiento y su abandono hizo que se la comparase con la Siberia rusa. Así, a principios de siglo se hablaba de «…pueblos distanciados y como aislados en aquella especie de desierto, sin caminos ni casi veredas que los comuniquen, lo que hace por demás penoso y peligroso recorrerla. Los viajantes de comercio, que la temen y rehúsan, si pueden, la llaman La Siberia…».

montes de la Siberia Extremeña

A nosotros no nos parece ni penoso ni peligroso la verdad. Lo que tememos es quedarnos viendo estos paisajes para siempre

Aunque las comunicaciones todavía dejan bastante que desear y la población sigue siendo escasa, el «patito feo» se ha transformado en un bello cisne, y el término Siberia Extremeña ya no tiene su antiguo significado negativo.

La Siberia como Reserva de la Biosfera

En Extremadura, sólo tres ecosistemas han recibido este reconocimiento por parte de la Unesco. El Tajo-Tejo Internacional compartido con Portugal y que conocimos durante nuestro viaje a Alcántara, Monfragüe y La Siberia.

burro en a Siberia Extremeña

Normalmente cuando se habla de la fauna de La Siberia se pone un ave o alguna especie cinegética. Nosotros ponemos al burro, que está en peligro de extinción en España y nadie se acuerda de él 😭.

Atravesada por los ríos Guadiana y Zújar, en su territorio se encuentran cinco grandes embalses de agua dulce. Por eso, la Siberia Extremeña es la zona de España con más kilómetros de costa interior. Además, combina serranías, montes y pantanos con un maravilloso Patrimonio histórico-artístico 😍.

Antes de conocerse como La Siberia, la comarca recibía el apelativo de «Los Montes». Por eso, se intentó generalizar el nombre de Los Lagos y Los Montes y relegar al olvido el de la Siberia Extremeña. Pero tan arraigado está el nombre de La Siberia que fue imposible, y así se sigue conociendo a esta bella comarca.

La Siberia Extremeña, antiguamente llamada Los Montes

Ruta en coche por la Siberia Extremeña

Nosotros realizamos esta ruta en distintos años, pero perfectamente se puede hacer completamente en un puente algo intenso. Recomendamos hacer esta ruta en coche por La Siberia en primavera o en las primeras semanas del verano. Los días son más largos y aunque el calor todavía no es excesivo podrás disfrutar de las playas fluviales.

En la comarca hay alojamientos para todos los bolsillos. Puedes encontrar casas rurales, apartamentos, hoteles e incluso campings. En el siguiente enlace puedes buscar un alojamiento en La Siberia.

Primer día de ruta por la Siberia Extremeña, llegamos a La Siberia

Orellana la Vieja

Fue la primera localidad «siberiana» que conocimos. Puedes encontrar alojamiento, supermercados, negocios de restauración y una estación de servicio. Por eso recomendamos iniciar en ella la ruta. En esta villa destaca el Castillo-Palacio de los Altamirano, construido en el s. XV como «palacio-fortaleza». También es interesante visitar la Iglesia de la Inmaculada Concepción, del s. XVI, con su peculiar ventana de estilo plateresco y el Convento de San Benito, reconvertido en Biblioteca Municipal.

Orellana la Vieja

La Playa de Orellana

Además de su patrimonio, ¡aquí si hay playa! 😂. Por tener, Orellana tiene incluso un club náutico en las orillas del pantano. Por eso el primer día no sólo podrás disfrutar del patrimonio de Orellana, también podrás disfrutar de algún tiempo libre en la Playa de Orellana, la primera de agua dulce con bandera azul 😲.

Orellana de la Sierra

Como debes coger el coche para ir a la Playa de Orellana, aprovecha para ver Orellana de la Sierra. Esta localidad se encuentra al sur de las sierras de Orellana, de Enmedio y de Pela. Por ser más pequeña que Orellana la Vieja también se la llama Orellanita. Sin duda te encantará su bello entorno natural. A nivel patrimonial destaca el Palacio de los Bejarano, del s. XVI. Construido en granito, todavía conserva el blasón familiar.

Orellana de la Sierra

También destaca la iglesia del Espíritu Santo, del s. XV en mampostería encalada.

Segundo día de ruta por la Siberia Extremeña, del Embalse de Orellana al Embalse de García Sola

Después de llegar a La Siberia a lo largo del día anterior es hora de adentrarte en esta comarca. En este primer día harás algo más de 100 Km. con un tiempo de conducción de unas dos horas. El objetivo es poder dedicar el mayor tiempo posible a las poblaciones que se atraviesan y al bello entorno del embalse de Orellana. En todas las localidades mencionadas encontrarás al menos un bar dónde poder comer aunque sea un bocadillo.

Lacimurga

En el camino hacia Navalvillar de Pela está el desvío para ver las ruinas romanas de Lacimurga Constantia Iulia. Estratégicamente ubicada en el cerro de Cogolludo, aprovechando los restos de un asentamiento prerromano, domina uno de los vados del río Guadiana. En el cerro todavía se adivinan los restos de viviendas, almacenes e incluso unas termas.

Navalvillar de Pela

Situada al abrigo de la Sierra de Pela, técnicamente no forma parte de La Siberia. Aun así, la incluimos porque está considerada la principal puerta de entrada a la comarca.

De su patrimonio destaca la Iglesia Parroquial de Santa Catalina, del s. XVIII, hoy día Ermita dedicada a San Antón. Muy cerca de la anterior se puede ver la Ermita de la Caridad, del s. XVII. En el mes de enero en esta localidad se celebra la Encamisá, una festividad conmemorativa de la salvación de los peleños frente a una invasión árabe. Según cuenta la tradición, los lugareños encendieron hogueras y algunos cabalgaron por todo el pueblo haciendo gran ruido. Esto confundió a los invasores, que creyeron estar siendo atacados por un numeroso ejército de caballeros y decidieron huir 😲.

La encamisá de Navalvillar de Pela

Mural de la Encamisá en Navalvillar de Pela

Casas de Don Pedro

Otra de las puertas de entrada a La Siberia y a su vez parte de ella es Casas de Don Pedro. De su patrimonio destaca su maravillosa Iglesia de San Pedro Apóstol del s. XIV. Merece la pena detenerse a admirar su delicada ornamentación gótica con flores, animales y quimeras.

Según la tradición, en ella fue enterrado Pedro I de Castilla después de su muerte en la Batalla de Montiel, aunque hoy día sus restos se encuentran en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla. Si has leído nuestro artículo sobre los castillos de Guadalajara te sonará ese rey, conocido como Pedro el Cruel.

Desde aquí, la ruta pasa por la Presa del Embalse de García de Sola, rodeada de un maravilloso paisaje serrano dónde anidan cigüeñas negras y buitres.

desde Casas de Don Pedro a Puerto Peña atravesando la Siberia Extremeña

Puerto Peña

Mencionamos este pequeño poblado porque en sus inmediaciones tiene un camping y también playa. Además, en este núcleo de población hay una Ermita dedicada a la Virgen de Guadalupe, un restaurante y un merendero.

Valdecaballeros

En su entorno está el castro prerromano del Cerro de la Barca, muy poco estudiado y el Balneario de Valdefernando, cuyas aguas medicinales se usan desde el s. XIX.

Según la tradición, la población fue fundada en el s. XI por unos caballeros como avanzadilla frente a la línea defensiva musulmana en el Guadiana. Sin embargo, la villa actual es fruto de una repoblación posterior. En el núcleo urbano destaca la torre del reloj, del s. XIX y la Iglesia de San Miguel, construida en el s. XV en estilo mudéjar. En su interior destacan dos hitos del s. II a. C. que en época de Augusto marcaban el límite de las tres provincias de la Hispania romana, Tarraconensis, Bética y Lusitania.

Valdecaballeros

La central nuclear de Valdecaballeros

Hoy día el ganado pasta en los terrenos de este colosal proyecto que costó millones de euros y nunca entró en funcionamiento. Su herencia es la presa en el río Guadalupejo. En lugar de generar electricidad para la central se usa para abastecer a Valdecaballeros y Castilblanco. Se pueden escribir ríos de tinta sobre si este proyecto hubiese significado o no un gran desarrollo de La Siberia. Sólo hay algo claro, de haberse culminado, La Siberia no sería La Siberia.

Castilblanco

Los restos de su castillo fueron transformados en la Iglesia de San Cristóbal, construida en estilo mudéjar en el s. XV. En los barrios del sudeste de esta población, conocidos como Picocerro y Perchel hay casas blancas con pequeñas ventanas de influencia árabe. Es interesante visitar Castilblanco entre semana porque en el interior del Ayuntamiento se encuentra ¡la flecha de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92! 😲. Si la has visto en otro sitio, era una réplica. Su creador era originario de Castilblanco, y en lugar de exponerse en la ciudad de Barcelona, la dono a la localidad.

Castilblanco

Si te fijas bien, podrás apreciar los restos de la antigua torre del homenaje del Castillo de Castilblanco en el campanario de la iglesia

Peloche

Esta pequeña pedanía de Herrera del Duque esconde un entorno natural privilegiado. Situado en una zona montañosa a orilla del embalse de García Sola además en sus sierras puedes encontrar pinturas rupestres de la Edad de Bronce. ¿Se puede pedir más?. Pues encontrarlas, porque nosotros no lo hicimos 😂. Aun así, es un lugar ideal para terminar el día viendo el atardecer.

Tercer día de ruta por la Siberia Extremeña, del Embalse García Sola al Embalse de la Serena

Esta jornada es de algo más de 80 Km. con un tiempo de conducción de poco menos de hora y media. Así, el día no está muy cargado y podrás regresar de tu ruta por La Siberia a una hora prudente. Al día siguiente cuando te pregunten «¿Dónde has pasado el puente?» podrás decir «en La Siberia» y ver la cara que pone la gente 😂.

Herrera del Duque

Durante muchos años, esta villa fue señorío de los Duques de Osuna. La población se articula en torno a la Plaza de España, rodeada de galerías porticadas. También destaca la fuente de jaspe pulimentado en su centro, del s. XVIII.

Plaza de España de Herrera del Duque

Entre su patrimonio destacan el convento franciscano de la Purísima Concepción (o de San Jerónimo), fundado en el s. XVI, y la Iglesia de San Juan Bautista, que mezcla el gótico con el mudéjar. Recorriendo las calles de Herrera verás sus grandes casas solariegas, testigos de su ilustre pasado. Una de las más interesantes es la antigua Casa de la Encomienda de Alcántara, conocida popularmente como «Casa del Conco».

El punto culminante de la visita a esta localidad es su espléndido castillo-fortaleza, encomendado a la Orden de Alcántara desde el s. XV. Ubicado en la cumbre de la sierra de Chamorro, domina tanto la Villa como los alrededores.

vistas de Herrera del Duque desde su castillo

Al salir de Herrera, para brevemente para ver el Pilarito de María Andrés, construido en el s. XVI para proveer de agua a los vecinos de la Villa.

Fuenlabrada de los Montes

Entre paisajes de dehesa y monte bajo discurre el camino hacia «la capital de la miel de La Siberia». En Fuenlabrada de los Montes, más del sesenta por ciento de la población elabora este preciado manjar. En su centro puedes ver la formidable Iglesia Parroquial de la Asunción, del s. XVI. Sus enormes contrafuertes otorgan al edificio un aspecto imponente y de gran fuerza.

Fuenlabrada de los Montes

En su Plaza de España se encuentra la fuente de bronce de «La Niña» o «La Morita», que representa a una joven y un cisne. En esta localidad también destaca la ermita de Santa Ana, del s. XVI, y el Rollo, un monumento medieval del s. XIII testigo de su carácter de villa.

Garbayuela

Por este cruce de caminos antaño importante, discurría la Cañada Real Segoviana que unía Castilla de norte a sur. A nivel etnográfico destaca una antigua tradición de origen celta, la danza de San Blas o del «Paloteo». A nivel patrimonial destaca la iglesia de San Pedro Apóstol, del s. XVI.

la Siberia Extremeña - Garbayuela

Siruela

En las faldas de la sierra y próxima al río que le da su nombre se encuentra Siruela. En esta localidad nació en el s. XIX el ilustre D. José Moreno Nieto, un experto arabista y catedrático en la Universidad de Granada.

De Siruela destaca sin duda la bella Plaza de España. Allí están la iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, la Torre del Reloj, el Ayuntamiento, el Palacio de los Duques, con fachada barroca del s. XVII y la iglesia del Convento de las Monjas Clarisas, del s. XVI. ¡Y todo esto en la misma plaza 😲!

La Siberia Extremeña - Siruela

Algo alejado de este conjunto puedes ver la Ermita del Calvario, del s. XVII, y el Centro Cultural El Perulero, llamado así por encontrarse en la capilla del Hospital fundado por D. Francisco de Bargas en el s. XVI. Su peculiar nombre se debe a haber estado en Perú. Por esa regla de tres, ¡como nosotros hicimos un viaje de 21 días a Perú también somos Peruleros 😜!.

Siruela también tiene los restos de un castillo templario, del s. XIII, conocido con el nombre de los «paredones» de «La Cava». Dice la leyenda que en la Edad Media el Conde de Siruela hizo construir un cordero con la piel de oro relleno de su inmensa fortuna y lo enterró en el castillo. Hasta el día de hoy muchos han excavado la zona buscando este tesoro, pero nadie lo ha encontrado.

Castillo de Siruela

Lo han buscado tanto que han dejado el castillo en nada 😂

Sancti Spiritus

Esta localidad está a las orillas del Embalse de La Serena, sobre un llano próximo a la Sierra del Cuchillo. Según la tradición, un religioso construyó un oratorio en un lugar dónde había un olivo dónde siempre se posaba una paloma blanca. Precisamente hoy día allí se alza la iglesia del Espíritu Santo, de origen mudéjar. Justo al lado está el Rollo sobre una base de ladrillo y terminado en cruz. En el núcleo urbano destaca la presencia de varias fuentes y pozos. También encontrarás un par de casas señoriales.

Galizuela

Esta pequeña pedanía flanqueada por el embalse de La Serena perteneció durante siglos a la Encomienda de la Orden de Alcántara. De su patrimonio destacan la hoy ruinosa casa fortificada del Marqués de Someruelo y la Ermita de la Encarnación. Con todo, lo más importante es su patrimonio natural. Desde esta pedanía se puede hacer una ruta de algo más de 3 Km. en la que puedes ver las ruinas de la fortaleza de Lares, de origen templario y disfrutar de una bella panorámica del embalse de La Serena.

patrimonio natural de Galizuela

Puebla de Alcocer

Esta localidad tiene muchos puntos de interés, como los restos de su primitiva muralla o la Casa Palacio de los Duques de Osuna, situada en la Plaza de España. Muchas otras casonas atestiguan la importancia de esta localidad, como la histórica Casa de la Inquisición del s. XVI. Dentro de su patrimonio religioso destacan la iglesia parroquial de Santiago Apóstol, de estilo románico-mudéjar, el Convento de San Francisco, construido en el s. XVI en estilo herreriano y las ruinas del Convento de la Visitación con su portada plateresca. Por supuesto, el elemento más destacado de Puebla de Alcocer es su castillo, una imponente fortaleza levantada en el s. XII, aunque su estructura actual es del s. XV.

La Siberia Extremeña - Puebla de Alcocer

Esta localidad también es muy conocida por ser el lugar de nacimiento de Agustín Luengo Capilla, el Gigante Extremeño. Nacido a mediados del s. XIX, sus 2,33 m. de estatura le han convertido en el segundo español más alto de todos los tiempos. Actualmente su esqueleto se conserva en el Museo Antropológico de Madrid y en Puebla de Alcocer no sólo se encuentra su casa natal, también han creado un Museo dedicado a su enorme figura.

Talarrubias

Esta villa es una de las poblaciones más importantes de La Siberia, con un patrimonio histórico-artístico de gran interés. Destaca en la Plaza de España la iglesia de Santa Catalina de Alejandría, del s. XV, construida en estilo gótico con elementos mudéjares y renacentistas.

Talarrubias

En la misma plaza está la Fuente de los Cuatro Pantanos, dedicada a los cuatro grandes embalses de la zona, y la capilla del Carmen, construida en el s. XVIII como capilla de un hospital hoy desparecido.

Además, en Talarrubias también puedes ver el edificio barroco conocido como la Casa del Patio con su decoración de azulejos. Algo más alejado del centro hay una fuente medieval, la llamada Fuente de Trifón, y la ermita de San Roque, del s. XVI. En su término municipal también se encuentra la interesante ermita de la Virgen Coronada.

ermita de la Virgen Coronada en Talarrubias

Y con esto termina nuestra propuesta para realizar una ruta por La Siberia. En ella verás restos romanos, te bañarás en playas fluviales con bandera azul y disfrutarás de cultura, patrimonio y tranquilidad. Pero mucho se queda en el tintero… Helechosa de los Montes, Bohonal, Villarta de los Montes, Tamurejo, Baterno, El Risco, Garlitos, Esparragosa de los Lares… Con tantos sitios pendientes de descubrir, sin duda volveremos a recorrer la Siberia Extremeña, la región de «Los Lagos y Los Montes». ¿A qué esperas para hacer lo mismo?.

¡Qué bonitos son los montes!
¡Qué elegantes son las sierras!
naturaleza extremeña que adorna nuestra Siberia.

Estampas de mi tierra – Poesía popular

¡¡Hasta pronto!!

mapaymochila de ruta por la Siberia Extremeña

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas un alojamiento siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

10 comentarios

  • Juan Pedro González González

    De joven en Siruela cuando íbamos a Fuenlabrada decíamos vamos a «la Calabria» y cuando nos preguntaban en Madrid y Barcelona de donde venimos decíamos de la Siberia Extremeña por estar dejados de la mano de los gobiernos, también se incluye Agudo de Ciudad Real

    • Me ha gustado lo de «la Calabria», sin duda una descripción muy acertada. Es una pena que una comarca que tiene tanto que ofrecer como la Siberia Extremeña haya estado abandonada, pero también es cierto que precisamente por ello también se han evitado muchas actuaciones que la hubiesen cambiado de forma irremediable y probablemente no a mejor. Nosotros volvimos enamorados de La Siberia, y sin duda repetiremos y esperamos a animar a más gente a hacer lo mismo. ¡¡Gracias por comentar!!

  • Juan Antº Bermejo Ortiz

    Yo soy de la Siberia y veo el articulo o redacción un poco enrevesado y no ajustado a la Realidad, Orellana y Navalvillar de Pela no pertenecen a la Siberia, ni son Siberia, y sinembargo Helechosa, Bohonal o Villarta no se encluyen. en cuanto al nombre habria mucho que debatir y el Nombre de Montes y Lagos, es una licencia o nombre caprichoso., en fin no me han gustado ciertas cosas…pero bueno siempre esta bien que hablen de una zona…..

    • Hola Juan Antonio. En efecto, si nos ponemos estrictos, los únicos 11 municipios pertenecientes a la mancomunidad de La Siberia son Baterno, Casas de Don Pedro, Esparragosa de Lares, Garbayuela, Garlitos, Puebla de Alcocer, Risco, Sancti-Spíritus, Siruela, Talarrubias y Tamurejo. Luego hay una serie de municipios como son por ejemplo Helechosa de los Montes o Villarta de los Montes que sin pertenecer a la mancomunidad se consideran parte de La Siberia. Al final el objetivo de nuestro artículo es dar a conocer esta comarca tan bella a nuestros lectores, perdiendo algo de detalle e información para que el artículo no fuese excesivamente extenso. El criterio que hemos seguido es el de Turismo de Extremadura, que incluye Orellana y Navalvillar en la promoción de La Siberia puesto que son dos de las puertas de entrada más utilizadas a la comarca. Los pueblos que no tienen entrada propia es simplemente porque todavía no los hemos visitado y siempre hablamos de primera mano, no escribimos sobre lo que no hemos visto. Nuestra intención es hacerlo y completar el artículo pronto. Por último, efectivamente los Montes y Lagos es caprichoso, pero no es capricho nuestro, hubo una campaña muy potente para intentar que la comarca fuese conocida de esa manera. Por eso lo mencionamos, aunque nosotros también preferimos La Siberia ¡¡Muchas gracias por comentar!!

  • Eva

    Soy del llamado corazón de la Siberia Extremeña, Helechosa de los Montes se llama, Rodeado de la reserva y el pantano del Cíjara.
    Somos reserva de la Biosfera y no he visto nada sobre mi pueblo en este artículo. Por supuesto no voy a compartirlo y es una pena porque tengo varias páginas…

    • Como ya hemos indicado en otro comentario y ponemos también al final del artículo, sólo hablamos de los sitios que hemos visitado personalmente. Bastante nos duele no haber podido ver todavía Helechosa de los Montes . Tengo entendido que su entorno es realmente espectacular y de verdad esperamos poder comprobarlo pronto para actualizar este artículo. Teníamos dos opciones, escribir ya con lo que conocíamos o esperar. Dada la situación actual, decidimos escribir sobre lo que ya habíamos visto. Por cierto, os podíais poner de acuerdo los siberianos porque lo del «corazón de La Siberia» lo he oído también de Peloche, de Puerto Peña y de muchas otras localidades, yo ahí no entro. Esperamos poder visitar Helechosa de los Montes pronto, y te prometemos que en cuanto lo hagamos será incluida en el artículo…¡¡faltaría más!!

  • Raquel

    Pues a mí me gusta más el nombre de «Los Lagos y Los Montes» que el de Siberia. No sé, es más evocador… Me alegro mucho que mencionéis al burrito como fauna de Siberia, pues es un animal que me encanta y nadie se acuerda de él! Del castillo de Siruela ya poco queda, la verdad jeje. Será que de tanto buscar tesoros han acabado con el verdadero tesoro… Me da mucha curiosidad el pueblo de Sancti Spiritus, con ese nombre. Y el castillo-iglesia de Castilblanco me pareció precioso… La verdad es que no había oído hablar nunca de esta zona, pero vuestro artículo me ha dado muchas ganas de visitarla. ¡Enhorabuena por el post!

    • Los Lagos y los Montes es más descriptivo, pero La Siberia impresiona . También somos muy fan del burro, asno, pollino, jumento, borrico rucio… ¡¡nos da mucha alegría ver uno cuando viajamos!!. Sin duda la Siberia Extremeña es una zona de gran belleza salpicada de pequeñas poblaciones con un gran interés. Nosotros en total ya hemos ido tres veces, y todavía nos queda por ver. ¡¡Gracias por comentar!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.