Garachico, que ver en la villa resurgida de sus cenizas

En el norte de Tenerife, en un arco de tierra al pie de un valle volcánico, se alza la Villa y Puerto de Garachico, erigida sobre la lava. Garachico fue el puerto más importante de la isla y hogar de nobles y ricos comerciantes. Descubre con nosotros el pueblo más bonito de Tenerife, resurgido cómo un ave fénix de las cenizas de una erupción volcánica y las piscinas naturales de Garachico, de cristalina agua de mar.

Garachico, que ver en la villa resurgida de sus cenizas

Nuestro roadtrip por Tenerife nos permitió descubrir los maravillosos rincones que esconde la isla forjada por la lava. Del centro histórico colonial de la ciudad de La Laguna a la exuberancia natural del Parque Rural de Anaga cada rincón de Tenerife quedó para siempre grabado en nuestros corazones. Por supuesto, entre todos los lugares que vimos merece una mención especial Garachico, uno de los Pueblos más Bonitos de España. A pesar de su duro pasado, la Villa y Puerto despliega ante nosotros su rico patrimonio histórico-artístico.

casas de Garachico

Pinceladas de la historia de Garachico

Los guanches llamaban «garachico» al islote de origen volcánico situado frente a la ciudad actual. «Gara» en guanche es elevación. No se tiene claro si esta zona pertenecía al reino o Menceyato de Icod, o al Menceyato de Daute.

Garachico como tal fue fundada en el s. XV por el banquero genovés don Cristóbal de Ponte. Casi se diría que nació predestinada a tener una gran importancia comercial, como la alcanzada durante el s. XVI. Contaba con una rada, que en el lenguaje náutico designa una bahía natural de entrada estrecha. Este puerto se convirtió en el principal de la isla de Tenerife y uno de los más importantes en el comercio entre las Islas Canarias y América.

mapa antiguo de Garachico

Garachico a finales del s. XVI en la obra Descrittione et historia del regno de l’isole Canarie gia dette le Fortvnate por el constructor de fortalezas renacentista Leonardo Torriani

Hogar de ricos y nobles comerciantes, los siglos siguientes fueron de un desarrollo excepcional. Ni la furia del mar, ni plagas ni incendios lograron reducir su importancia económica.

«La Pompeya Canaria»

Todo cambió en 1706 con la erupción del volcán Trevejo, también llamado Montaña Negra o Arenas Negras, que destruyó su bahía. La erupción duró cuarenta días y hasta la fecha es el fenómeno volcánico con mayor impacto socioeconómico en la isla. Por sus terribles consecuencias el investigador tinerfeño D. Pedro Tarquis la llamó «la Pompeya canaria». El pujante comercio se vio sustituido por la agricultura y la pesca. Incapaz de mantener una gran población, muchos garachiquenses emigraron buscando fortuna, sobre todo en América.

Monumento al emigrante canario en Garachico

Monumento al emigrante canario en Garachico

A pesar de todo, la ciudad demostró nuevamente por qué su lema es «Glorioso en la adversidad», pues fue recuperando una cierta actividad económica. Tanto es así que ha principios del s. XX recibió el título de Villa y Puerto. Las inversiones estatales promovidas por el presidente del gobierno Adolfo Suárez le valieron ser nombrado Hijo Adoptivo de la Villa y Puerto de Garachico, y hasta tiene una avenida en su honor.

El Proyecto Life Garachico

Como Venecia, Garachico también está amenazada por las aguas. Por eso el Gobierno de Canarias ha creado el proyecto Life Garachico, cofinanciado por la Unión Europea. Esta iniciativa busca proteger Garachico ante la inminente subida del nivel del mar y desarrollar sistemas de alerta temprana y otras medidas de prevención para su implantación en otras zonas de Europa.

Que ver en Garachico en un día

Esta bella ciudad conserva hermosos edificios, muchos de ellos del s. XVI y XVII. Pasear por sus calles empedradas es una auténtica delicia que te sumerge en su colorido pasado colonial. Te dejamos este mapa con una ruta de aproximadamente 2 Km. para conocer los principales puntos de interés de Garachico. El recorrido se inicia en la Oficina de Información Turística, justo al lado de un aparcamiento donde dejar tu vehículo si has llegado a Garachico en tu propio medio de transporte. Si lo prefieres, puedes contratar una visita guiada gratuita a Garachico en lugar de ir por tu cuenta.

Antes de iniciar la ruta puedes observar el muelle actual. Construido después de la erupción del s. XVIII, conserva el pavimento adoquinado original y la mampostería de piedra basáltica. Al final del dique está la escultura Tensei Tenmoku, o puerta sin puerta, que enmarca el Roque de Garachico.

Escultura a las Pescaderas

Un homenaje a las mujeres pescaderas de Garachico obra del artista y antiguo alcalde del municipio Pascual González Regalado.

Parque de la Puerta de la Tierra

Este bello parque es uno de los rincones con más encanto de la Villa. En su día, los jardines del parque fueron parte de la hacienda vinícola de San Juan Degollado. Aunque casi nada queda de ella, en el parque todavía se conserva el antiguo lagar del s. XVII.

lagar de la hacienda de San Juan Degollado

Por desgracia le hace falta una buena restauración 😡

En el s. XVII los vinateros de Garachico derramaron el vino de las bodegas para protestar contra el monopolio inglés sobre los caldos canarios. Uno esperaría que este antiguo lagar, testigo del orgullo y valentía de los garachiquenses fuese tratado con mayor consideración 😭.

En el parque también se encuentra el Rincón de los Poetas, dedicado a Rafael Alberti, que visitó Garachico hace tres décadas. En otra zona del parque también hallaremos un altorrelieve en bronce dedicado al fundador de la ciudad, el banquero genovés don Cristóbal de Ponte.

El nombre de este frondoso espacio repleto de especies exóticas se debe a la llamada Puerta de la Tierra, el arco de entrada del antiguo puerto de Garachico.

Parque de la Puerta de Tierra

Iglesia de Santa Ana

Esta bella parroquia dedicada a la patrona de Garachico fue construida en el s. XVI. Reconstruida después de la erupción volcánica, presenta elementos platerescos y renacentistas. El interior tiene tres naves. En la capilla mayor destaca la talla del Crucificado, del s. XVIII, del sevillano Martín de Andújar. Se encuentra flanqueada por las imágenes de Santa Ana y San Joaquín, del escultor canario José Luján Pérez. De singular interés es el Santísimo Cristo de la Misericordia elaborado en el s. XVI en México. Sus artífices fueron los indígenas tarascos de Michoacán, y está hecho en pasta de maíz.

En la parte trasera de esta iglesia se puede ver el Museo de Arte Sacro, dónde se exponen obras principalmente del s. XVII. El museo sólo abre los fines de semana.

Plaza de la Libertad

Antiguamente estaba adosada a la iglesia de Santa Ana, que le daba nombre. Reformada en los s. XIX y XX, la plaza perdió parte de su antiguo encanto, aunque sigue siendo un rincón de gran belleza. En ella hay una estatua dedicada a Simón Bolívar, Libertador de Venezuela, regalo de la colonia garachiquense del país caribeño. Según se cree, Bolívar es descendiente directo de don Cristóbal de Ponte y su amante guanche 😲. En el pavimento de la plaza podemos ver los escudos de los países bolivarianos en bronce.

Plaza de la Libertad y Parroquia de Santa Ana

Palacio de los Condes de la Gomera

En un lateral de la Plaza de la Libertad se encuentra la llamada Casa de Piedra, construida en el s. XVII. En realidad, esta casa palaciega pertenecía a los Condes de la Gomera, y destaca por su fachada de cantería de estilo renacentista. Las puertas están decoradas con columnas de fustes acanalados. Aunque resultó muy dañada por la erupción volcánica, fue restaurada respetando su apariencia original.

Actualmente es un espacio municipal donde se realizan exposiciones artísticas temporales. Su horario es de lunes a sábado de 10 a 16.

Palacio de los Condes de la Gomera

Antiguo Convento de San Francisco

Se encuentra justo en la Glorieta de San Francisco, anexa a la Plaza de la Libertad. Construido en el s. XVI, fue uno de los edificios históricos supervivientes de la erupción volcánica. Del interior destacan sus dos amplios claustros y una amplia escalera de piedra. Actualmente sus amplias dependencias se utilizan cómo Ayuntamiento (lo reconocerás por su fachada de color rojo), Casa de la Cultura, Biblioteca y Archivo Municipal. También tiene un pequeño museo que abre los lunes de 9 a 14. Cuando nosotros estuvimos, se accedía a la Biblioteca por el callejón de la Policía Local.
En las recientes obras de rehabilitación se encontró una cueva bajo el presbiterio de la iglesia. Esta cripta probablemente fue tapiada después de la Desamortización del Monasterio en el s. XIX.

Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles

En tiempos fue una ermita propiedad de don Cristóbal de Ponte, quien la cedió al monasterio. En ella está enterrado el fundador de Garachico con su esposa. Tiene una sola nave con planta de cruz latina. La capilla lateral de La vera Cruz es tan amplia como la propia iglesia, y fue construida en el s. XVII. Tanto la capilla como la iglesia tienen su propia portada de cantería.

Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles

Antiguo Convento Agustino de San Julián

Fundado en el s. XVII, también fue colegio. A lo largo de los siglos sufrió dos grandes incendios y actualmente sólo queda el arco de medio punto de su fachada y el enmarcado decorativo de sus puertas y ventanas.

Convento Concepcionistas Franciscanas

Construido en el s. XVII y restaurado después de un grave incendio, todavía está habitado por una comunidad de religiosas que realizan dulces típicos por encargo.

Casa El Molino

En un rincón de la Calle Esteban de Ponte hay unos restos pertenecientes de unos molinos harineros desaparecidos en el s. XIX. Anteriormente en esta zona había muchos otros molinos, que fueron arrasados por la erupción volcánica.

Monumento al Motín del Vino

Paseando por la Avenida Adolfo Suárez encontramos esta escultura en mármol blanco de Carrara del escultor grancanario Luis Alemán Montull. Personalmente, creemos que en su momento hubiese sido un mejor homenaje a este levantamiento popular del s. XVII la restauración del antiguo lagar de la hacienda de San Juan Degollado que esta moderna escultura.

Monumento al Motín del Vino

Ermita de San Roque

Está situada junto al mar al principio de la población. Según parece se construyó en el s. XVII después de una Peste Bubónica que asoló Garachico. El templo es sencillo, con una sola nave, dos espadañas y una entrada con arco de medio punto.

Castillo de San Miguel

Situado en su paseo marítimo fue construido en el s. XVI para defender el importante puerto de Garachico. Tiene planta cuadrada y gruesos muros de sillería. Sobre la puerta de entrada se pueden ver los escudos del Emperador Carlos V, del gobernador que finalizó su construcción, el de Tenerife y dos escudos familiares. El más estropeado de ellos probablemente pertenecía a la familia Viña, propietarios de la hacienda de San Juan Degollado.

Castillo de San Miguel

El interior tiene dos amplias salas abovedadas desde las que sube una escalera hasta llegar a la plataforma de vigilancia. La erupción volcánica no afectó a esta fortificación, pero la desaparición de la bahía de Garachico hizo que perdiese totalmente su utilidad. Actualmente alberga un museo sobre la historia de la zona, y abre todos los días de 10 a 18.

Monumento Natural del Roque de Garachico

La erosión marina hizo retroceder la costa hasta que esta formación geológica volcánica se transformó en un islote. Posee escasa vegetación, pero es un lugar de anidamiento de aves migratorias y de alguna especie avícola amenazada cómo el Petrel de Bulwer.

Roque de Garachico

El Roque no se puede visitar, y es simplemente un elemento más del paisaje

Qué hacer en Garachico si tienes más de un día

Las piscinas naturales de Garachico

Sin duda, la Villa y Puerto es famosa por las piscinas naturales de roca conocidas cómo El Caletón. Este brazo de mar de formas caprichosas fue esculpido por el mar y la lava de la erupción volcánica del s. XVII. Cuenta con varias charcas de cristalina agua de mar entre las rocas con nombres tan curiosos como Las Viejas o Los Niños. Estas curiosas calderas se llenan y vacían según sube o baja la marea.

Piscinas Naturales de Garachico

Ruta senderista desde San Juan del Reparo

Punto de partida y llegada: Plaza de Juan González de la Torre

Transporte público partida: Sí, líneas 325, 392 y 460

Transporte público llegada: Sí, líneas 107, 363

Duración aproximada: 1:30

Longitud: 2,7 Km. ida y vuelta

Dificultad: Baja. El camino es una pendiente pronunciada, pero el sendero es ancho y sin pérdida.

vista panorámica

Desde el punto de partida, justo enfrente del Parque de la Puerta de la Tierra, cogeremos un autobús hasta la Iglesia de San Juan Bautista en San Juan del Reparo. Desde allí iremos bajando dejando atrás las casas hasta llegar a un antiguo camino que baja en zig-zag. En algunos tramos todavía podemos ver restos de su empedrado. Durante el descenso además de unas excepcionales vistas de la Villa y Puerto veremos las lavas que sepultaron el puerto de Garachico y sobre las que actualmente crece un pinar. El sendero termina en la calle El Volcán. A la izquierda unas escaleras llevan a la calle Alcalde Perlaza, y de allí llegaremos nuevamente a la Plaza Juan González de la Torre. El colofón de esta ruta es ver la Puerta de la Tierra, único vestigio del puerto de Garachico.

Cómo llegar a Garachico

La Villa y Puerto está en el noroeste de Tenerife. Para llegar al casco urbano desde la capital tinerfeña se debe tomar la TF-5. Luego, en la Plazuela Francisco Alfonso Carrillo de Icod de los Vinos hay que coger la TF-42 dirección Garachico. Se tarda aproximadamente 1 hora.

rincones de Garachico

Para llegar a Garachico en transporte público debes coger el autobús. Si ya conoces las Islas Canarias sabrás que allí se llaman guaguas. Desde Santa Cruz de Tenerife puedes llegar a Garachico tomando la línea 106 o la línea 108 hasta Icod de los Vinos. Desde allí, la línea 363, que viene de Puerto de la Cruz, te llevará a Garachico. El viaje completo dura unas 2 horas y te costará menos de 9 €.

Restaurantes de Garachico

La cocina tinerfeña nos gustó tanto que dedicamos un artículo a dónde comer en Tenerife y a la gastronomía típica de la isla. A pesar de su tamaño, Garachico tiene una magnífica y variada oferta gastronómica. Por desgracia, no conocemos ningún guachinche cerca de la ciudad. Si no sabes lo que es un guachinche, estás tardando en leer nuestro artículo 😉. Aunque no lo probamos, a nosotros nos recomendaron el Mirador de Garachico. Por cierto, este restaurante está en la propia villa, no en el mirador a más de 8 Km.

Dónde dormir en Garachico

Si has leído nuestros consejos para disfrutar de tus vacaciones en Tenerife, ya sabrás que en el norte de la isla es dónde residen los tinerfeños 😜. Es decir, en el norte hay menos oferta hotelera pero las playas son más salvajes y la naturaleza más espectacular.

Abundan los antiguos caserones del casco histórico reconvertidos en hoteles y casas rurales. En el siguiente enlace podrás encontrar alojamientos en la Villa y Puerto para todos los bolsillos.

Ya sabes todo lo necesario para disfrutar de la Villa y Puerto de Garachico así que ¿a qué estás esperando? ¡¡Hasta pronto!!

mapa y mochila en Garachico

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas un alojamiento siguiendo el enlace a ti no te costará más, pero nosotros recibiremos una ayuda para poder seguir viajando 😊.

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.