Casa de Hippolytus, el colegio romano de Alcalá

En el s. I d.C. en Alcalá de Henares se alzaba la ciudad romana de Complutum, y los jóvenes nobles eran educados en la Casa de Hippolytus. Situada en la periferia de esta gran urbe, la finca contaba con termas y jardines para el esparcimiento de sus alumnos. El tiempo enterró Complutum y la «escuela» fue tan olvidada como sus estudiantes. Sin embargo, hace tres décadas la casualidad hizo que al construirse la segunda Ciudad Deportiva de Alcalá la Casa de Hippolytus despertase de sus siglos de letargo. Acompáñanos a descubrir cómo estudiaban los antiguos romanos.

Casa de Hippolytus

Todo el mundo conoce las ciudades más importantes fundadas por los romanos en la Península Ibérica, cómo Saguntum (Sagunto), Corduba (Córdoba), Emerita Augusta (Mérida) o Secovia (Segovia). Menos conocida es Asturica Augusta, la actual Astorga o Complutum. En la Comunidad de Madrid hubo varias villae, o casas de campo, pero a día de hoy sólo la ciudad de Alcalá de Henares puede presumir de haber sido fundada por los romanos.

Casa de los Grifos en Complutum

Casa de los Grifos en Complutum

En el espacio fuera del casco urbano de Complutum se encontró una supuesta villae con un mosaico con el nombre de Hippolytus. Inicialmente el hallazgo fue bautizado como Casa de Hyppolytus, pensado que era una de tantas villae. Craso error, porque las casa no era tal, sino una schola o escuela para jóvenes patricios fundada por la familia de los Anios. Además, tampoco perteneció a ningún Hyppolytus 😲.

Pero, ¿quién era Hippolytus?

Hippolytus fue el diseñador del mosaico central que podemos ver hoy día en la Casa de Hippolytus. La firma del mosaico reza «ANNIORUM HIPPOLYTUS TESSELAVIT», que se puede traducir cómo «De los Anios (la casa, el edificio, ¿o quizás el propio Hipólito?) Hipólito lo ha teselado (el mosaico)». A muy pocos artesanos de la época se les permitía firmar su obra de una forma tan ostentosa. Quizás fuese alguien especialmente querido por la familia, o un esclavo liberado o liberto. En todo caso, debía ser un artista particularmente famoso o singular. Tampoco se sabe si vivía en Complutum o por el contrario estaba de paso. ¡¡Cuantas dudas!! 🤔.

ANNIORUM HIPPOLYTUS TESSELAVIT

Reconstrucción de la firma del mosaico de Hippolytus actualmente ubicada en el foro del Complutum

Pero la obra nos habla mucho de su autor. El mosaico tiene un estilo similar a otros hallados en el norte de África, sobre todo en Túnez. Además, el artista utilizó materiales como el verde tunecino en los peces, por lo que no es descabellado pensar que Hyppolytus era originario de la provincia romana de África Proconsular, en el norte de este continente.

Pinceladas de historia de Complutum y de la Casa de Hippolytus

Hace unos 2.300 años aquí había un pozo de aguas mineralizadas. Aproximadamente en esa época, se edificó la primitiva ciudad de Complutum en lo alto del Cerro del Viso, al suroeste de la ubicación actual de Alcalá de Henares. En el s. I d.C. sus habitantes abandonaron este asentamiento en altura para instalarse en el llano. Aproximadamente en esa época se construyó la schola original, aunque los restos expuestos pertenecen a la remodelación realizada en el s. III d.C.

reconstrucción de la Casa de Hippolytus

Maqueta que representa el aspecto que tendría la casa de Hippolytus en el s. III.

Situada extramuros, allí iban los hijos de las familias nobles para recibir su educación. Conocemos algunos de sus nombres cómo Eutiques gracias a la costumbre romana de ponerlo en los platos y vasos que se usaban. Los collegium iuvenum, o Colegios de Jóvenes, siempre estaban patrocinados por un ciudadano importante de la ciudad, en este caso la familia de los Anios. También eran centros de ocio y de perfeccionamiento de aptitudes apropiadas para los hijos de los patricios. Normalmente los paedagogus o maestros solían ser esclavos. La palabra tiene origen griego, dado que este era el origen de la mayoría de profesores. A nuestros días ha llegado el nombre de uno de los esclavos, llamado Menas, aunque no sabemos si fue un paedagogus.

En la Hispania visigoda la escuela fue sustituida por una iglesia y su cementerio. Durante la Edad Media, sus piedras serían reutilizadas para otras construcciones. Entrado el s. XVIII, nadie imaginaba que bajo unos campos de cultivo se encontraba esta escuela romana. A finales del s. XIX se encontró un mausoleo funerario dedicado a la familia de los Anios. Entre los hallazgos estaba un ara o altar dedicado a Hércules por Gayo Anio y su esposa Magia Atia. Hoy día, esta se conserva en el Museo Arqueológico Nacional -MAN de Madrid. Aunque el tiempo ha borrado los restos del mausoleo, nos ha descubierto la Casa de Hyppolytus, y gracias al estudio de los hallazgos se pudo determinar su auténtica función.

mosaicos

La visita a la Casa de Hippolytus

Este yacimiento arqueológico tiene el honor de ser el primero en ser musealizado en la Comunidad de Madrid. La visita es por libre y discurre por una pasarela elevada que ofrece una estupenda vista de los vestigios. Por desgracia, el propio diseño impide una visión de conjunto del yacimiento 😭.

El sentido de la visita es el contrario al de las agujas del reloj. A lo largo del recorrido hay numerosos carteles explicativos. Algunos de ellos además están orientados a los más pequeños, de manera que puedan conocer más del día a día en la schola de la mano de un joven Gayo Anio y su maestro Menas. Si tienes cualquier duda, en recepción te darán cualquier información que necesites. Aunque parece bastante obvio, durante la visita no se puede ni fumar, ni comer, ni beber. Tampoco se pueden hacer fotos con flash ni arrojar objetos sobre los restos arqueológicos. Te dejamos este mapa para orientarte mejor en la visita.

mapa de la Casa de Hippolytus

Los suelos

Como suele ocurrir, el pavimento es uno de los elementos mejor conservado. La Casa de Hippolytus tiene suelos de opus signinum, un mortero de color rojizo y otros de arcilla y cal de color blanquecino. Todos ellos han sido restaurados para ofrecer un aspecto parecido al original. Pero sin duda, el elemento más destacado de la Casa de Hippolytus son los mosaicos. Fueron extraídos para su restauración y reintegrados en su posición original.

Tabernae

Estos locales comerciales son restos de la primera edificación realizada en este lugar. Cuando se reformó el edificio en el s. III d.C. se reaprovecharon estos elementos constructivos a modo de pórtico con una columnata exterior.

La sala abovedada

Es una sala de planta rectangular en su día cubierta por una bóveda realizada con la técnica de tubuli fictile. Es raro ver esta técnica en España. Esta forma de construir se utilizaba para estructuras que no presentasen una excesiva curvatura. Consistía en ensamblar una serie de tubos de cerámica de manera que formen una estructura articulada.

Sala abovedada con tubuli fictile

Desconocemos la función de esta sala con accesos desde la entrada principal al este y desde una terraza exterior al oeste. Por su construcción debía ser un espacio importante, quizás una biblioteca o un pequeño templo dedicado a las deidades protectoras del colegio.

Terraza y pórtico lateral

Un pequeño escalón separa el suelo solado con baldosas de cerámica de un nivel inferior. En su día, esta terraza estaba porticada y decorada con plantas, muchas de ellas medicinales. También se pueden ver los restos de algunas sepulturas de los siglos V y VI.

Terraza y pórtico lateral

Las termas

Las termas eran el centro de ocio más importante en el mundo romano. Las principales salas de las termas eran el tepidarium o sala templada, el caldarium, o sala caliente y el frigidarium, o sala fría. Hemos nombrado las salas en el mismo orden en el cual debía realizarse el circuito termal.

Piscina trilobulada o Frigidarium

Estaba cubierta por una cúpula y completamente cerrada, siendo su acceso a través del patio pavimentado con mosaico. Los restos encontrados hacen suponer que las paredes y la cúpula estaban decoradas con un mosaico con motivos vegetales. Aunque el tiempo ha apagado su tonalidad, llama la atención el opus signinum de color negro. Su objetivo era aumentar la sensación de profundidad del estanque. En cuanto a los muros, estos presentan abundantes restos de ladrillo machacado de color verde, a fin de simular la apariencia de estar en un estanque natural.

Piscina trilobulada

Salas calefactadas

En esta zona sólo se conserva el hipocausto, o sistema de calefacción bajo el suelo. El área con forma semicircular tendría encima una bañera, luego estaría el caldarium y por último, el área más alejada sería el tepidarium.

Entre el tepidarium y el caldarium hay un área muy cercana al praefurnium que se cree era un laconicum, una especie de sauna.

hipocausto de las salas calefactadas

Praefurnium

Esta gran «sala de calderas» era dónde ardían los fuegos que proporcionaban el calor a las salas calefactadas a través de dos conductos. Además, había un horno y una plataforma dónde se situaría una caldera de bronce para calentar agua de la bañera de las salas calefactadas.

Pozo y letrinas

Quizás te llame la atención la amplitud de las letrinas ¡¡de casi 25 metros cuadrados!!, pero en el mundo romano era habitual ir a ellas en grupo 😲. Además se ha conservado parte del mosaico que la decoraba. En el perímetro de la habitación se situaban los conductos de agua. En el lateral izquierdo había una fuente de agua limpia utilizada para el aseo. El agua que circulaba por el lado derecho era limpia o reutilizada y servía para limpiar los deshechos.

pozo y letrinas

Junto a la letrina hay un pozo de aguas mineralizadas que existía desde tiempos remotos y fue integrado durante la reforma de la casa en el s. III.

Anexa a la letrina hay una sala donde habría una piscina de agua fría cuyas aguas se reutilizarían para limpiar las letrinas.

Sala con estatua de Diana

Esta sala se abría al jardín y recibe su nombre por la estatua de la diosa Diana. Probablemente en la misma hubiese otras figuras representativas de los dioses cuyo ejemplo pretendían inculcar en los jóvenes alumnos del collegium iuvenum.

estatua de Diana

Sólo se conservan la parte baja de la escultura. En la Casa de Hippolytus se exhibe una copia. El original está en el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid

Jardín Oriental

Situado en la fachada oriental de la Casa de Hippolytus, este gran espacio estaba articulado en dos terrazas. Al norte se encontraba la superior, mientras que la más cercana a nosotros, sería la inferior.

En la terraza superior habría una fuente o estanque y podios sobre los que se situarían elementos decorativos. Por su parte, en la terraza inferior es la mejor conservada. Consiste en un paseo de tierra batida con dos filas de cuatro bancos corridos semicirculares cada una para sentarse. Se calcula que podía albergar hasta noventa personas y aquí se recibiría la formación o se realizarían las cenas comunales.

Jardín Oriental

Los restos no le hacen justicia al esplendor del Jardín Oriental

Analizando los restos de las semillas y pólenes se han determinado las especies plantadas en este jardín. Había árboles autóctonos cómo pinos y robles, y también plantas que pretendían dar un aire oriental al jardín. Así, se han encontrado restos de cedros, jazmines y palmeras.

También se han hallado restos de animales, cómo pelicanos, sin duda utilizados para reforzar el aspecto exótico del jardín. Sin duda, el jardín oriental es uno de los elementos que mejor nos permite hacernos una idea del nivel económico y refinamiento de la familia de los Anios.

recreación del Jardín Oriental

recreación ideal del Jardín Oriental

El patio central y el mosaico de Hippolytus

Como se suele decir, dejamos lo mejor para el final. En el centro del colegio estaba la sala más importante de todo el edificio. Fue concebido como un patio en torno al cual se articulan la mayoría de estancias de la Casa de Hippolytus. En ambos extremos se encontraban tanto la piscina trilobulada como una piscina de agua fría, por lo que se puede considerar parte del frigidarium.

Para su suelo se instaló un mosaico dividido en dos áreas diferenciadas. Por un lado tenemos varios motivos geométricos, posiblemente realizados por mosaicistas locales y por otro el mosaico de Hippolytus. En este ultimo, el artista representa a los animales del Mare Nostrum o Mar Mediterráneo. Su función era en parte didáctica, y por ello la representación de los animales es muy detallada. Por otra parte, el mosaico simboliza la relación idílica del hombre con la naturaleza.

mosaico de Hippolytus

Horario de la Casa de Hippolytus

De mayo a septiembre el horario es de 10 a 14 y de 17 a 20. De octubre a abril el horario de mañana es el mismo, pero el de tarde es de 16 a 19. Los lunes, excepto los festivos, la Casa de Hippolytus está cerrada.

Precios de la Casa de Hippolytus

La visita es totalmente gratuita. En algunas informaciones aparece un precio de 1 €, o 2 € con la entrada combinada al Complutum, pero a día de hoy no se cobra.

Ya sabes todo lo necesario para conocer la Casa de Hippolytus, el colegio de la ciudad romana de Complutum. ¿A que esperas para visitarla? ¡¡Hasta pronto!!

mapa y mochila en la casa de Hippolytus

Siglos después, niños nobles, aunque no de cuna, vuelven a pisar la Casa de Hippolytus

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.