Castillo de Montségur, visita la fortaleza santuario de los cátaros

A más de mil doscientos metros de altitud, situado sobre un peñón rocoso conocido cómo pog, se alza el castillo de Montségur. La fortaleza domina el territorio del Pays d’Olmes en el departamento francés de Ariège. Sus muros conocieron los lamentos de los últimos cátaros y también albergaron El Grial, o eso nos dice la leyenda. Acompáñanos en nuestra visita a este castillo cátaro para descubrir la verdad.

Castillo de Montségur

Siempre hay que dejar lo mejor para el final. Por eso, el castillo de Montségur fue uno de los últimos «castillos cátaros» que visitamos en nuestra ruta por el sur de Francia. Montségur no es sólo una fortaleza, es un símbolo de la resistencia del Languedoc. Su caída ha inspirado novelas históricas y canciones. A lo largo del artículo encontrarás fragmentos de la letra de Montségur, de la banda de heavy metal británica Iron Maiden. El vocalista de la banda Bruce Dickinson pasó unas vacaciones cerca de Montségur y la historia del castillo y de los cátaros le inspiró para componer esta canción.

En las puertas y las murallas de Montségur
Sangre en las piedras de la ciudadela

vistas desde el pog de Montségur

Sin duda el entorno de Montségur es inspirador

Pinceladas de la historia de Montségur

La historia de esta fortaleza está íntimamente relacionada con la historia del País Cátaro. En la zona ya se alzaba una fortaleza en el s. XII, propiedad de la familia Péreille. Como puedes imaginar, su carácter inexpugnable le valió el nombre de «monte seguro» o Montségur. A comienzos del s. XIII el castillo estaba en ruinas, y la comunidad cátara de Languedoc pidió a Raymond Péreille permiso para establecerse allí y reconstruirlo. A los pies de la fortaleza creció un «castrum», un pueblo cátaro fortificado.

restos del pueblo medieval fortificado de Montségur

restos del pueblo medieval fortificado

Montségur se convirtió en la sede de la iglesia cátara y refugio de los faydits, caballeros y señores del Languedoc castigados por abrazar el catarismo o proteger a los herejes. Pocos años después, el asesinato de un legado pontificio cerca de Arlés desencadenó la Cruzada Albigense contra los cátaros.

Por más de 30 años, los cruzados exterminaron a los cátaros a sangre y fuego por gran parte de Occitania. Finalmente, el asesinato de unos inquisidores a manos de faydits de Montségur precipitó la caída de la gran fortaleza cátara. Se inicia entonces el asedio a Montségur, que duraría 10 largos meses. El duro invierno y el hostigamiento mediante catapultas provocó que los asediados rindiesen la fortaleza. Se calcula que en Montségur había poco más de 500 personas, y que sólo un tercio o un cuarto de ellos eran combatientes. En total Montségur fue asediado por casi 10.000 hombres armados.

Se cree que la guarnición del castillo eran poco más de un centenar de personas

Curiosidades históricas – Los vascos que conquistaron Montségur

Si es que cuando un vasco se propone hacer algo no hay nada que se le resista 😂. La historia nos dice que entre los mercenarios contratados por los cruzados había unos vascos. Estos aprovecharon la noche para escalar la montaña por su ladera más peligrosa e instalaron una catapulta. Este episodio terminaría acelerando la caída de Montségur. La historia es tan buena que resulta ser mentira 😜, aunque la encontrarás en un sinfín de guías.

Como ocurre en otras ocasiones el problema es una mala traducción. El relato original fue realizado por el clérigo y cronista contemporáneo de los hechos Guillaume de Puylaurens. En su «Chronica», escrita en latín, los escaladores son llamados «vernáculos». Esta palabra fue mal traducida en su día por vasco 😲, aunque en latín clásico designa a un esclavo o sirviente doméstico. Probablemente se refiriese a mercenarios locales, a buen seguro de Gascuña por otros documentos de la época. Aunque bueno, «los de Bilbao nacen dónde les da la gana» 😂.

A los cátaros se les da a elegir entre abjurar de su fé o morir. Pocos días después 220 cátaros, entre ellos una niña son quemados vivos, marcando el final de la Cruzada Albigense. Se dice que durante su suplicio, algunos de ellos cantaban. Una estela en el camino de acceso al castillo recuerda el martirio de los cátaros y la entrada de Montségur en la historia.

Quemados en la hoguera por la libertad de sus almas
Permanecer con los cátaros para morir y ser libres

estela de Montségur

El epitafio de la estela reza «Als catars, als Martirs del Pur Amor Cristian», que puede traducirse cómo «Los cátaros, los mártires del puro amor cristiano». Al otro lado aparece una cruz occitana y la fecha de inauguración

La verdad sobre el final de los cátaros en Occitania

El problema de la historia es que a veces incluye algo de propaganda 😂. Aunque Montségur era el enclave cátaro más importante, la última fortaleza cátara cayó más de una década después. Nos referimos al castillo de Niort-de-Sault, hoy en ruinas y alejado de las rutas turísticas. Además, la Inquisición todavía tardaría casi ocho décadas en juzgar y quemar al último cátaro en el castillo de Villerouge-Termenès.

El Castillo de Montségur después de los cátaros

Posteriormente Montségur se convirtió en Fortaleza Real, sólo para caer en el olvido en el s. XVI. Sin embargo, en el s. XIX la tragedia de Montségur fue rescatada del olvido por los historiadores y escritores románticos. No cabe duda que la historia de los cátaros que prefirieron el fuego a abjurar de su fé, desafiando así el poder del rey de Francia y del Papa, parecía hecha a medida del ideal romántico. Precisamente en el s. XIX se acuñó el término pog, derivado de la palabra occitana puèg / puòg para referirse al peñón con supuesta forma de «pan de azúcar» dónde se alza Montségur.

pog de Montségur

A mi lo del pan de azúcar me parece una licencia poética, aunque dicen que visto desde el oeste…

Hoy día, Montségur todavía está impregnado de una atmósfera romántica y es visitado tanto por turistas cómo por los nuevos cátaros del s. XXI. A pesar de ello, conviene recordar que la fortaleza actual no es más que un pequeño castillo francés construido dos años después de la tragedia de Montségur por la familia Lévis, señores de Mirepoix, sobre las ruinas de la auténtica fortaleza cátara.

Las leyendas de Montsegur

Siglos después me pregunto por qué
Qué secreto se llevaron a la tumba

Un lugar tan especial está lleno de leyendas, así que vamos con unas cuantas. Algunas de ellas dicen que en Montségur se refugiaron en el s. XIV los últimos miembros de la Orden del Temple tras su disolución. Esta leyenda ha dado lugar a algunas confusiones, e incluso en algunos sitios leerás que los templarios conquistaron Montségur. Ese dato no es correcto, y no se debe confundir a los templarios con los cruzados albigenses.

cruzados albigenses

El tesoro de la iglesia cátara y El Grial de los Pirineos

Esta leyenda no se refiere a un tesoro oculto actualmente en Montségur, sino a que en su día en la fortaleza se encontraba el rico tesoro de los cátaros. Se sabe que un perfecto cátaro huyó con «oro y plata» durante el asedio. Según se cree su destino fue la comunidad cátara de Cremona, en la región italiana de Lombardía. Además, poco antes de la tragedia de Montségur, cuatro individuos escaparon con un cargamento que supuestamente eran los numerosos textos heréticos de los cátaros.

Pero se dice que el tesoro del castillo de Montségur tenía una pieza única, El Grial 😲. En efecto, los nazis creían que la copa de la Última Cena estaba en posesión de los cátaros. Antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, miembros de las SS lo buscaron en la zona, pues creían que los cátaros nunca lograron sacarlo de Montségur. ¡¡Menos mal que no sabían que el auténtico Grial está en España!! 😂.

El Grial

Para algunos autores El Grial es el cáliz de Doña Urraca, custodiado en la Colegiata de San Isidoro de León

En último lugar, te dejamos una curiosidad más que una leyenda. Cada 21 de diciembre, día del solsticio de invierno, el primer rayo de sol en el horizonte cruza longitudinalmente el castillo. Más asombroso es lo que ocurre el 21 de junio, día del solsticio de verano. Ese día el primer rayo de sol atraviesa con precisión milimétrica los cuatro arcos de la torre del homenaje hacia el noroeste 😲.

Nuestra visita a Montségur

Cómo llegar al Castillo de Montségur

Se puede llegar a Montségur desde Foix o desde Perpignan por la carretera departamental D117 entre ambas ciudades. De la D117 nace la carretera D9, que es la que llega hasta Montségur. Viniendo de Foix se toma la D9 a la altura de Villeneuve-D’olmes, y si vienes de Perpignan a la altura de Bélesta.

Consejos prácticos, horarios y precios del Castillo de Montségur

Puedes dejar tu vehículo en un parking creado en un ensanchamiento de la carretera D9. El aparcamiento es gratuito y no está vigilado. Debes llevar calzado cómodo, agua y dinero en metálico, porque cuando nosotros estuvimos no aceptaban pago con tarjeta. La taquilla no está en el parking, sino en el camino de subida al castillo. Si viajas con perro, puedes acceder con el a Montségur, pero deberá ir con correa. El vuelo de drones sobre todo el municipio está prohibido.

fortaleza de Lévis-Mirepoix

Hay visitas guiadas de una hora de duración para un mínimo de 20 personas. Los grupos de menos personas pueden hacerlas si pagan como si fuesen 20, aunque entre mayo y septiembre los fines de semana hay al menos dos visitas diarias sin suplemento. Puedes reservar tu visita guiada a Montségur en el correo mairie.montsegur@orange.fr.

Subir al Castillo de Montségur

Recordamos el ascenso a Montségur cómo uno de los más duros de entre todos los castillos cátaros que visitamos. Se puede subir en media hora, aunque nosotros empleamos casi una hora porque el día era estupendo y estuvimos disfrutando del paisaje.

cómo subir al Castillo de Montségur

Según se sube encontrarás una placa del escritor francés Maurice Magre. Este autor no sólo fundó la Sociedad de Amigos de Montségur y del Santo Grial, también escribió dos novelas sobre la historia de los cátaros La sangre de Toulouse y El tesoro de los albigenses.

Horarios del Castillo de Montségur

Es posible visitar la fortaleza todo el año, porque sólo cierra el 25 de diciembre o en caso de condiciones meteorológicas muy adversas. Cómo hemos indicado, subir al castillo de Montségur es complicado, y con mal tiempo no es nada recomendable. Entre noviembre y febrero abre de 11 a 16. El resto del año abre a las 10 (excepto en julio y agosto, que abre a las 9) y cierra entre las 17 y las 18. El acceso fuera de ese horario así como la acampada está prohibido y multado. ¡¡Cuidado con incumplir las normas!!.

Es una pena que no se pueda acampar disfrutando de estas vistas…

Precios del Castillo de Montségur

Visitar la fortaleza por libre cuesta 6,50 € en julio y agosto y 5,50 € el resto del año. Hay descuentos para grupos, parados, estudiantes y discapacitados. Los niños menores de 8 años entran gratis. Montségur no está incluido en la cartilla de descuentos del Passeport des sites del País Cátaro por el mero hecho de no pertenecer al departamento de Aude. Cosas de los regionalismos 😡.

La fortaleza

Para poder orientarte mejor durante tu visita, te dejamos este mapa del castillo de Montségur. Debemos admitir que nos decepcionó un poco por varias razones. La primera fue la falta de información existente en la propia fortaleza. Luego el mal estado de conservación, aunque parece que recientemente se ha solucionado. Finalmente, Montségur fue de los últimos castillos cátaros que visitamos. Después de las espectaculares fortalezas que habíamos visto, quizás teníamos Montségur demasiado idealizado.

donjon de Montsegur

donjon de Montsegur

Hoy día, sólo la parte principal de la fortaleza sigue en pie. Se cree que al este habría una torre exenta y en toda la ladera norte y noreste se encontraría el poblado fortificado. El acceso al castillo de Montségur se realiza por la zona suroeste. El patio interior está vacío, aunque hay vestigios de estructuras, posiblemente cuadras y viviendas.

Al noroeste se encuentra la Torre del Homenaje o donjon, actualmente sin comunicación con el castillo. Tiene una cisterna y también se puede ver el tiro de la escalera de caracol hoy desaparecida.

escalera de caracol hoy desparecida del donjon de Montsegur

Si salimos por la puerta nordeste Montségur podemos ver los restos del pueblo medieval.

El pueblo de Montségur

Originariamente, el poblado fortificado de Montségur rodeaba la fortaleza. Después de la caída del castillo de Montségur, se instaló a sus pies una pequeña comunidad. Probablemente se trataba de las familias de la guarnición del castillo, y recibió el nombre de Ourjac. El poblado inicial ni siquiera disponía de una iglesia, y subían al castillo para el culto religioso. En el s. XVI se vuelven a tener noticias de este asentamiento, y ya es llamado Montségur. Hoy día, todavía viven un centenar de personas en este típico pueblo de montaña.

Las calles y casas de Montségur

Algunas viviendas de este pueblo de calles estrechas fueron construidas con piedras del castillo. Las casas se orientan hacia el sol para soportar mejor las frías noches y tienen uno o dos pisos con cubiertas de teja.

Pueblo de Montségur

Église de la Nativité de Notre-Dame

La iglesia de Montségur fue construida en el s. XVI y muy reformada en el s. XIX. Su aspecto es similar al resto de templos de los pueblos del departamento de Ariège. Presenta una espadaña-campanario, cabecera plana y una sola nave. En el interior destaca un retablo del s. XVII y las pinturas murales del coro.

El Museo

El museo está situado en el edificio del Ayuntamiento. En él se encuentran numerosos objetos arqueológicos procedentes de las distintas excavaciones del castillo y sus alrededores. Hay muchas armas, cómo flechas y lanzas, y otros útiles diversos, cómo monedas, dados llaves, etc. A nosotros nos llamó la atención los esqueletos de una pareja que cayó durante el asedio a Montségur. También nos fascinaron las maquetas.
maqueta del castillo de Montségur

La visita incluye un video documental y se puede hacer en una media hora. El Museo de Montségur abre de marzo a octubre de 14 a 17 excepto en julio y agosto, que abre de 11 a 13 y de 14 a 19. Permanece cerrado los lunes y los martes. La visita libre cuesta 2,50 €. Hay descuentos para grupos, parados, estudiantes y discapacitados. Los niños menores de 8 años entran gratis.

Ya sabes todo lo necesario para visitar el castillo de Montségur, la fortaleza más legendaria del País Cátaro. ¿A qué estás esperando? ¡¡Hasta pronto!!

mapa y mochila en el Castillo de Montségur

Estoy solo en este espacio desolado
En la muerte están verdaderamente vivos
La inocencia masacrada, el mal tuvo lugar
Los ángeles fueron quemados adentro

Compartir es maravilloso...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

2 comentarios

  • Así como he leído el título se me ha ido la cabeza al tema de Maiden y lo he puesto de fondo mientras leía vuestro post 🙂
    Una de las rutas que tenemos pendientes en Francia es seguir conociendo la historia y leyendas cátaras. Estuvimos en Foix pero por algún motivo no llegamos a Montségur, quizá por no cuadrarnos el transporte público pero tras leer vuestro post queda apuntado para la próxima.
    Porque aunque os decepcionase un poquillo la visita, lo recomendáis ¿verdad? A mí con toda la historia que tiene detrás ya me atrae. Cátaros, nazis y los rayos de sol durante los solsticios son motivo suficiente 😉
    No conocía el «Passeport des sites»! Ahorita mismo lo buscaré porque tarde o temprano volveremos a viajar. Y sí. Cuando decisiones políticas influyen en temas de patrimonio cultural otros pagamos las incongruencias al querer disfrutarlos.
    Me ha encantado el paseo y toda la información. Una buena lectura con el café en este Lunes de Pascua lluvioso en Brandenburgo.

    P.d. ¿Imagináis tener a Dickinson como profesor de Historia?

    • La visita a Montsegur nos decepcionó por lo que decimos, habíamos visto tanto y tan espectacular que lo teníamos muy idealizado ¡¡lo mismo esperábamos encontrarnos un cátaro allí mismo!!. Además, había muchas zonas a las que no se podía acceder por riesgo de caídas y que ahora están consolidadas. Aun así, la visita fue al Castillo de Montsegur fue interesante,, el pueblo nos pareció una preciosidad y el museo nos encantó. Como curiosidad, comentar que justo al año siguiente, en un mercado medieval en Oropesa nos encontramos varios cátaros (de los de verdad, no eran actores). Nos alegra haberte ayudado a pasar un lunes lluvioso que seguro te ha recordado «a túa terra galega».
      P.D.: Por desgracia Dickinson se dedica más a las ponencias que a dar clases .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: mapaymochila blog de viajes
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: mapaymochila@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.